¿Fútbol profesional colombiano, en caída libre?

Las últimas semanas han sido ajetreadas para el balompié nacional. Una perspectiva al respecto

Por: Sebastián Rodríguez
agosto 05, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Fútbol profesional colombiano, en caída libre?
Foto: Pixabay

Las últimas semanas han sido cruciales para el fútbol colombiano, no solo por la pandemia y por la crisis que atraviesan varios clubes, sino también por la reciente salida de Jorge Enrique Vélez, un dirigente duramente criticado por presidentes de pequeños equipos que curiosamente tienen terribles antecedentes, como por ejemplo hechos de narcotráfico y de violencia doméstica.

Sin embargo, con las recientes declaraciones del gobierno, en donde se afirma que “alegra ver a alguien como Fernando Jaramillo aspirando a la Dimayor” quedó en evidencia, al menos para mí, la verdadera trama de la salida de Vélez: querían poner un presidente amigo del ejecutivo y que no siguiera investigando los escándalos en la FCF por la reventa de boleterías. Todo parece indicar que fue un pacto de impunidad.

Iván Duque y Ernesto Lucena, ministro del Deporte, fueron, como se dice popularmente, la cereza del pastel. Da la impresión de que postergaron el inicio del fútbol colombiano y utilizaron el regreso de nuestro balonpié para presionar la salida del expresidente de la Dimayor, hecho que se comentó en los micrófonos de varios medios de comunicación. ¿Por qué tanto interés?

Luego de su salida, el nombre que ha tomado fuerza es el de Fernando Jaramillo, exvicepresidente de Bavaria y quien al parecer, según lo señaló el mismo presidente Iván Duque en entrevista en el programa 6 A.M de Caracol Radio, cuenta con todo el respaldo del gobierno nacional. De esa forma quedó clara la presunta intención de la Casa de Nariño: sacar del camino a Vélez para poder apoderarse del fútbol; solo basta ver la actitud del gobierno después de cumplir su objetivo: ahora es amigable y no se pusieron más trabas para que vuelva a rodar la bola en los estadios.

Al parecer, todo fue un acto de impunidad en el que salió pagando el exdirigente de la Dimayor. Mientras tanto, los escándalos de corrupción en la Federación Colombiana de Fútbol seguirán impunes y los verdaderos criminales continuarán estando tranquilos porque a ellos nadie los toca. La pregunta es: ¿le quieren entregar el fútbol al gobierno para que deje quietos a tantos bandidos?

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
900

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La Dimayor: el reencauche de Jorge Enrique Velez el alfil de Vargas Lleras

La Dimayor: el reencauche de Jorge Enrique Velez el alfil de Vargas Lleras

Nota Ciudadana
El alcahueteo a la barra brava del Nacional

El alcahueteo a la barra brava del Nacional

Con $600 millones lograron sacar a Jorge Enrique Vélez de la Dimayor

Con $600 millones lograron sacar a Jorge Enrique Vélez de la Dimayor

"El canal premium de Win es lo peor que le pudo pasar al fútbol colombiano"