'Los reyes del mundo', el intenso relato visual de Laura Mora Ortega

'Los reyes del mundo', el intenso relato visual de Laura Mora Ortega

"La película queda gravitando en la memoria por el retrato de estos niños sin futuro, viviendo su instantáneo presente en el afán de una tierra prometida". Reseña

Por: Christian Lloreda
febrero 08, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
'Los reyes del mundo', el intenso relato visual de Laura Mora Ortega

La promesa de un trozo de tierra a restituir por la violencia rural marca el punto de fuga de este intenso relato visual donde cinco niños de alma indómita se lanzan a la conquista de una quimera con las energías de su espíritu de supervivientes de la marginalidad de las calles de Medellín.

Un muchacho de 19 años de nombre Rá es el beneficiado de este proceso. Rá lidera este clan agreste unido por la fuerza de la amistad. Decreta entonces que aquello que le será devuelto será para todos ellos. Así emprenden travesía trepados a una tractomula, blandiendo machetes al aire, desafiantes a un mundo que les ignora por completo (un baile de los que sobran), descendiendo en peligrosa y vertiginosa picada con sus bicicletas por carreteras montañosas y anhelando en el etéreo viaje de una pastilla de Roche que la vida no sea tan solo un sueño.

Nos es conocido ya este referente de niños que pertenecen a la población más necesitada del país protagonizando como actores naturales el espejo de su realidad. Víctor Gaviria exhibió en toda su crudeza estas vidas desangeladas en La vendedora de rosas. En Los reyes del mundo se matiza la propuesta de los actores niños naturales, con elementos visuales y narrativos de elevado mérito estético que permiten contemplar esta película como una especie de road movie de cordillera con planos de montañas neblinosas que parecieran evocar algún fotograma de Tarkovsky.

Presenta también una glosa de las muchas injusticias de nuestro país, la violencia recrudecida por el poder en los pueblos, el ejercicio de las bandas criminales, el patronato, la usurpación de la riqueza, el miedo que transmite la intimidación y la amenaza de la muerte. A pesar de esta amarga verdad, surge también a coro cantado en una borrachera el leitmotiv que brindan los versos de la canción de los Prisioneros: “Y no me digan pobre, por ir viajando así, no ves que estoy contento, no ves que estoy feliz…”.

La película queda gravitando en la memoria por el retrato de estos niños sin futuro, viviendo su instantáneo presente en el afán de una tierra prometida, con la desesperanza de su condición de pobreza y soledad. Perdura en el recuerdo y la emoción por el pacto fraternal que los impulsa hasta las últimas desesperadas acciones para dejar de ser invisibles, para no ser nadie.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Dólar e inflación bajos, boom de turismo en el país, campesinos con tierras, pero gritan ¡Fuera, Petro!

Dólar e inflación bajos, boom de turismo en el país, campesinos con tierras, pero gritan ¡Fuera, Petro!

Nota Ciudadana
Escarabajo fue redescubierto en Colombia después de 111 años

Escarabajo fue redescubierto en Colombia después de 111 años

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--