¿Alguien quiere pensar en el diablo? Él también se cansa de tener la culpa de todo

¿Alguien quiere pensar en el diablo? Él también se cansa de tener la culpa de todo

La palabra Halloween es una contracción de la frase ‘All Hallow’s Eve’ que significa “víspera de Todos los Santos” y la instauraron papas de hace 1400 años

Por: David Fernández
octubre 31, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¿Alguien quiere pensar en el diablo? Él también se cansa de tener la culpa de todo

Este lunes 31 de octubre habrá día de Halloween, y para algunos el diablo estará suelto detrás de los disfraces, las calabazas y las máscaras.

Según este grupo, los ritos satánicos y los sacrificios humanos estarán en el orden del día. Pero para otros habrá celebración. Los niños saldrán a pedir dulces con sus calabazas, cantarán Triqui-Triqui Halloween y se pondrán múltiples disfraces.

Analicemos desapasionadamente las razones que le asisten a quienes ven el Halloween como una fiesta del diablo. 

Lo primero que debo decir, es que la razón por la cual hemos estigmatizado el Halloween con esa connotación, es por la manía perniciosa de condenar como diabólico todo aquello que vaya en contra de nuestra religión.

Esta actitud proviene, básicamente, de dos hechos muy particulares en la historia que han influido en el comportamiento humano, sobre todo cuando tratamos de hacer juicios religiosos:

  1. La posición dualista entre el bien y el mal; representado por Dios y el diablo
  2. La herencia de la Inquisición española, que combatió con ferocidad las supuestas herejías y las presuntas brujerías de todos aquellos que no estaban en el radar del catolicismo.

Esta herencia condenatoria todavía pervive como un componente cultural, y la usamos incluso en la política. Los iraníes musulmanes, por ejemplo,  que ejercen el poder en ese país, han considerado a EE. UU. como "el gran Satán".

Hugo Chávez dijo que George Bush era el diablo. Y cuando habló en la ONU, irónicamente, y con una sonrisa maquiavélica, expresó que el auditorio olía a azufre, toda vez que quien lo había precedido en el uso de la palabra era el presidente de los Estados Unidos.

De allí que somos presa fácil para montarnos en el bus de la condena diabólica sin tener en cuenta los datos que ofrece la historia, la propia biblia, el sentido común y la razón. 

Comencemos con la biblia.

Si una persona dice que el Halloween es una celebración diabólica, aquí comenzamos con el primer problema, pues el "Diablo" no es otra cosa que un invento de la edad media que la religión cristiana aprovechó para otorgarle su propio libreto.

En la versión cristiana, el diablo es un ángel caído que montó rancho aparte con una legión de demonios; funge como jefe de la oposición de la Divina Providencia y, según el Apocalipsis, algún día será vencido en una batalla tipo Hollywood.

Cosa contraria a lo que es Satanás, pues el Antiguo Testamento le da las siguientes características: no es un ángel caído; no tiene su propia soberanía de maldad; está al servicio de Dios y jamás será derrotado.

Revise con cuidado el libro del A.T. y verá con claridad la distinción de ambos personajes. Le dejo como tarea que lea Ezequiel e Isaías, libros que han tomado algunos círculos cristianos para decir, sin razón alguna, que estos textos se refieren al  Diablo, Satán o Lucifer.

No señores: allí está bien definido quienes son los destinatarios, el rey de Babilonia y Tiro

Así que no podemos condenar una fiesta como diabólica si lo hacemos con un personaje inventado. Es como si mañana creyéramos en Joselito Carnaval como un personaje real. O cuando creemos que la Virgen del Carmen es un espíritu diabólico que incita al alcoholismo, solo porque ese día muchos se emborrachan.

No señores: el alcohólico toma con Virgen del Carmen o sin Virgen del Carmen. El criminal mata niños el día de Halloween o cualquier día. Si lo hace el día de Halloween, creyendo que esta ocasión le da un impulso espiritual, o porque el diablo lo conmina a hacer eso, estamos frente a un caso de psiquiatría criminal y no frente a una patraña del diablo.

En la biblia hay un caso de una confusa situación creada por la posición dualista. Según 2 Samuel 24:1, Dios ordenó a David hacer un censo a Israel; pero según 1 Crónicas 21:1 dicho censo fue motivado por Satanás. Quién fue el motivador de ese censo, ¿{Dios o Satanás?

Ahora vayamos a la fiesta de Halloween

A mi me van a perdonar, pero la fiesta de Halloween nada tiene que ver con los celtas ni con los druidas. Esta narrativa es equivocada. He visto muchos videos en YouTube de líderes religiosos que afirman esta posición, como si fueran historiadores.

Información que no han investigado, sino que la han tomado de libros y exposiciones de otros líderes religiosos tan equivocados como ellos.

La palabra Halloween es una contracción de la frase ‘All Hallow’s Eve, que significa “víspera de Todos los Santos”, y esta fiesta tiene unos antecedentes: primero, el Papa Bonifacio IV, año 610, 13 de mayo, estableció la fiesta de los Mártires Cristianos.

Luego vino Gregorio III, y la pasó para el primero de Noviembre. Después llegó el Papa Gregorio IV y extendió las fiestas a todo el panteón cristiano. A partir de este momento es cuando se acoge la contracción Halloween. Déjeme decirle algo bien clarito.

Desde que Claudio llegó a la tierra de los celtas y los druidas hicieron todo lo posible por cambiar sus costumbres que incluían las fiestas en honor de Samhain, la cual incluía, presuntamente, sacrificios humanos. Permítame hacer la siguiente aclaración.

De esta celebración en honor a Samhain no hay claridad, por la falta de referencias históricas. Eso lo dicen los historiadores, no yo.

La idea de los romanos era borrar esta celebración a como diera lugar y por eso la romanizaron con el Halloween. Es como la fiesta de San Pedro y San Pablo, que la instauraron para borrar la fiesta mítica de Rómulo y Remo, fundadores de Roma y la fecharon el 29 de junio. 

Si usted no quiere celebrar Halloween, porque cree, por cuestiones religiosas, que eso no está bien, perfecto. Eso se respeta. La fe es privada y sagrada. Pero sí le pone argumentos históricos donde no los hay, diablos que no existen, y espíritus que nos toman como marionetas, entonces entramos en el plano de la manipulación y la mentira vestida de verdad.

Coletilla:

Mientras preparaba el tema y lo discutía con un amigo cristiano, él me decía que en Corea del Sur, hace dos días, una multitud de jóvenes estaban celebrando Halloween.

Y en una estampida humana murieron 150 personas hubo más de 80 heridos. Con esta información me quería decir que el diablo estaba detrás de esa fiesta.

Mi pregunta fue: ¿el diablo también estaba en una congregación cristiana en Brasil donde murieron 28 personas y hubo 500 heridos, después de colapsar el techo? ¿O el diablo también estuvo cuando varios niños en Ciénaga salieron a un encuentro evangelístico y murieron calcinados por culpa de la irresponsabilidad de alguien que por accidente le puso gasolina al carburador tratando de arreglar el motor? Creo que en el primer caso hubo un accidente y en el segundo, irresponsabilidad.

|Le puede interesar: Halloween: la fiesta que reúne a los muertos con los vivos

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
En el Caribe comes o pagas energía

En el Caribe comes o pagas energía

Nota Ciudadana
Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--