La mala hora de Uribe

La mala hora de Uribe

"Uribe lo ganó todo a pulso. Creó un espejismo de profeta, y una muchedumbre incondicional y cegata corrió tras. ¿Cuándo llegará el momento de su retirada?"

Por: Fco. Javier Hernández Ramírez
septiembre 02, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La mala hora de Uribe
Foto: Leonel Cordero

Hace algún tiempo, en una de mis muchas bobadas, sugerí que la situación de Uribe irá en una barrena acelerada. Llegaron los dolorosos días hacer inventario: confrontar el haber y el deber.

Y es por algo muy simple: generalmente, no siempre, desde luego, los enemigos se construyen con los escombros de los amigos que engañamos u ofendemos, o que ya no tenemos nada que darles. Es un asunto de pasiones: "Del amor al odio... un paso". Cuando asciendes, se toman de tu mano, cuando caes, ruedas solo. Así funciona. Mucho tiempo en la cima acaba por exponerte a demasiadas cosas. Eso está pasando ahora. El tipo se engolosinó con el poder, abusó de algunos y amamantó a otros, muy dentro de la lógica de la vida: algunos prueban las mieles del panal del poder; otros, los más, saborean el gusto amargo de la hiel, al ser excluidos y/o maltratados.

Uribe y sus políticas amamantan a unos pocos poderosos y maltratan a la inmensa mayoría, aquellos que no están dentro de su clase terrateniente o que no comparten sus tesis. Amores y odios cosechados a la par. Parece que cosechó muchos más odios que amores. Pero el amor es frágil, el odio es visceral, rencoroso, duradero. Uribe tipo se equivocó al ponderar su “tasa de retorno”. Un viejo refrán dice que: “Nada dura para siempre, ni la felicidad… ni la desdicha”. Ya que estamos en eso de los refranes, ahí va otro: solo la muerte y los impuestos son para siempre.

Uribe no se quiso bajar del escenario en medio de los atronadores aplausos del ídolo invicto. No se quiso ir cuando en sus tardes de gloria, había cortado ya rabo y orejas. Fue su error. Así no fueran del todo ciertos los logros “totales” que sus fanáticos le endilgaban, un discreto mutis por el foro a tiempo, hubiera hecho que aún tuviera, por lo menos respeto como persona y/o como político. No es así. Jugó fuerte arriesgando mucho. Cuando estás arriba tienes más amigos que cuando caes. Ya no es el cazador, hoy es la presa… Y son muchos los que van tras él. Pero no es gratis tanto amor o tanto odio… Uribe lo ganó todo a pulso. Creó un espejismo de profeta, y una muchedumbre incondicional y cegata corrió tras él. Un río de gentes lleno hasta el tope, el mar de egolatría feroz. Nadie veía la realidad, solo veían aquello que querían ver… Y todo parecía maravilloso. Hoy esa falsa burbuja en la que se ocultaron subyugados por su enorme poder tantas falencias como político, y tantos errores como ser humano, amenaza con estallar.

Pero él no se va. Si no fuera tan ególatra y altanero, aún hoy, con el país incendiado por sus políticas erróneas, excluyentes “anti obrera-anti pobre”, aún hoy, pienso yo, podría irse al descanso del guerrero, casi en paz. La mayoría de colombianos intentarían perdonar u olvidar su historia, buena o mala, si de forma inteligente se retirara al Ubérrimo, en silencio. Pero no creo. En medio de esta grave crisis social y económica, tan mal manejada por su clon, se derrumban sus tesis políticas, se resquebraja su prestigio y su famoso teflón, hace agua. Ya debería partir, buscando un piadoso anonimato. Pero no lo hará, él es la Sirius de su universo personal, así que no opacará su propia luz. Se niega a entender.

Pero, si no se va… lo van. Y para alguien con su vanidad, que acumuló tantas glorias y que aún parece intocable, (solo parece desde luego) repito, para una persona con su ego tan arriba, es mejor arder en su propia hoguera de vanidades. Ya veremos cómo, cuando ese imperio se derrumbe, en medio del estéril campo que deja Uribe como herencia, florecerán, como plaga imparable, detractores veteranos y novatos, muchos de ellos con “cositas delicadas que decir”.

Por otra parte, cuando todo aquel que medró a su sobra, pero que ya no lo necesite, obligado por las “circunstancias” empiece a hablar de cosas incómodas, los días del caudillo de la extrema derecha como fuente de poder estarán contados. Esto, sí de pronto, tanta “investigación” por delitos eterna y meticulosamente negados no desemboca en líos jurídicos en instancias distintas a las de sus acólitos de siempre. Uribe está en su hora mala. Debió irse entre aplausos, hoy cosecha abucheos. No puedes tener tanto... sin pagar un precio. Uribe lo hará.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
En el Caribe comes o pagas energía

En el Caribe comes o pagas energía

Nota Ciudadana
Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--