Se revela el secreto mejor guardado de la salsa: el mejor pianista es colombiano y se llama Edy Martínez

Se revela el secreto mejor guardado de la salsa: el mejor pianista es colombiano y se llama Edy Martínez

Nadie se había ocupado de la vida y obra del músico colombiano Edy Martínez como se ha hecho con el multipremiado documental que se presenta por estos días

Por: Jairo Grijalba Ruiz
octubre 11, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Se revela el secreto mejor guardado de la salsa: el mejor pianista es colombiano y se llama Edy Martínez

Ningún cineasta hasta la fecha se había ocupado de modo tan profundo y detallado de la vida y la obra del músico colombiano Edy Martínez (Eduardo Martínez Bastidas, San Juan de Pasto, 1942) como lo ha hecho el caleño Carlos Ospina con el ya multipremiado documental VIVA EDY, LA HISTORIA DE UNA MUSICA INDESTRUCTIBLE.

     Y es que desde su estreno en noviembre del año 2021 en el Festival Internacional de Cine de Cali hasta la fecha el documental ya ha hecho un recorrido victorioso ganando los premios al mejor documental y al mejor director en los festivales de cine de Noida en la India, y Vancouver en Canadá, pero también la mención de honor especial del jurado en la décima edición del Festival Internacional de Cine Colombiano de Nueva York, realizada a comienzos de mayo del 2023, edición en la cual además, dicho sea de paso, el acreditado evento le rindió un multitudinario homenaje al prestigioso pianista a teatro lleno en el Quad Cinema de la calle 13 en el bajo Manhattan, reconocimiento merecido que contó con la presencia del legendario músico, quien por más de seis décadas residió en los Estados Unidos, particularmente en la ciudad de Nueva York.

     Si tuviéramos que hacer una sinopsis del largometraje dirigido por Carlos Ospina, basado en una amplia investigación de varios años realizada por quien esto escribe, tendríamos que decir que en la siempre magnificente y a veces gris metrópolis neoyorquina, entre miles y miles de personas, caminó durante mucho tiempo especialmente en Manhattan, centro del emporio norteamericano, la menuda estampa de un hombre cuya genialidad no era ni siquiera sospechada por quienes transitaban anónimamente a su lado, y también tendríamos que decir que aún hoy su minúscula figura de octogenario pasa desapercibida para la mayoría de la gente, no sólo de la Gran Manzana sino de Colombia, su país natal, en el que es para muchos prácticamente un ilustre desconocido. Esa persona es el maestro Edy Martínez, quien después de más de sesenta años de ser figura preponderante e indispensable en el boom de la música y la cultura latina en esa ciudad, fundamentalmente en los ámbitos de la salsa y el jazz, regresó hace poco más de un lustro a vivir en su país, residiendo durante algunas temporadas en Cali, Pasto y particularmente en Bogotá, ciudad en la que transcurrió su infancia y adolescencia, y a la que deseaba regresar para reunirse con su familia.

     Fue justamente en Bogotá donde comenzó el viaje musical entre el pasado y el presente que narra el documental de Ospina. Un viaje de altibajos emocionales y existenciales, de ires y venires, de lejanos recorridos y prolongadas estadías en Europa, especialmente en Múnich, Ámsterdam y París, ciudades en las que el pianista residió principalmente en los años ochenta y noventa, tratando de tomarse un respiro del fragor de la selva de cemento, un largo periplo de la sabiduría de un músico grande entre los grandes y gigante entre los gigantes del pentagrama, quien antes de vivir en Nueva York había permanecido cinco años entre Miami y Nueva Orleans, durante su temprana juventud, trabajando sin descanso en los más encumbrados clubes nocturnos de la ciudad del sol y de la cuna del jazz; en este sentido, el documental es un viaje a la memoria por el que Martínez discurre compartiéndonos su trayectoria musical, sus orígenes, su forma de aprendizaje, no solamente de la salsa sino también del jazz, dos grandes corrientes musicales en las cuales es conocido en el mundo entero, por sus giras a través de los cinco continentes con las orquestas de Mongo Santamaría, Gato Barbieri, Ray Barretto, Celia Cruz y Tito Puente, proyectándose como uno de los músicos colombianos más importantes, referente obligado de ambos géneros musicales. Edy Martínez ha trazado con su genialidad un prolífico trasegar en la música, como compositor y arreglista; esta última labor es fundamental pues consiste en trabajar con elementos inmateriales para transformarlos a través de la creación, un don reservado para los dioses. En síntesis los compositores y arreglistas son los encargados de construir el verdadero lenguaje universal y la más poderosa de todas las artes que es la música.

     El documental VIVA EDY, LA HISTORIA DE UNA MUSICA INDESTRUCTIBLE es el testimonio palpitante del surgimiento y la explosión del movimiento más importante de la historia de la música latina neoyorquina, visto a través de los ojos de uno de sus protagonistas fundamentales.

     El jueves 18 de noviembre del 2021 corrió la falsa noticia de la muerte de Edy Martínez en un accidente de tránsito cerca de Atlanta. El infundio fue desmentido, aunque el artista se vio involucrado en una colisión mientras conducía su auto, cuyas secuelas de salud todavía a comienzos de octubre del 2023 no ha podido superar completamente. Sin embargo, aún podemos seguir disfrutando del talento, la creatividad y el don de gentes del genial pianista, baterista, arreglista, productor, compositor y director de orquesta.

     Tras su paso por Puerto Rico, país en el que vivió durante un año, y después de una extensa temporada en Europa establecido en París, a mediados de los años noventa Martínez recaló en Bogotá, ciudad que estaba viviendo la nueva fiebre por el jazz, una corriente musical abierta a todo tipo de influencias que se expandió por el mundo, en especial gracias a la búsqueda de libertad expresiva que el jazz encierra.

     En los escenarios de aquella Bogotá de los noventa el público amante de la noche se topó de manos a boca con el sonido del piano de Edy Martínez, quien, luego de cinco décadas de permanencia en Nueva York y en los Estados Unidos, había decidido instalarse en su país natal. Durante el tiempo que estuvo en Bogotá, Martínez grabó el disco Privilegio (1995), acompañado por su propia big band, conformada por los mejores músicos de la escena del jazz local, una especie de Dream Team de los músicos jóvenes de Colombia, Venezuela y Cuba, agrupación con la cual dio numerosos conciertos maravillosos en diversos lugares del país, poniendo al día en la escena nacional el estilo vanguardista con el que había recorrido el mundo difundiendo su música en los principales escenarios de los cinco continentes.

     En esos mismos años además del trabajo con su big band se presentó frecuentemente en las noches capitalinas con un cuarteto de jazz conformado por el baterista Kike Cuao, el conguero José Rafael “El Nene” Vásquez y el bajista Diego Valdés, propalando a los cuatro vientos sus descargas, improvisaciones y creaciones, corroborando que se trataba de uno de los más importantes músicos que ha dado Colombia en toda su historia.

     Su frecuente participación en las grabaciones más significativas de jazz y de música latina neoyorquina lo ha situado con el paso de los años en un lugar preponderante entre los grandes artistas que formaron parte de uno de los más impactantes y extensos períodos de creatividad de la música popular contemporánea en los Estados Unidos y el mundo, con alrededor de cuatrocientos discos de larga duración producidos, al servicio de los principales sellos discográficos de la industria tales como Atlantic, United Artists, Fania, Alegre, Vaya, Tico, A&M, TR y otros.

     Con sólo revisar la participación de Edy Martínez en su papel de pianista o arreglista con renombradas figuras como Willie Colón, Eddie Palmieri, Ray Barretto, Tito Puente, Arsenio Rodríguez, Mon Rivera, Carlos Barbería, Héctor Lavoe, Daniel Santos, Mongo Santamaría, Gato Barbieri, Pete “El Conde” Rodríguez, Celia Cruz, Willie Rosario, el Conjunto Libre, el Grupo Folklórico y Experimental Nuevayorquino, Chico Oréfiche, Pupi Campo, Luis “Perico” Ortiz, Ángel Canales, Chico O’ Farrill, Dizzy Gillespie, la Típica 73, la Orquesta Broadway, Larry Harlow, Chico Álvarez, Machito and his Afrocubans, Mark Weinstein y Tito Rodríguez, entre tantos otros, nos enteramos de inmediato que Martínez ha sido artífice fundamental del desarrollo y universalización de la salsa y del latin jazz, anteponiendo siempre los criterios artísticos por sobre los requerimientos comerciales de la industria del entretenimiento en los Estados Unidos y el mundo.

     La carrera internacional de Edy Martínez comenzó en 1959, cuando tenía 17 años y viajó a Aruba en el rol de baterista de la orquesta de Hernando Becerra, amigo de su padre, con quien enseguida se estableció en las Bahamas y posteriormente en Miami. Martínez decidió quedarse en la capital del sol tocando con un sinnúmero de grupos, principalmente de cubanos, y luego viajó a Nueva Orleans permaneciendo dos años como baterista del quinteto del cantante Rubén González. Pronto dejó la escena de Nueva Orleans y regresó a Miami. Después se desplazó a Nueva York para probar suerte, siendo protagonista de la efervescencia de los movimientos musicales que emergían con fuerza en la Gran Manzana.

     Gracias a su desbordante talento, Martínez se convirtió en uno de los músicos más solicitados de la onda afrocaribeña en la capital del mundo. Algunos de los temas musicales relevantes salidos del caletre de Martínez que han marcado a fuego la música del mundo son “Rareza en guajira”, “Indestructible”, “Salsa y dulzura”, “Trompeta y trombón” y “The other road” con la orquesta de Ray Barretto, “Sofrito”, “Come candela” y “Little angel” con la orquesta de Mongo Santamaría, “El paso de Encarnación” y “La raza latina” con la orquesta de Larry Harlow, “Sol de mi vida”, “hace tiempo, “Lejos de ti”, “Anai Saoco” y “Perico Macoña” con la orquesta de Ángel Canales, “Resemblance”, un vals jazzístico compuesto por Eddie Palmieri, que formó parte de uno de los discos del venerable artista neoyorquino ganador del premio Grammy, “Risque” y “Preludio para un beso” con el Conjunto Libre, “Camino al barrio” y “Apartamento 21” con la orquesta de Willie Colón, “Europa”, “Viva Emiliano Zapata” y “Cuando vuelva a tu lado” con el saxofonista argentino Gato Barbieri, “The Orisha Suite” con la orquesta de Mark Weinstein,  y “The Opener”, “Martínez Blues” y “Afro Mood”, con la orquesta de jazz de Tito Puente.

     El documental VIVA EDY, LA HISTORIA DE UNA MUSICA INDESTRUCTIBLE cuenta con la participación de una estela de invitados de altísimo nivel, quienes de viva voz narran sus experiencias con este singular músico pastuso, vividas a lo largo de los años en la élite de la escena mundial de la música, tales como Gilberto “El Pulpo” Colón, Orlando Godoy, Bobby Valentín, Willie Rosario, Luis “Perico” Ortiz, Johnny Rodríguez, Orlando Marín, José Luis Cortés “El Tosco”, Alexander Abreu,  Óscar Hernández, Adalberto Santiago, Héctor “Tempo” Alomar, Tito Allen, Jimmy Delgado, José Mangual Jr., Yuri Buenaventura, Vivian Ara, Samuel Torres, Papo Pepín, Johnny Kenton, Joe González y Nicky Marrero, y a decir de Carlos Ospina su director, es “un homenaje en vida a uno de los más importantes pioneros de la salsa, curiosamente casi desconocido para el gran público e injustamente ignorado, y, al mismo tiempo, una obra imprescindible que no puede dejar de ser vista por los amantes de la música”.

     Coproducido con el canal Tele Pacífico, rodado en Cali, Bogotá, La Habana, San Juan, Nueva York y el desierto de Nevada, luego de sus exitosas presentaciones en la capital boricua, así como también en Vancouver, Noida, Elizabeth, New Jersey y Nueva York, el documental se está exhibiendo en salas de cine de todo Colombia desde el 28 de septiembre del presente año, distribuido por Distrito Pacífico, una distribuidora cinematográfica colombiana que enfoca su mirada en el cine independiente y alternativo del país, siendo, sin duda, un homenaje merecido para una figura de la estatura artística y de la dimensión humana del protagonista.

En Bogotá el documental podrá verse hasta el 26 de octubre en la Cinemateca de Bogotá, en las salas 2 y 3 y en la Sala Capital.

Ficha técnica:

“¡Viva Edy!, la historia de una música indestructible”

Duración: 90 minutos

Género: documental

Escrito, producido y dirigido por Carlos Ospina

Asistente de dirección: Carlos H. Tofiño Dimitrio

Coproducción: Tele Pacífico

Investigación: Jairo Grijalba Ruiz

Música: Edy Martínez

Producción: Andrés Felipe Loayza

Montaje: Rodrigo Ramos Estrada

Fotografía: Franks Duque

Colorista: Felipe Martínez

Color: Grading Wemaker

Mezcla y masterización musical: José Gallegos y Waldy Rodríguez, MPLUS Studio

Diseño sonoro: Edgar A. Cortés

Gráfica: Cuántika Studio, La Topa Tolondra, Cali, 2021

Bio-filmografía de Carlos Ospina – director

Carlos Ospina, director, escritor y productor colombiano, estudió

realización audiovisual. Cuenta con más de 10 años de experiencia en la industria

cinematográfica. Ha desarrollado su carrera alrededor de su interés por la música

latina, lo que le ha llevado a dirigir videoclips a orquestas reconocidas en Colombia,

Puerto Rico, Cuba y Estados Unidos. Ha realizado filminutos y cortometrajes que

reflejan su sentido de pertenencia con Santiago de Cali, su ciudad natal. Su obra más reciente, el cortometraje “La sombra de tu sonrisa”, experimenta la narrativa no

lineal, jugando así con los deseos del espectador, este film fue seleccionado por el

Festival de Cine de Berlín en el año 2021.

Premios y nominaciones:

  1. Pacific International Film Festival / Canadá

Mejor Película

Mejor director

  1. Noida International Film Festival / India

Mejor película documental

  1. Colombian International Film Festival Nueva York

Mención de honor especial del jurado

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Conozca las diferencias entre la prima de servicios y la prima extralegal para evitar confusiones

Conozca las diferencias entre la prima de servicios y la prima extralegal para evitar confusiones

Nota Ciudadana
El entretenimiento y su histórico aporte al PIB en los últimos años: ¿a qué se debe el boom en Colombia?

El entretenimiento y su histórico aporte al PIB en los últimos años: ¿a qué se debe el boom en Colombia?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--