Los 4 puntos para que la paz no sea un barco en altamar y sin puerto de atraque

Los 4 puntos para que la paz no sea un barco en altamar y sin puerto de atraque

Los siguientes cuatro puntos plantean algunas reflexiones que promueven la necesidad de ajustar políticamente la brújula de la gobernabilidad

Por: William Ferney Gallo Numpaque
agosto 11, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Los 4 puntos para que la paz no sea un barco en altamar y sin puerto de atraque

Llegó el primer año de gobierno de Gustavo Petro, y con ello, un camino lleno de aciertos y dificultades con lo que él ha denominado el gobierno del cambio. En este escenario, una de sus banderas por la cual esta en la presidencia de la república ha sido la Paz Total, aquella que ha estado sujeta a discusiones e interpretaciones de diferentes sectores, y, en fin, un concepto que continúa siendo muy amplio, pero, que en general se ha enfocado en la superación del conflicto con distintos actores armados y la consecución de la justicia social en Colombia.

Ahora bien, la Paz Total es el barco que sigue en mar abierto y sin un punto de llegada, donde los siguientes cuatro puntos plantean algunas reflexiones que promueven la necesidad de ajustar políticamente la brújula de la gobernabilidad para una real consolidación de la paz.

  1. El ELN: Un actor armado que no asume consecuencias

La agenda de negociación entre el Gobierno Nacional y el ELN en lo que ha sido los diálogos en Venezuela, México y Cuba, giran en torno a 6 puntos: 1) La participación de la sociedad en la construcción de paz, 2) democracia para la Paz, 3) transformación para la paz, 4) víctimas,5) fin de conflicto armado, y 6) plan general de ejecución de los acuerdos entre el ELN y el Gobierno Nacional.

Los tres primeros puntos conllevan a la participación de la sociedad civil en la construcción de paz, ya que su rol es fundamental para alcanzar la justicia social. Sin embargo, es preocupante, que el ELN, todavía considere que el cambio debe hacerse desde reformas estructurales del Estado, y con la gente, y no desde una responsabilidad que esta guerrilla también debe asumir por su papel delictivo en Colombia.

El centro de pensamiento Insight Crime (2023) afirma que el ELN es una de las organizaciones criminales más poderosas de América Latina. Con su expansión y fortalecimiento en Venezuela durante los últimos años, se ha constituido como una guerrilla binacional. Así la cosas, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) (2023) señala que del 1ro de enero al 30 de junio de este año, al ELN se le adjudican 15 secuestros, 36 casos de confinamiento, 11 casos de destrucción de infraestructura, 17 enfrentamientos con la fuerza pública, 55 amenazas, 15 actos terroristas, y 12 vinculaciones de niños, niñas, y adolescentes en actos delictivos.  Respecto a este último punto, la ONG Save the Children denunció en La FM que el cese al fuego acordado entre el ELN y el gobierno permite el reclutamiento de jóvenes mayores de 15 años, ya que el reclutamiento de menores no está especificado en lo pactado, lo cual es gravísimo a la luz del Derecho Internacional Humanitario.

Con las anteriores cifras y una aproximación al actuar de esta guerrilla en lo que va del 2023, sin contar otros hechos como los ataques a los oleoductos petroleros y el ataque con carro bomba a la Escuela de Cadetes de policía Francisco de Paula Santander en 2019; durante el acto público de instalación del comité nacional de participación el pasado 3 de agosto en Corferias, Israel Ramírez Pineda, alias “Pablo Beltrán” aseveró que: “No cuenten con el ELN para resolver consecuencias del conflicto, eso no es trabajo de nosotros, cuente con nosotros para resolver causas”.

Esta afirmación, resalta una guerrilla que no quiere enfrentar responsabilidades en el conflicto, así como tampoco deja claro su sometimiento a  la justicia y la de sus miembros, ni abre la posibilidad a la transicionalidad para reparar y garantizar la no repetición de los hechos de violencia. El discurso de “Beltrán” no fue más que señalar responsabilidades en otros y en el Estado, así como designar tareas en lo que debe hacer el nuevo comité de participación con la sociedad civil. Esto demuestra el poco compromiso que el ELN asume con la Paz, que, va más allá de un cese al fuego, más aún cuando evade su participación en actos de criminalidad a pesar de la evidencia existente.

El ELN esta llamado asumir las consecuencias y efectos de la guerra para una verdadera Paz Total, y, el gobierno actual a generar las garantías en favor del respeto de las víctimas y al planteamiento de un esquema de justicia clara y efectiva, de lo contrario, su apuesta programática va a quedar reducida a una concesión de beneficios políticos a cambio de delinquir. Las curules otorgadas a las Farc en el congreso, sin haber pasado inicialmente por la Jurisdicción Especial de Paz, es un riesgo que el presidente actual no puede asumir con el ELN, pues el derecho y el imperio de la ley es lo que debe preponderarse en una negociación política con plenas garantías para todos los actores inmersos.

  1. Otros actores armados: El Tsunami que inunda la Paz

Igualmente, uno de los puntos de discusión en la agenda de gobierno, es la posibilidad de abrir diálogos con diversas estructuras armadas. Actualmente 22 grupos han expresado su interés de sumarse a este proyecto, pero hasta el momento solo se han explorado acercamiento con 7 estructuras armadas, quedando en limbo 15 grupos armados con los cuales no se sabe de que manera se suscriben a la Paz Total.

Tabla No 1: Estado actual de diálogos con estructuras armadas en el marco de la Paz Total.

Grupo Armado Mesa de Diálogo Instalada Cese al fuego Reconocimiento Político Tiene Equipo Negociador Estado actual de los Diálogos
Ejército de Liberación Nacional (ELN) SI 180 días y con Protocolos de Verificación SI SI Avanzado y surtidos tres ciclos de negociación
Estado Mayor Central FARC NO Pendiente Protocolos de Verificación para ampliación NO SI Suspendidas órdenes de captura, negociación del cese al fuego y no se tiene mesa de diálogos
Segunda Marquetalia NO Suspendido por ofensivas militares NO NO No hay avances porque no hay salida jurídica para esta estructura
Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) NO Suspendido por orden presidencial NO NO No hay salida Jurídica para este grupo armado y no existe ley de sometimiento
Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada (ACSN) NO Finalizó el 30 de junio NO NO No hay equipo negociador de las partes y no hay protocolos de verificación
Bandas de Medellín SI No Reporta NO SI Se busca el sometimiento a la Justicia y se avanza en un diálogo socio-jurídico
Bandas de Buenaventura SI No Reporta NO SI Diálogo con los Shottas y Espartanos, pero sin avances

Fuente: Elaboración Propia con datos del Espectador e Infobae (2023)

Así las cosas, la Paz Total con los actores armados va de avances y retrocesos, solo con el ELN se tiene una mesa de negociación andando, a pesar de los cuestionamientos de la misma, seguido, parece ser, que hay acercamiento con las bandas criminales, pero sin resultados claros, y con el resto de las estructuras la situación se dificulta especialmente porque no se encuentra una salida jurídica, ya que la ley de sometimiento se cayó en el congreso de la república.

Por tanto, en este escenario se presenta varios riesgos: 1) En palabras del presidente Petro, hacerle conejo a la paz, es abrir nuevos ciclos de violencia, y eso puede suceder, 2) estructuras como el ELN y grupos disidentes continúan fortalecidos militarmente, esto es una ventaja si en el camino desisten de no avanzar con una salida negociada al conflicto, 3) la reacomodación territorial de estas estructuras puede suscitar un aumento de la violencia especialmente en la muerte de lideres sociales, economías ilícitas, actividades delictivas y poca legitimidad estatal, dado el control territorial de la ilegalidad, 4) falta de gobernabilidad por parte del Estado, sino logra consolidar una ruta clara, unas agendas definidas, y una columna vertebral donde se entienda esa  Paz Total de manera diferenciada con estos grupos, pues  de no hacerlo, esto generaría, 5) una pérdida de confianza del gobierno por parte de la sociedad  en razón de su  agenda ambiciosa y poco realista de cumplir; Buenas voluntades, pero sin capacidad de volver realidad lo prometido.

  1. Los proyectos de la Paz Total: aciertos y desaciertos

Los triunfos del presidente Petro en la búsqueda de la Paz, se han centrado en trabajar por mitigar las causas de las desigualdades para lograr Justicia Social a través de las reformas y proyectos que ha impulsado en legislativo. Dentro de sus logros esta: 1) La sanción del plan nacional de desarrollo “Colombia Potencia Mundial de la Vida”, 2) el presupuesto general de la nación, 3) la adición presupuestal, 4) el código electoral, 5) la jurisdicción agraria, y 6) el campesinado como sujeto especial de protección.

En los desaciertos están: 1) El hundimiento de la reforma laboral, 2) el trancón con las reformas de la salud y la pensional, 3) la perdida de la coalición de gobierno en el congreso con los diferentes partidos, y 4) la caída de la ley de sometimiento, y reforma carcelaria. Estas dos últimas iniciativas son claves si el gobierno quiere negociar con todos los actores armados, pero sin respaldo en el congreso, el camino se vuelve más difícil. Es decir, el alfil de la Paz Total esta en el sometimiento y en la justicia restaurativa, algo poco viable hasta el momento.

Los logros contribuyen a generar una relativa calma en la esfera política porque de alguna manera evidencia que el gobierno va avanzado, pero se convierten en victorias cortas, sino se consolidan las leyes estructurales que le dan vida a la eliminación de la violencia y del conflicto. El presidente tendrá que gobernar con un congreso sin mayorías, ajustar su estrategia con su gabinete ministerial, y reorientar su sinergia con el legislativo si pretende recomponer la coalición, de lo contrario la Paz se le va a quedar en un ideal narrativo y en un vacío de esencia política real.

  1. Danilo Rueda: El hombre solitario y la rueda suelta de la Paz

El Alto Comisionado de Paz, ha sido una figura algo polémica en el gobierno actual. Por un lado, Rueda es proveniente del mundo “onegero” por su labor como defensor de derechos humanos, su tinte de personalidad lo ha llevado a tener omnipresencia en todos lados, pero sin un norte claro, por otra parte, el Alto Comisionado parece de buenas intenciones, con alto grado de improvisación en su administración, poca pericia política y declaraciones fuera de contexto. Danilo Rueda, no ha podido consolidar un liderazgo solido en lo que respecta a la política de paz como bandera de este gobierno.

Así mismo, Rueda parece estar poco alienado frente a los hechos de violencia en el país, como por ejemplo aplaudir el reconocimiento de la responsabilidad por parte del ELN después de un atentado en Tibú, evidencia un papel de él más de activista político de esta guerrilla, que un funcionario de gobierno con empatía institucional y de quienes la conforman. Danilo a mostrado una estrategia débil, sin proyección, y mas bien una actitud sumisa frente a las estructuras armadas ilegales, mostrando complacencia al respecto.

El gobierno entro con optimismo a consolidar la paz, pero no cohesiono una estrategia clara, y ahora esto le esta pasando cuenta de cobro, pues intenciones como los ceses al fuego han estado rodeados de incumplimientos, hostigamientos armados, amenazas, extorsiones, y poca acción militar en el campo de combate. La desconexión probable entre el presidente, el Alto Comisionado de Paz y el resto del gabinete, así como una poca unidad de criterio con los altos mandos militares, ha empezado a dejar costos muy altos, que, de no recomponerlos, la baraja de la paz se puede voltear en contra del gobierno actual. Es imperante y urgente un ajuste en la Oficina del Alto Comisionado de Paz, y un cambio de visión con autoridad, temple y negociación para un desescalamiento real del conflicto.

Presidente, usted tuvo un año de aciertos y desaciertos, con la posibilidad aun de corregir, ajustar y hacer cambios necesarios en su gabinete y en la agenda misma, si, realmente desea como capitán que este barco llegue a buen puerto, y no en tres años buscar las ruinas de un hundimiento que pudo haberse evitado en medio de la tormenta en la cual todavía está navegando.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Sobre el modelo de elección del fiscal general: ¿una cura peor que la enfermedad?

Sobre el modelo de elección del fiscal general: ¿una cura peor que la enfermedad?

Nota Ciudadana
Cortes Supremas de… Jueputicia

Cortes Supremas de… Jueputicia

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus