El fantasma de Santrich enfrenta al Canciller con Néstor Humberto Martínez

El fantasma de Santrich enfrenta al Canciller con Néstor Humberto Martínez

El exfiscal acusa a Álvaro Leyva de haber actuado como vocero de las Farc en el proceso del El Caguán y dice que es el menos indicado para hablar de entrampamientos

Por:
abril 17, 2023
El fantasma de Santrich enfrenta al Canciller con Néstor Humberto Martínez

La palabra “entrampamiento” activa una reacción inmediata en el exfiscal Néstor Humberto Martínez Neira, pues le recuerda las acusaciones que detractores y malquerientes lanzaron en su contra cuando, el 9 de abril de 2018, pidió la captura de Jesús Santrich, uno de los jefes desmovilizados de las viejas Farc. El canciller Álvaro Leyva puso limón sobre la herida al volver a usarla en Washington para pedir que el Consejo de Seguridad de la ONU investigue los ataques que, según él, pusieron en vilo los acuerdos de La Habana.

Impulsado por los resortes de la molestia, Martínez usó su columna dominical de El Tiempo para hacerle una fuerte réplica a Leyva, a quien le atribuyó un impedimento para referirse con neutralidad e independencia al caso Santrich, ya que -afirma- actuó no como mediador, sino como representante de las Farc en los tiempos de los fallidos diálogos con las Farc en El Caguán. En aquella época Leyva se encontraba asilado en Costa Rica y en esas condiciones no estaba en capacidad de actuar en el proceso.

El columnista anunció como prueba un registro que el expresidente Andrés Pastrana guarda de una de sus conversaciones con el jefe máximo de las Farc Manuel Marulanda Vélez, ‘Tirofijo’.

El canciller ha dicho que en Washington habló de “entrampamiento” de manera genérica, sin referirse a Santrich -ya muerto. Personas que estaban en el auditorio lo corrigen y dicen que el jefe de la diplomacia colombiana lo mencionó al consultar en el momento de su intervención un mensaje que le llegó a su celular. Por eso Martínez escribió también que sería importante saber quién le envió el mensaje.

Las controversias sobre el “entrampamiento” se han atizado de manera episódica desde el 15 de mayo de 2019, cuando el entonces fiscal general de la Nación renunció al cargo tras considerar “antidemocráticas” las decisiones tomadas por la JEP mientras Jesús Santrich se encontraba recluido en la cárcel La Picota.

El tribunal puso en duda la legalidad de la captura ejecutada por el CTI de la Fiscalía al pedirle a Estados Unidos copias del expediente con base en el cual pedía la extradición del desmovilizado líder guerrillero.

El tema reviste hoy especial interés porque el caso Santrich es asociado con frecuencia por las disidencias de las Farc como un ejemplo de la “falta de garantías” que llevaron a sus integrantes a romper las amarras que los ligaban a lo pactado en La Habana. Esas disidencias, que prefieren llamarse a sí mismas estado mayor central de las Farc, tienen previsto volver a la mesa de negociaciones con el gobierno de Gustavo Petro el próximo 20 de mayo.

Real o supuesto, el episodio conocido como “entrampamiento” quedó registrado en un video exhibido por medios de comunicación a comienzos de abril de 2018.

En él, Santrich aparecía hablando con otras personas que, según la Fiscalía, eran representantes del cartel de Sinaloa. La conversación aludía presuntamente al envío de un cargamento de cocaína a Estados Unidos que valdría US$15 millones.

Cuando la versión oficial se decantó, se supo que entre los interlocutores de Santrich se encontraban agentes encubierto de la DEA y también Marlon Marín, sobrino de otro exjefe de las Farc, ‘Iván Márquez’.

La reunión se habría producido en la casa de Seuxis Pausias Hernández Solarte (verdadero nombre de pila de Santrich) en junio de 2017, es decir, seis meses después de la firma del Acuerdo de Paz que puso fin al conflicto con las Farc. La situación era grave porque el artículo transitorio 19 del Sistema integral de Verdad, Justicia, Reparación y No repetición establecía lo siguiente: “Cuando se alegue, respecto de un integrante de las FARC-EP o de una persona acusada de ser integrante de dicha organización, que la conducta atribuida en la solicitud de extradición hubiere ocurrido con posterioridad a la firma del Acuerdo Final, la Sección de Revisión del Tribunal para la Paz evaluará la conducta atribuida para determinar la fecha precisa de su realización y decidir el procedimiento apropiado”.

La Corte Suprema intervino para zanjar la situación y dispuso la excarcelación, después de una serie de dificultades que incluyeron una huelga de hambre por parte del detenido y una recaptura después de una liberación inicial.

El 11 de junio de 2019, ya elegido representante a la Cámara, Santrich ocupó su curul en el Capitolio Nacional, pero estuvo allí menos de tres semanas. El día 30 de ese mismo mes se las arregló para eludir a sus escoltas, regresó a la clandestinidad y tiempo después reapareció en Venezuela, donde posteriormente fue asesinado.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no ha decidido todavía sobre la solicitud presentada formalmente por el canciller colombiano. Su respuesta podría ser clave para ambientar los diálogos de paz con las disidencias de la guerrilla más antigua del país.

También le puede interesar: Otro pecado de Jorge Iván Ospina: puso a la ciudad a responder por los pensionados de Emsirva

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Los Gilinski, César Caicedo, Felipe Henao y otros empresarios colombianos que aterrizan en Venezuela

Los Gilinski, César Caicedo, Felipe Henao y otros empresarios colombianos que aterrizan en Venezuela

Por qué Petro comete un error dándole la espalda al petróleo y al carbón, según Amylkar Acosta

Por qué Petro comete un error dándole la espalda al petróleo y al carbón, según Amylkar Acosta

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--