Ese demonio llamado Marbelle

Ese demonio llamado Marbelle

A sus 37 años ha sobrevivido al acoso de un comandante guerrillero, al maltrato de Royne Chávez, su esposo policía y al bautizo social como la reina del mal gusto

Por:
septiembre 24, 2015
Ese demonio llamado Marbelle

El evento con el que el gobierno de Andrés Pastrana daba comienzo del proceso de paz en San Vicente del Caguan tuvo además de la guerrilla y el cuerpo dipliomático en pleno, otra protagonista: Marbelle. Entonces era la novia del coronel Royne Chávez, el jefe de seguridad del Presidente. La cantante del Collar de perlas cerraría la firma del acto que pasó a la historia como el de la silla vacia. A pesar de la frustración y el sabor amargo que dejó  la ausencia del comandante de las Farc  Manuel Marulanda, Marbelle animó el auditorio en el que habían muchos guerrilleros de base a los que les mandó un beso.

Capturado por la cantante, una vez terminado el concierto, Romaña, uno de los comandnantes de las Farc mandó a llamarle a la casa cural de San Vicente del Caguán. Tenía 19 años. Nacida en Buenaventura bajo el nombre de Maureen Belky Ramírez,  de madre modista y padre policía, lo único que sabía era de su habilidad para cantar que había descubierto a los cinco años cuando amenizaba desde bazares de pueblo hasta fiestas de traquetos. Las imitaciones que hacía de Lucha Villa y Ana Gabriel eran memorables.

A la casa cural entró con su madre Yolanda. El guerrillero se refirió a la señora como suegra y con un beso en la mejilla le reafirmó su admiración. La joven no supo bien que decir. Romaña la cortejó sin éxito durante semanas. Su decisión amorosa estaba clara: se carsaría con Royne Chavez.

La ceremonia fue fastuosa con Andrés Pastrana y su esposa, Nohora Puyana como  padrinos. Maureen vivía un sueño. Ella, que de niña vivió el primer traste de Buenaventura al barrio Santa Cecilia de Cali buscando un mejor futuro y creció  bajó la égida de su mamá que la corregía frente al espejo, que estuvo a punto de ser violada por un conocido representante de artistas cuando tenía apenas 10 años;  que vio a su madre Yolanda –esa paisa templada de un hogar de diez hermanos donde la necesidad los obligaba a hacer de todo- , rogarle a Alfonso Lizarazo que le permitiera  participar en Sábados Felices y soportó con estoicismo las burlas que le hacía Alexandra Restrepo por gordita y, sobre todo, por loba, se transformaba súbitamente en una princesa vestida por Hernán Zajar a la que todo Colombia veía casarse en sus televisores.

Foto: Cromos.com.co - Ese demonio llamado Marbelle

Foto: Cromos.com.co

El cuento de hadas se convirtió rápidamente en una pesadilla. Royne Chávez le prohibió cantar y la vigilaba constantemente. Sus problemas legales, que terminaron con una condena de tres años por enriquecimiento ilícito y con su posterior ruina económica que avinagraron su genio llevándolo a desfogarse a punta de golpes a su joven esposa y desocupando botellas de Sello Azul. Encerrada en su cuarto Marbelle pensaba en tiempos mejores.

Estrellita Romántica, así se llamaba hasta 1995, un año antes de que explotase las emisoras radiales con su Collar de perlas finas. Se la pasaba con un discman escuchando a escondidas a los Aterciopelados y a los Fugees. Su mamá la obligaba a escuchar rancheras y despreciaba a esos grupos de moda que para ella no era más que una panda de drogadictos. A Estrellita Romántica le avergonzaba vestirse con esos pantaloncitos ajustados, la escarcha en la cara y las botas hasta las rodillas. Una vez, cuando compartió escenario con sus ídolos de Poligamia, pudo sentir las burlas que despertaba su estrambótica pinta. A pesar de eso Andrés Cepeda, líder del grupo, quedó impresionado por la voz de Maureen y le recomendó a su manager, Luis Olivar, quien en ese momento estaba buscando un nuevo ídolo popular, que escuchara a la gordita que se vestía como La mujer maravilla. El consejo funcionó y un año después Marbelle, como se hacía llamar, vendió 260 mil copias en menos de tres meses, cobraba diez millones por presentación en una época en el que el salario mínimo no llegaba a los doscientos mil pesos y llenaba estadios en todo el continente.

Una década después nadie se acordaba de ella. Al maltrato vino la cárcel para su marido y su ruina económica. Desilusionada y extraviada, con apenas veinticinco años, se enamoró perdidamente de su hijastro. No aguantando más las amenazas que su marido le hacía llegar desde la cárcel, se fue del apartamento a vivir de arrimada, junto con sus dos hijas, a la casa de Yolanda Rayo. Cuando estaba acosada por las deudas y pensaba irse a trabajar de mesera a Ibagué, le llegó la propuesta de RCN, en el 2006, de ser jurado del Factor X.

Sin horizonte claro y cuando estaba dispuesta a ser mesera llegó la propuesta de Facto X - Ese demonio llamado Marbelle

Sin horizonte claro y cuando estaba dispuesta a ser mesera llegó la propuesta de Facto X. Foto: Canal RCN

Entonces, como el Ave Fénix que tiene tatuado en su espalda, renació. Conoció al músico de jazz cubano Sergio Chaple, ocho años menor que ella y se enamoró. Vinieron los discos, una novela sobre su vida, las giras e, inherente a su vida de Diva, el escándalo. Hace poco apareció en una foto fumando marihuana, le preguntaron si la había probado, ella lo negó: “Yo no la he probado, yo FUMO marihuana”. Las señoras bien se echaron cruces ante sus vicios, sus escotes, sus tatuajes y sus amores. El romance con Chaple se terminó y ahora empezó otro con el volante de Santa Fé Sebastián Salazar, quince años menor que ella.

A sus treinta y cinco años Maureen no le teme a nada. Ha vivido cinco, seis vidas y está dispuesta a morir otras tantas. Nada la puede derrotar, ni el escarnio público, ni los excesos, ni mucho menos el buen gusto y seguro no tendría ningún problema, ni pudor de arrepentimiento como ocurre con su pasado que nunca esconde, hablar de Romaña, Henry Castellanos,  hoy vestido de guayabera en La Habana lejos del hombre de camuflaje que la cortejo convencido de que el poder de las armas podía convertirlo en herramienta de seducción.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Los tres productos de Dollarcity ideales para una cita con su novio; van desde los $8 mil

Los tres productos de Dollarcity ideales para una cita con su novio; van desde los $8 mil

El lugar en Bogotá donde venden los originales ‘bubble tea’ hechos por asiaticas

El lugar en Bogotá donde venden los originales ‘bubble tea’ hechos por asiaticas

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--