Gustavo Petro crece la milicianización mientras el Congreso calla
Opinión

Gustavo Petro crece la milicianización mientras el Congreso calla

Los pasos de animal grande de esas milicias ilegales se multiplican auspiciadas desde la presidencia y el Congreso incumple el control político de la milicianización

Por:
febrero 18, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

Un nuevo batallón miliciano de las guardias indígenas fue presentado con bombos y platillos esta semana. Su video se expande por las redes sociales como pólvora.

Un despliegue de fuerza, adicional e inaudito, expuesto como paso siguiente a la operación que perpetraron las milicias petristas el 8 de febrero contra la Corte Suprema de Justicia.

A hoy, han pasado los meses desde que denunciamos la estrategia de milicianización agenciada desde el gobierno, no obstante los pasos de animal grande se multiplican sin que la democracia haya podido enfrentarla.

El crecimiento de la milicianización ha sido inmenso desde el 7 de agosto de 2022. Cómo no, si ha sido auspiciada directamente desde la presidencia, con todos los recursos económicos, institucionales y simbólicos. Las organizaciones ilegales hacen presencia constante en más de cuatrocientos municipios, con distintos grados de control territorial; la extorsión, el secuestro, el narcotráfico, la minería ilegal y la trata de personas están disparados sin nadie que les oponga resistencia; la decapitación y la paralización de las fuerza pública son hechos evidentes que han terminado por expresarse en un sentimiento generalizado de orfandad; el fenómeno del control criminal de zonas urbanas en ciudades capitales, se expande con la velocidad de la gangrena.

A todas éstas, ¿dónde está el Congreso?

Los hemos visto a los congresistas en los debates sobre las leyes que empuja el gobierno, siempre con la sensación de que hay unas mayorías doblegadas por las seducciones corruptas. El país, con toda la razón, no ha hallado una explicación distinta a la corrupción frente a la aprobación, en la Cámara de Representantes, de la ley que destruye el sistema de salud.

Listo, en gracia de discusión digamos que han estado legislando. Si es que a eso se le puede llamar “legislar”.

Pero… ¿y el Control Político?

El Control Político es una de las funciones más importantes del Congreso. Más allá de una “función”, es una razón de ser del Congreso. Por excelencia, el Control Político le da sentido al Congreso en el sistema de pesos y contrapesos, imprescindible, de las democracias.

Lo cierto es que el Congreso no ha cumplido con su deber de control político respecto de la estrategia de milicianización. 

Cierto que hay congresistas que le hacen críticas a la tal “Paz Total” a través de los medios de comunicación, cierto que hay congresistas que prenden alarmas sobre los “ceses al fuego” de mentiras, mas el Congreso como tal, en tanto institución, no está cumpliendo con su deber de encarar al gobierno frente a la milicianización que atenta contra la democracia y que viola la Constitución y las leyes. No basta con hacer críticas al aire, no basta con dar declaraciones en tonos de oposición. Algo tan grave como la milicianización exige que los congresistas consideren, en toda su magnitud, el sentido y la misión de control político que debe ejercer el Congreso en las actuales circunstancias.


No basta con hacer críticas al aire, no basta con dar declaraciones en tonos de oposición. Algo tan grave como la milicianización exige que los congresistas consideren la misión de control político


No puede ser que aquí las Farc entren a los pueblos a mandar como y cuando les dé la gana, no puede ser que aquí firmar compromisos de paz con el Estado valga menos que el papel más desechable, no puede ser que aquí las únicas fuerzas que tienen que comer el polvo de la humillación, por decisión de Gustavo Petro, sean las fuerzas armadas constitucionales, y el Congreso no haga nada, se quede callado, no cumpla con su deber.

A veces pareciera que a los congresistas se les olvida que esas curules que ocupan no son propiedad privada. Las curules, por si no lo recuerdan, son del pueblo, de la sociedad. Tienen unos propósitos, unas funciones y unas obligaciones que deben ser cumplidos.

Por favor, señoras y señores congresistas, cumplan con su deber, a cabalidad, contra la milicianización, por la salvación de Colombia, es urgente.

Por favor, ciudadanos, empecemos a prepararnos para una inmensa movilización frente al Congreso. Debemos exigirles que cumplan con su deber. Ellos no están autorizados a que dejen acabar con todo.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Juicio Político o Petro acaba con el país

Juicio Político o Petro acaba con el país

El nuevo triunvirato de la milicianización petrista

El nuevo triunvirato de la milicianización petrista

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--