El cura odiado por los sobrevivientes de Armero terminará de santo

José M. Ramírez "maldijo" a la ciudad por ser liberal. 60 años después de su muerte el Papa lo beatificará a pesar de la resistencia de los testigos de la catástrofe

Por:
septiembre 07, 2017
El cura odiado por los sobrevivientes de Armero terminará de santo

Desde 1985 no sonaba el cura José María Ramírez, se dijo por aquellos meses de la catástrofe  que su maldición  era la que había acabado con  el pueblo. La culpa no era de la ineptitud del gobernador Alzate, ni del presidente Betancur. Se olvidaron de los estudios de los geólogos y vulcanólogos, la culpa la tenia el cura y nadie más. Muchos camanduleros e ignorantes opinaron así.

Y especularon hasta más no poder: que es que al cura le volaron la cabeza de un machetazo  y jugaron futbol con ella y que lo dejaron tendido en el  parque Los Fundadores  al que luego llegaron las  prostitutas del pueblo  y lo recogieron para llevarlo al cementerio, que esto era un castigo. E inventaron frases  como que antes de morir dijo que sobre esta tierra lloverá fuego y piedras y  que no quedará piedra sobre piedra, etc y etc.. En fin la gente con fe y otros de mala fe, justificaron o defendieron su muerte. Y en cuanto a la tal maldición, de esta no hay pruebas. Si de su recalcitrante odio a los liberales y de un testamento  elaborado el mismo día:  “ De mi parte, deseo morir por cristo y su fe. Al Excmo.Sr. Obispo inmensa gratitud , porque sin merecerlo me hizo Ministro  del Altísimo, sacerdote de Dios, y para el pueblo , hoy de  Armero (sic), por quien quiero derramar mi sangre… “. Cierto es que su  su cadáver  fue llevado  en las horas de la noche del mismo día de su asesinato  en un camión de la Hacienda El puente, conducido por Pacífico Prieto, como consta el expediente. Es arrojado medio desnudo a una cuneta cercana a la puerta del cementerio. Al otro día, el domingo 11 de julio  lo entierran tal cual estaba, diez días después le hacen la autopsia, lo ponen en una caja y lo vuelven a enterrar. A los 22 días vinieron familiares  de la Plata Huila,  quienes se llevaron sus restos  para  sepultarlos en su tierra natal.

Godo sí, mártir no

Y ahora vuelve a sonar porque está en lista para  ser beatificado   en su visita a Colombia por  el Papa Francisco. Para tantear un poco las opiniones de los armeritas, que en su mayoría son  directos y frenteros,  he lanzado  tímidamente la siguiente pregunta en el grupo de la Fundación armando  Armero de Facebook: ¿Alguna opinión acerca de la decisión del vaticano de reconocer el martirio y beatificar al cura que ofició en Armero en 1948: Pedro María Ramirez Ramos. ?

La mayoría está coincidiendo  en que es un inmerecido homenaje. Sólo un miembro habló de maldición  hoy día, pero no afirmando, los demás opinan en que no  lo deben beatificar, que no se merece esta categoría  de la iglesia católica. Cierto es que jamás escuché que este  cura fuera una buena persona y No por ser conservador. Quiero dejar claro  también que no justifico su muerte,  ni ninguna muerte violenta. Si hubiera vivido en Armero en esa época, con seguridad hubiera sido Gaitanista y católico también,  y hubiera  hecho lo posible  por evitar su muerte. Tampoco estoy de acuerdo en que sea un mártir y en que sea beatificado. Seguramente le traerá algo de turismo morboso a Armero, o si se  cuenta bien la historia, atraerá un turismo más responsable. Algo que deberá organizarse éticamente, para que  sea el visitante  el que  se forme su propio criterio.  En  la Plata Huila, tienen un museo , un  vistoso mausoleo y esa ciudad sin duda será la más feliz  de  su beatificación. Tristeza para los estudiantes de los colegios  y nuevas generaciones a quienes le cuenten  una historia acomodada y le digan que fue un mártir de la fe, tamaña mentira, cuando en realidad lo fue del partido conservador.

El rosario más bonito del barrio
Preocupa esta beatificación, que da lugar a afirmar que el clero colombiano sigue  siendo recalcitrantemente conservador y antiliberal. En los años 40 en Armero, el cura Ramírez en sus sermones predicaba en contra de los  liberales. Ya llevaba dos años insultando y provocando  a liberales y a gente humilde y campesinos del común,   recibió la parroquia el 10 de julio de 1946 y   como sabemos la dejó el 10 de abril de 1948,  hasta ese día desde   el púlpito no se volvió predicar odio contra los liberales. No hay que olvidar que el Obispo de Ibagué declaró a la población por seis meses en entredicho. Tampoco hay que desconocer que fue piadoso  y  que andaba con su rosario  todo el tiempo. Como la mayoría de  gente   hoy día  carga  un dispositivo celular respondiendo chat, Ramírez así  rezaba el Rosario, pasaba las cuentas en sus dedos con los que señaló a los Gaitainistas,  cerca de sesenta cuentas, como se llaman las pepitas que tiene un rosario.

Porqué esta insistencia  del clero colombiano, porqué este desconocimiento garrafal de la historia. Imagino que el Papa Francisco  dirá sí, simplemente, porque desconoce la historia de la violencia conservadora y liberal de Colombia y también desconoce estos hechos. Quién le podrá decir, que no fue un  mártir de la Fe, que José María Ramírez, no fue como  Santa Teresa Benedicta de la Cruz, San Bartolomé o Juana de Arco. Le vendría mejor a la memoria Armero que el papa ayudara a los familiares  de los niños perdidos de Armero, que al menos nos  recibiera. Estos  fueron adoptados, por conductos regulares  o irregulares o literalmente robados de la misma ciudad  donde ahora quieren beatificar a alguien sospechosamente  mártir.  El papa Francisco sí  conoce muy de cerca el drama de la Abuelas de Mayo de Argentina su país natal, algo parecido a lo que padecen estas familias de Armero desde hace 32 años. La investigación  niños perdidos de Armero, merece su bendición, apoyo y la del clero colombiano. Vale la reiteración: esta beatificación es  una decisión católicamente incorrecta.

“Pidamos a Dios el martirio”

En las jornadas de memoria  sobre eventos de Armero que realizamos durante varios años, en una tarde de cervezas con los viejos sabios: Hugo Viana, Armando Parra y Jorge Melo, los tres fallecidos, tocamos el tema del cura Ramírez. El más informado de los tres era Hugo porque generosamente sacaba  del bolsillo de su chaqueta gris a rayas  fotocopias de una juiciosa investigación  que acuñó en su libro.. “Armero, su verdadera historia”. Allí pudimos leer piezas del proceso que inicio la Alcaldía de Armero el 19 de abril de 1948, contra Camilo Bocanegra y otros. También esgrimía como trofeos ,  documentos del Consejo  de guerra verbal del catorce de julio de 1948 en Bogotá, en fin no hablaba por hablar,  lo mismo que Armando y Jorge. Pues estos dos últimos , tenían su saber y conocimiento de su pueblo que habían vivido y recorrido gran parte de su vida.

No escuché ninguna frase que elogiara  la gestión de Ramírez. Eso sí, Reprochaban la violenta  muerte  del cura que vivió 48 años, 5 meses, y 18 días. Tenía de sacerdocio 16 años, 9 meses y 20 días.  Era antigaitanista y desde su púlpito habló mal de los seguidores del caudillo. Esta vez  su hija Gloria  Gaitán tiene toda la razón.

Al fin cómo murió ?.También presentía que su muerte iba a ser trágica como lo dijo en la iglesia de Fresno de donde vino: “ presiento que mi fin será trágico “. Más apartes del  libro El mártir de Armero  del sacerdote jesuita Daniel Restrepo, consignan fases como esta : “ para ser mártir , no es menester ir a tierra de misiones”, “ me he ofrecido victima por la iglesia y por la patria”, “pidamos a Dios el martirio”, “el sagrado corazón me va a hacer mártir”,  en fin,  este tipo de frases las mencionaba con frecuencia  a sus compañeros del sacerdocio y feligreses. Pero la que  más llama la atención es la siguiente pronunciada en  Semana Santa predicando en Armero: “Si yo muero a manos de mis feligreses , ofrezco mi vida por mi parroquia”.  Sus frases caían  tan duro como los machetazos que le propiciaron su muerte el 10 de abril entre las 4 y 5 de la tarde.

El 9 de abril,  el rumor de  que en la iglesia y la sacristía  de Armero, los conservadores tenían guardadas  armas y bombas  que podrían ser utilizadas contra el pueblo y  los liberales, cobró tanta fuerza, que varios armeritas  ingresaron a la fuerza a la iglesia y el convento a revisar y confirmar  esta caleta. No encontraron nada.

El 10 de abril  varios conservadores se atrincheraron en la iglesia  con armas y de dónde se escucharon explosiones , lo que confirma  el cuento de las bombas. Mientras tanto gente humilde  del pueblo  sacan de su  funda los machetes y se  amotinan en la puerta de la Iglesia. El cura que se había refugiado en la casa de la señorita Cecilia Torres, que colindada con la casa cural, es descubierto por Camilo Leal Bocanegra , quien lo  conduce  por la calle 11 hacia el Parque. Allí  está la gente  del pueblo y lo cogen a machetazos. En autos rendidos el 2 de  mayo en los folios 66v. a 69,el primer machetazo lo profirió el señor Alonso Cruz Ayala.  Declaraciones van, declaraciones vienen acerca de  la violenta muerte y se resuelve: “ Condenar al  señor Camilo Leal Bocanegra , alias “mano de ñeque”, cuyas condiciones  personales son conocidas en el expediente, a la pena de veintiún años, cuatro meses de presidio, como principal y a los accesorios correspondientes,  por los  delitos de asesinato, asonada y daño en cosa ajena , de que tratan los artículos 363, 144 y 426 del código penal respectivamente. La pena será descontada  en el establecimiento carcelario que determine  el Gobierno.  Condenar  a   José Yesid Chavarro, a la pena de veinte años, cuatro meses, veinticuatro días de presidio, pro el delito de asesinato que trata el artículo 363 del código penal. Condenar  a Alonso Cruz Ayala, a la pena de veinte años, cuatro meses veinticuatro días de presidio también por delito de asesinato. Condenar a Arturo Giraldo  alias el loco, a la pena de veinte años , cuatro meses , veinticuatro días “.

Hubo absueltos, otros condenados a menos tiempo, pero no es como dice la leyenda que este delito quedó impune. La penas fueron  fuertes para la época. Actas que fueron firmadas  por el Tte. Cor. Rafael Calderón R, (presidente del Consejo), Pedro I. Rincón C (vocal ) Cap.  Carlos Rodríguez  (vocal ), Sbtte.  De , Navio. Nestor Ospina M. (secretario ).

Trago  y putas

Armero era un pueblo liberal, de 12 concejales , casi siempre  el concejo tuvo diez representantes liberales, uno conservador y uno de la izquierda. En 1948 tenía nueve concejales,  siete liberales, un comunista y un conservador.  También fue liberal en sus ideas  y en su cotidianidad. Esto se advertía en la tolerancia, su visión de mundo, su progreso no sólo en  los  renglones agropecuario sino en lo cultural.

En una ciudad dónde hay plata, siempre habrá trago y putas. Pero también museos, clubes sociales , buenos colegios y hasta sede  de universidades como la tuvo Armero, hace 32 años. Eventos que la diferenciaban  de ciudades hoy tan importantes como Honda y Mariquita, sus vecinos. Sin lugar a dudas fue la ciudad más importante del Tolima en la época de los 80, después de su capital Ibagué.

Ojalá  Colombia recuerde  esto y  también que la catástrofe como sabemos se hubiera podido evitar. También, que Armero no fue un  pueblo matacuras, le dio su cura a un cura  que odiaba a los liberales, delito que  pagaron su autores  y que obedeció  a una época  lamentable de Colombia, como tantas  que seguimos teniendo.

*Director de  la Fundación armando Armero.

Periodista y Magister en políticas culturales y desarrollo.

-Publicidad-
0
12641
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La peregrinación a la tumba de Omaira en Armero

La peregrinación a la tumba de Omaira en Armero

El desesperado alcalde de Armero que nadie escuchó

El desesperado alcalde de Armero que nadie escuchó

En firme beatificación de obispo de Arauca y el polémico cura de Armero

En firme beatificación de obispo de Arauca y el polémico cura de Armero

Nota Ciudadana
Así la esposa de Armero se retracte y Andrea Guerrero no asista, sigue el plantón

Así la esposa de Armero se retracte y Andrea Guerrero no asista, sigue el plantón