El crepúsculo de los dioses

El crepúsculo de los dioses

Con elecciones regionales en ciernes, quienes se preparan para dejar sus cargos se enfrentan ahora con las consecuencias de su gestión, ya sean buenas o malas

Por: DIOGENES ARMANDO PINO SANJUR
enero 18, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El crepúsculo de los dioses
Foto: Leonel Cordero / Las2orillas

Han transcurrido 3 años desde que el pueblo en su infinita sabiduría depositó su confianza para que rigieran sus destinos. En muchos casos existe inconformismo, malestar y  decepción por su decisión. En otros casos existe satisfacción, alegría y complacencia por haber escogido la mejor opción para su territorio.

Son muchas las adversidades que han tenido que sortear los actuales mandatarios y que pudieron inferir en su buena gestión: pandemia, estallido social, decrecimiento económico, catástrofes naturales, entre otras. Sin embargo, en varios situaciones, también existió desconocimiento de lo público, desorden administrativo o falta de gestión, las cuales llevaron a que las administraciones naufragaran.

No obstante, en medio de este panorama, encontramos gobernantes que realizaron bien la tarea, administraron con sus comunidades, y pensaron en el bien general y no en el personal. Con ello trajeron las satisfacción de muchas necesidades, el mejoramiento de las condiciones de vida y el bienestar de sus administrados.

Al asumir su mandato, tomaron una decisión vital para su gestión, como fue la escogencia de su gabinete, el equipo que a su lado trabajó para que las propuestas plasmadas en su programa de gobierno se transformaran en realidad y para que su plan de desarrollo recogiera el sentir de un pueblo que anhelaba progreso y desarrollo.

Para que esto fuera posible no solo hizo falta escoger personas idóneas y capaces, sino que estas trabajaran en equipo, delegaran funciones y depusieran el ego para escuchar, recibir recomendaciones y opiniones que pudieran distanciarse de su pensamiento. De lo contrario, todo habría sucumbido, se habría vuelto un caos y la gestión se habría convertido paquidérmica.

Cabe anotar que en muchos casos los gobernantes alejaron a sus aliados que se atrevieron a controvertirlos, advertirlos y criticarlos. Se dejaron seducir por las adulaciones, los comités de aplausos y los “nuevos amigos” que llegaron a alabar, felicitar y aprobar toda decisión y gestión realizada, sin importar si era conveniente, si se encontraba dentro de los parámetros legales o si con ella el administrador estaba salvaguardando su seguridad jurídica y el bienestar de su gente.

Fue así cómo muchos mandatarios perdieron el rumbo, lo que llevó a que su administración no despegara, fuera a la deriva, perdiera credibilidad y se concentrara más en atender y desvirtuar las críticas, denuncias y ataques que en cumplir la función constitucional y legal que le correspondía. Cabe aclarar que en algunos casos se montaron cortinas de humo, se persiguieron y torpedearon administraciones para sacar provecho político y desacreditarlas.

Entrada la recta y viendo cómo despunta el sol a sus espaldas, unos pueden voltear hacia atrás y mirar con satisfacción una gestión que redundó en beneficio de su comunidad. Mientras tanto, otros siguen ciegos, creyendo que fueron los mesías que salvaron a su pueblo; y otros, en menor grado, recapacitan y quieren recomponer el camino para no ser condenados por la historia como unos pésimos gobernantes.

La verdad es que todos son conscientes de que su gobierno llegó al final; que las comunidades los juzgarán por su actuar, decisiones y gestión; y que habrá quienes con beneplácito y regocijo los seguirán recordando y apreciando, como a otros los sumirán en el olvido, abandono y desconocimiento (esos posarán nuevamente los pies sobre la tierra y entenderán que son unos simples mortales, que jamás fueron dioses y que fueron elegidos para servir, no para ser servidos).

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Nota Ciudadana
Terapia asistida: cuando perros y caballos 'curan' a víctimas de violencia o niños discapacitados

Terapia asistida: cuando perros y caballos 'curan' a víctimas de violencia o niños discapacitados

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--