De frente a la pandemia

De frente a la pandemia

La crisis originada por el coronavirus ha puesto a prueba a las empresas. Estas han tenido que aprender esta máxima: hay que adaptarse al cambio para poder sobrevivir

Por: Eddie Vélez Benjumea
agosto 21, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
De frente a la pandemia
Foto: PxHere

Durante estos cinco meses que ha golpeado la pandemia, el coronavirus ha sido un elemento diferenciador que ha expuesto a las compañías, sociedades y personas más fuertes y mejor consolidadas del mercado.

Algunas se han ido lanza en ristre a la quiebra, lastimosamente, dejando a decenas de miles de personas a la deriva, sin el trabajo que antes les daba de comer y con sueños truncados que quedaron flotando en un mar de incertidumbre gélido y zarrapastroso.

El compromiso de las empresas, las buenas prácticas de bioseguridad, el seguimiento de las normas actuales, pero, sobre todo, el esmero por cuidar de los suyos y el perrenque diferenciador han sido algunos elementos que, ante la penumbra, abren paso por esa cortina gris del caos que la pandemia ha traído a diestra de Dios padre.

Una de esas empresas que hoy se destacan por su labor en tiempos de crisis es la icónica Pastelería Santa Elena, una compañía que con su creatividad y la disposición de sus valores ha podido encontrar soluciones innovadoras para los desafíos diarios que han significado las medidas sanitarias tomadas por el gobierno nacional, regional y local.

Esta compañía de origen paisa se caracteriza por preservar la gastronomía colombiana, logrando aunar esfuerzos con sus empleados y aliados de una manera incansable en esta época de crisis económica y social por la que el mundo se ve obligado a atravesar.

Uno de los escenarios más difíciles por los que ha pasado la compañía es el cierre inminente de sus tiendas en los aeropuertos, unos de los más grandes canales de ventas; sin embargo, las ideas óptimas que han seguido les han servido para diversificar canales y generar ingresos que les permitan compensar los cierres en estos sitios estratégicos.

Para Sandra Callejas Uribe, gerente comercial y de mercadeo de la empresa, “el panorama poscovid significa volver a volar, y esa es la oportunidad para retomar el 100% de nuestra operación. Como respuesta a la nueva normalidad hemos implementado los foresights poscovid, haciendo gala a nuestros valores. Nos hemos adaptado, modificando productos y protocolos de servicio que refuerzan la bioseguridad de nuestra compañía”.

La resiliencia es uno de los valores más prominentes de la compañía, de hecho, apuntan a este siguiendo los pasos de su fundadora, quien con más de 50 años inició el rumbo del emprendimiento en la gastronomía antioqueña y precisamente en medio de una crisis que golpeó a aquella Medellín de antaño, que solo dejaba salir adelante a gente pujante que luchaba por sus convicciones.

Pastelería Santa Elena, así como la mayoría de negocios que hoy han tenido que migrar a nuevas estrategias de venta, ha encontrado un aliado perfecto a la digitalización de su mercado, encontrando en las plataformas digitales un aliado perfecto para la venta de sus productos, incluso en los advenimientos estarán prestos a exportar sus productos a Puerto Rico, llevando lo mejor de la gastronomía colombiana a representar y deleitar el paladar de personas que están ansiosas por conocer nuestra cultura culinaria.

Adaptación al cambio

Para lograr la adaptación a este cambio abrupto actual la compañía se permitió entender el mundo digital y hacer que su equipo, encabezado por la gerencia, recibiera formación en canal digital, logrando un diagnóstico de lo que debían mejorar y proseguir con su trabajo sobre esa línea para el mejoramiento de sus procesos comerciales.

La compañía se ve, en un panorama poscovid, como una versión mejorada de lo que actualmente son. Una empresa que durante la crisis se ha permitido fortalecer sus vínculos y trabajar todos los días en confinamiento crudo, tratando ser mejores, para seguir deleitando mesas con los sabores de Colombia.

El tratamiento físico en sus tiendas ha tenido que afrontar una transformación digna de protocolos exhaustivos, los clientes, así como en todos los tipos de negocios, han tenido que acostumbrarse a ello; sin embargo, el trato amable de sus empleados no ha cambiado, mostrando siempre el mejor rostro a sabiendas del panorama actual.

Aprender a tomar decisiones en medio de la incertidumbre ha sido un factor de dificultad para la compañía, aunque no lo ve como el acabose, pues sus esfuerzos se concentran en seguir adelante con sus puntos de venta, continuar ofreciendo grandes experiencias de usuario en sus canales digitales y físicos, y demostrar por qué, aún durante la pandemia, son un referente de esfuerzo, dedicación y adaptación ante las crisis.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
La importancia vital de la comunicación en la resolución de conflictos y la construcción de paz

La importancia vital de la comunicación en la resolución de conflictos y la construcción de paz

Nota Ciudadana
La nueva desvalorización de lo humano

La nueva desvalorización de lo humano

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--