Cuando la democracia cambia sutilmente y se convierte en una dictadura

Cuando la democracia cambia sutilmente y se convierte en una dictadura

De 195 países que hay en el mundo, solamente 32 son dictaduras. Es decir, 16 por ciento del total de los países. Sin embargo, también hay dictaduras veladas

Por: Nestor Ramirez
febrero 11, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Cuando la democracia cambia sutilmente y se convierte en una dictadura
Foto: Pixabay

No se declara responsable a la persona que padeciera, en el momento de los hechos, un trastorno psíquico o neuropsíquico habiendo abolido su discernimiento o el control de sus actos

¿Por qué una democracia puede volverse dictadura?

El régimen democrático corresponde a 163 países hoy sobre la tierra desde hace aproximadamente un siglo. No nos equivocaríamos pensando que es la forma de Gobierno que predomina en la Tierra. 163 países sobre 195 son democracias.

En verdad lo que ocurre es que la definición etimológica de la palabra democracia no es utilizada por 95 % de la población o más. El solo hecho de repetir que la democracia es el derecho a votar se multiplica a tal punto que 9 de cada 10 ciudadanos piensan que democracia es solamente votar, olvidando que igualmente cada ciudadano tiene derecho a ser elegido.

La principal razón para defender la democracia en realidad es un argumento falaz; puesto que se le dice democracia a un régimen neoliberal; es decir, que bajo la promesa de libertad individual y de expresión se está en realidad controlando la población. Sabemos que en un país como Francia 3,86 % de las personas tienen diploma universitario; sabemos que en un país como Francia, en donde la democracia es fundamental, 348 personas en el Parlamento tienen derecho a votar las leyes. Excepto que muchos documentos con puntos y comas redactados por baterías de abogados de las grandes empresas internacionales 8 o 10 meses más tarde se encuentran bajo forma de leyes en Bruselas y en París.

Estos tipos de gobiernos tienden a aparentar fuertes salvaguardas para los derechos personales, como la libertad de expresión. Todo el mundo tiene derecho a opinar en los países democráticos, pero la opinión solo cuenta para quienes deciden; para quienes crean, votan y hacen cumplir las leyes.

Estamos frente a un nepotismo hegemónico que termina por fragilizar la noción de democracia y, por ende, destruye en sí mismo este sistema que bien aplicado es ideal. Muchos países como Venezuela, Nicaragua y Egipto han perdido su democracia durante el último siglo.

La democracia engendra la dictadura

La dictadura termina por controlar un país. Por experiencia, la polarización es uno de los peligros mayores para que una democracia se transforme en dictadura. Cuando los grupos políticos de ideología diferente dejan de tratar de trabajar juntos, unir energías en favor del progreso de la nación. Cuando la clase política por hegemonía si acostumbran a derivas como la corrupción, los malos manejos, olvidándose de la gestión de la justicia surgen inconformismos, insatisfacciones que evolucionan hasta la creación de grupos subversivos y de terrorismo.

Desde luego, estos grupos causan fragilidad en el Estado de derecho y, en algunos casos, terminan por dar un golpe de Estado y controlar el país es el caso de Nicaragua con el sandinismo; es el caso de Cuba con Fidel Castro y de Venezuela con Hugo Chávez.

Infortunadamente, por corrupción y malos manejos el pueblo en un momento dado comprende que el sistema ya no funciona, y esto es un peligro mayor para la democracia.

Al final de cuentas, las élites militares oficiales pueden sentir qué las élites burguesas en el poder ya no satisfacen la función y en este instante ocurre el golpe de Estado, convirtiéndolo en una dictadura. La otra manera conocida consiste en llegar al poder por el medio democrático; es decir, por la vía del sufragio y cambiar las leyes, la Constitución, luego, una vez en el poder, para convertirse en una autocracia o dictadura. Difiere de la democracia que es ligeramente diferente, realmente se suspende la libertad de expresión y los derechos humanos dejan de ser respetados.

Efectos de la miseria en la radicalización

La presencia de grupos de interés de partidos políticos son un elemento indispensable fundador de la noción de democracia. La clave de este funcionamiento ideal está en el consenso, que termina por satisfacer los intereses individuales de cada grupo, de cada representante en los grupos. La polarización es un estado en el cual los grupos ideológicos y políticos no llegan a acuerdos consensuales y generan demasiada tensión al punto que es la democracia la que termina pagando las consecuencias. Es cuando un grupo intenta dominar a otro que la situación es más peligrosa para que la democracia se transforme en dictadura.

Tenemos una particularidad, en la cual la democracia sufre: cuando hay una situación económica, una crisis, como en el caso de 2008, cuando la fragilidad de las instituciones y de la economía desarrollan fenómenos como la devaluación, la inflación, y en esos instantes las democracias están en situaciones demasiado frágiles.

Existen personas sin escrúpulos que abusan de este tipo de situaciones y fue el caso para Alemania después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), puesto que en octubre 1929 ocurrió la crisis económica mundial y esto fue uno de los factores que originó la Segunda Guerra Mundial.

Cuando las democracias tienen una fortaleza importante, en el caso de los países desarrollados y particularmente en el caso de Francia, de Alemania, de Holanda (entre otros países), pueden haber otras variantes a la dictadura y es el surgimiento de grupos de extrema derecha que abusan de la ignorancia del pueblo prometiendo luchar contra un enemigo imaginario, que es la inmigración.

Y es un enemigo imaginario, puesto que la inmigración no es la enfermedad sino un síntoma del problema global que es la mundialización en donde los países pobres son explotados se extrae las riquezas que se pagan a precios de risorios para hacer transformación en las grandes potencias y devolver productos a gran valor agregado que evidentemente los ingresos de países pobres no permiten de adquirir fácilmente.

Esta diferencia de ingresos entre países pobres y países ricos crea insatisfacción, dudas y deseo en muchas personas, que finalmente deciden de arriesgar inclusive la vida en el Mediterráneo, atravesando en embarcaciones de fortuna en las cuales miles de personas mueren tratando de llegar a un paraíso como lo es para esta pobre gente los países europeos.

Lamentablemente, en países como Holanda, Alemania y Francia existe 25 % de la población en capacidad de votar, es el caso de Francia, que por falta de conocimiento o por ignorancia de la geopolítica creen que la inmigración se puede suprimir eligiendo una persona que les promete, lo que en realidad es imposible sin considerar otros fenómenos que son los causales de que miles de personas pobres traten de llegar a Europa.

La extrema derecha es una variante muy próxima de la dictadura. Se gobierna generalmente a través de medios autoritarios.

El costo para las poblaciones en el caso de elegir personas de extrema derecha o dictadores, es la pérdida de muchos derechos que solo son posibles en democracia.

La fobia de las élites

En algunos casos, la élite económica si encuentra insatisfecha del funcionamiento del Estado y esta es igualmente una causa de peligro para la democracia. Este fenómeno es curioso puesto que la élite económica puede, en un instante dado, incluso sentir temor por la pérdida de sus privilegios y este temor se transforma en sentimientos como el odio, la discriminación, la intolerancia hacia las clases mayoritarias, que son las clases populares.

Recordemos que la energía necesaria para el desarrollo el crecimiento de un territorio debe ser conjunta entre las ideologías entre las clases sociales en lo que Adam Smith llamó la mano invisible. De lo contrario, la consecuencia que castiga las tendencias de sesgo ideológico es la dictadura o incluso que un grupo social, por tanto mayoritario porque las clases populares y obreras son un total de más de 85 % de la población de cualquier país. Estas clases solo se mantienen silenciosas debido exclusivamente al desconocimiento de la definición etimológica de democracia.

En la Alemania de los años treinta lo que ocurre es que la democracia es usada contra sí misma. Ya sabemos lo que esto implica con todas sus consecuencias para la historia de la humanidad.

Hoy en día, una persona normal y corriente, una persona con nivel universitario, no puede desde ningún punto de vista disponer de un discurso sesgado, desde el punto de vista ideológico.

Hoy en día sabemos que la socialdemocracia funciona perfectamente y los habitantes de países cómo Bélgica, España, Francia, Alemania, los países escandinavos, pueden dar testimonio del funcionamiento eficiente de la democracia en lo que ahora se llama socialdemocracia.

Para nadie es un secreto que el sistema financiero, por ejemplo en la ciudad en Londres, en un solo día hace transitar el equivalente de 5 veces el P.I.B. de Inglaterra. Para nadie es un secreto que la realidad del sistema financiero gobierna hoy de todas maneras en todos los países de la tierra.

La realidad entonces es que solo 16 % de los países del mundo no podrían ser responsables de la situación económica mundial y, en particular, podemos citar el fenómeno de inmigración incluso venezolano o el de la frontera entre México y los Estados Unidos, o el sistema de inmigración que hace que miles de personas se ahoguen en el Mediterráneo.

Es, pues, según esta realidad, un discurso cínico, un discurso hipócrita, un discurso sesgado, utilizado cuando se trata de acusar una ideología de ser responsable de lo que en realidad conocemos por información global; está causado por quien gobierna al mundo a partir del sistema financiero mundializado.

El discurso de polarización, de odio, de discriminación, es pues peligroso para la democracia de la misma manera en la misma medida que lo es la corrupción y, en general, la mala administración de cualquier país.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
En el Caribe comes o pagas energía

En el Caribe comes o pagas energía

Nota Ciudadana
Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--