Una crisis económica histórica se avecina, ¿colombianos estarían preparados?

Las subidas de las tasas de interés por las grandes potencias para frenar la inflación tendrán graves repercusiones económicas en los países pobres

Por: Jaime Alldana Valdés
noviembre 21, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Una crisis económica histórica se avecina, ¿colombianos estarían preparados?

En los próximos años, el mundo se va a enfrentar a un maremoto que el más grande visionario del mundo Alvin Toffler, denominó “La Tercera Ola”.

Desde hace más de una década, Alvin Toffler anunció que una epidemia de tipo SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) originada en la China o un conflicto China-Taiwan, podría poner a los gobiernos del mundo en profundas crisis económicas.

La revolución del conocimiento será la tercera gran revolución en la historia de la humanidad. La primera fue la revolución agrícola hace unos 10,000 años y la segunda la revolución industrial que empezó hace unos 260 años en Inglaterra y que se masificó hace unos 120 años con el gran proceso de industrialización en los Estados Unidos.

La revolución del conocimiento que, empieza con la digitalización, el Internet y ahora la universalización del Web3, se pondrá en marcha en las siguientes décadas con las grandes transformaciones digitales e inteligencia artificial fuerte en los sectores privado/público/político.

El resultado de estas transformaciones será un nuevo mundo des masificado en tiempo real, que conducirá inevitablemente a una nueva estructura monetaria mundial descentralizada, basada en la moneda digital.

En la actualidad, las subidas de las tasas de interés por las grandes potencias para frenar la inflación en sus países como resultado de la pandemia, tendrán graves repercusiones económicas en los países pobres, lo que podría conducir a una nueva Recesión Mundial.

Alvin Toffler, escribe: "Dolorosos cambios institucionales, morales, políticos, económicos y sociales, acompañarán la transición de una economía basada en el dinero tangible a una nueva economía basada en el dinero digital. Este será el porqué del próximo derrumbe de grandes y poderosas instituciones, sistema financiero, gobiernos y sistemas políticos.

Y este será el porqué de las próximas crisis en los sectores educativo, salud, justicia, transporte, energía, agricultura tradicional, industria tradicional, medio ambiente. Todos ellos, son el resultado de una sociedad industrial de masas y ella está desapareciendo".

Si usted coloca un billete en una botella y la tapa, el dinero permanecerá en la botella, lo puede custodiar y transportar. Esta era la función de la banca. Cuidar, vigilar el dinero, transportarlo en forma segura. Pero, si usted mete un billete digital en la botella y la tapa, se le escapa. No lo puede vigilar. Se acaba la función de los bancos y bancos centrales.

Este maremoto es imparable. Y menos aún cuando es mundial. La posibilidad es subirse a la cresta, porque si quedamos debajo de ella, los violentos remolinos que se forman debajo, nos destrozarán. De hecho, como dijo un líder de la ONU: "La humanidad se enfrentará a la mayor crisis que cualquiera de nosotros haya visto jamás".

Ya aparece en los estudios de Forbes, que poderosas empresas mundiales, se unen a ola de despidos masivos y que la recesión dejará a miles sin empleo. El Fondo Monetario Internacional en su informe de Perspectivas Económicas Globales, advierte que el mundo se frenará más en 2023, un año en el que buena parte del planeta se asomará a la recesión o acabará cayendo en ella. La FAO también señaló que Colombia puede sufrir una crisis alimentaria, en un muy corto plazo, sustentado en la tasa de desnutrición total, que se estima es del 8,2 % de la población, unos 4,2 millones de personas.

El desempleo y el hambre han desencadenado las grandes revoluciones sangrientas de la historia de la humanidad. Y esta nueva revolución podría ser más sangrienta o más impactante que todas las anteriores juntas.

Nuestros países tendrán que tomar una gran decisión: subirnos a la cresta de la tercera ola, haciendo la revolución del conocimiento de forma pacífica, o no hacer nada y quedar envueltos en la más violenta de las revoluciones. Seguir siendo países pobres y violentos, dependiendo de las decisiones que tomen los gobernantes de turno y las grandes potencias. O, por el contrario, países de avanzada jugando un gran papel en la economía global.

La fuerza que empuja esta re estructuración es el surgimiento del nuevo sistema de creación de riqueza basado en el conocimiento y que se puede crear en cualquier tiempo y en cualquier lugar. El conocimiento es el más poderoso sistema de creación de riqueza y de poder.

El uso del conocimiento genera más conocimiento y puede ser compartido por todos a la vez. Lo anterior conduce a muy superiores tasas de crecimiento, la igualdad, la colaboración y la unión de las sociedades.

Después de la muerte de Alvin Toffler en el 2016, me puse a la tarea de escribir un libro, que resumiera sus teorías y que sirviera de mapa de ruta a los países en desarrollo como Colombia. El resultado el libro “La revolución del conocimiento y la nueva Colombia del siglo 21”. Una guía para lograr la revolución del conocimiento en forma pacífica.

La transformación digital en el sector privado, es el primer paso para que las empresas puedan navegar en el siglo 21. Pero si se hace la transformación digital en el sector privado y no se hace en el sector público/político, estos últimos terminará destruyendo al primero. La nueva economía es tiempo real, tanto en el sector privado como en el sector público/político.

Con relación a la revolución política, al cambiar las sociedades cambian los núcleos de poder. Si los anteriores dueños del poder no se flexibilizan, acabarán siendo víctimas de la violencia. Las guerras de independencia americanas, la guerra de Secesión en los Estados Unidos, la revolución francesa, la revolución bolchevique y la primera guerra mundial, son ejemplos de las guerras producto de las rigideces impuestas por los monarcas y oligarquías de esas épocas.

Al viejo electorado le resulta aterradora, la perspectiva de un cambio político profundo que, por surrealista, opresivo o corrupto que sea el actual, considera el mejor de los mundos posibles. Por lo tanto, nos incumbe la responsabilidad del cambio y, debemos empezar por nosotros mismos, aprendiendo a no cerrar en forma prematura, nuestras mentes a lo nuevo, a lo sorprendente y de apariencia radical.

Esto significa luchar contra los asesinos de ideas que, se apresuran a eliminar cualquier nueva sugerencia sobre la base de su inviabilidad, al tiempo que, defienden como práctico, todo lo que ahora existe, por absurdo, opresivo o inviable que pueda ser.

Es por ello, que necesitamos de un proceso de inclusión con un alto nivel de responsabilidad y confianza recíproca. Estadistas, jóvenes políticos, ejecutivos, empresarios, académicos, científicos, artistas, líderes espirituales, juventudes, trabajadores… deben incrementar su interacción porque, solo con esta interacción creativa encontraremos la respuesta que buscamos. Y, ante todo, debemos cambiar nosotros mismos, porque todos tenemos un papel para desempeñar.

Debemos preparar millones de personas para las dislocaciones y crisis peligrosas que nos esperan. Algunos potenciales líderes extraordinarios y perspicaces, prestarán desde el principio, su apoyo a la lucha por la transformación política, aunque la mayoría solo actuará, cuando las demandas sean irresistibles o, cuando la crisis esté tan avanzada y la violencia tan próxima.

Si no se cuenta con un modelo sólido de análisis social, es como conducir un auto por una carretera oscura y llena de curvas, con las luces y los frenos del auto fallando. O como, conducir un buque en aguas oscuras y turbulentas, sin brújula. Lo que se espera es una estrellada violenta o un naufragio espantoso.

La banca digital dio el primer paso en la dirección correcta. Pero se refiere solo al hardware. Si no da el siguiente paso, que es la digitalización de la moneda, el software, o la inteligencia, todo el esfuerzo anterior se irá al piso. Es pasar de custodiar y transportar dinero físico a manejar inteligencia con pulsos electrónicos.

En quien impondrá la nueva moneda digital, estará la gran lucha por el poder mundial. Los primeros pasos en grande después de Bitcoin y Ethereum los ha dado Apple con AppleCoin y Apple Pay. Lo más posible es que le sigan AndroidCoin y Android Pay. Pero también, en el Prosumo, las DEFI, las DAO, los NFT, el Metaverso, estarán las batallas del futuro.

Resumen del libro:  La revolución del conocimiento y la nueva Colombia del siglo XXI

|Le puede interesar: Este es el alto gobierno de Petro que manda en Colombia

-.
0
800
El refugio mayor de Julio Gerlein: el afecto de sus nietos

El refugio mayor de Julio Gerlein: el afecto de sus nietos

La guardia negra que protege el pueblo donde nació  Francia Márquez

La guardia negra que protege el pueblo donde nació  Francia Márquez

¿Cuál es finalmente el modelo económico que propone Petro: socialismo o capitalismo?

¿Cuál es finalmente el modelo económico que propone Petro: socialismo o capitalismo?

La vida de Fernando Botero Zea después del Proceso 8000 y su caída al lado de Ernesto Samper

La vida de Fernando Botero Zea después del Proceso 8000 y su caída al lado de Ernesto Samper

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus