El silencio de las instituciones de educación superior sobre el paro

"Esta es la mejor prueba de que se han constituido en empresas educativas que forman trabajadores, pero no ciudadanos críticos que puedan generar transformaciones"

Por: Willian Fredy Palta Velasco
abril 29, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El silencio de las instituciones de educación superior sobre el paro
Foto: Las2orillas / Leonel Cordero
El 28 de abril del 2021 (28A) quedará marcado en la memoria y el corazón de los colombianos. Se ha forjado la unidad ciudadana que se ha movilizado en una colorida fiesta democrática llena de arte, cultura, música que reflejan la indignación del pueblo. Son muchas las imágenes de ese despertar del letargo de apatía e indiferencia. Esta movilización nos hizo comprender que más allá de colores políticos, ideológicos, deportivos, religiosos está la voz soberana del pueblo, es decir, el poder político de la comunidad gestado a través de la unidad ciudadana, donde se supera los beneficios individuales y se reconoce el disenso como posibilidad de diálogo que fortalece la democracia. Hinchaba el corazón de emoción ver a la cantidad de abuelos apoyados en un bastón, caminando en las calles con una bandera, con su paso lento, pero con un espíritu vivo y juvenil que inspiraba sabiduría y fortaleza para seguir buscando caminos de justicia. O cómo no estremecerse con la imagen de aquella madre cargando a su hijo en situación de discapacidad, mostrando la entereza y el valor del amor y la justicia como elementos necesarios para la paz. Ver a padres y madres caminar junto a sus pequeños hijos e hijas nos muestran el horizonte esperanzador, porque en el corazón del colombiano habita el deseo de un mañana mejor y son estas imágenes, entre muchas, las que nos dicen que vale la pena la movilización social.
El paro del 21N, unido a lo vivido ayer, hoy y lo que se seguirá viviendo es la fuerza para cantar al unísono que “cesó la horrible noche”, porque se ha superado el miedo, se han desvelado los sofismas, y las falacias no han causado engaño. La indignación y la esperanza no la han podido asesinar. Nos queda aún fuerza que emerge de la terca esperanza que arde en los corazones de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos. Esa misma esperanza que nos hace estar convencidos de que es posible un mañana mejor. Creemos como decía Jaime Garzón que este es un gran país “pero está en malas manos”, por eso se hacen necesarias nuevas alternativas que  surjan desde el seno mismo de las comunidades. Hay aún mucho camino por recorrer, hay muchas situaciones de injusticia que deben ser transformadas. Pero solo en la unidad multicolor, pluriétnica, multicultural unida a las todas las generaciones haremos de Colombia ese espacio donde la vida sea respetada, cuidada y valorada en todas sus manifestaciones.
En este ejercicio democrático del pueblo, expresando su sentir en las calles, requiere de todos los sectores. Es entendible que muchas personas y organizaciones manifiesten su participación desde diferentes lugares y formas. Sin embargo, me genera sorpresa el silencio de las Instituciones de Educación Superior (IES), en especial las privadas. No he leído hasta ahora un comunicado con referencia a las movilizaciones, incluso muchas no suspendieron clases, sino que “flexibilizaron horarios”, bonito eufemismo para evitar asumir una responsabilidad política. Incluso, conocedores que muchos estudiantes participan de estas movilizaciones conservaron sus horarios, aprovechando que la “virtualidad” permitía seguir “dictando” las clases.
Muchos docentes que debieron cumplir con sus jornadas laborares dedicaron sus encuentros para hacer análisis críticos sobre la jornada, sin embargo, otros se limitaron a seguir su secuenciación temática, porque el semestre es corto y nos faltan muchos contenidos. Es decir, que la visión economicista de la educación primar sobre la responsabilidad ética y política de formar ciudadanos comprometidos con sus comunidades. Esta es la mejor prueba de que las IES se han constituido en empresas educativas que forman trabajadores (mano de obra) según las exigencias del mercado, pero no ciudadanos críticos que puedan generar profundas transformaciones. Esta es una manera de decir “yo no paro, yo produzco”, que refleja la distancia de las IES y las comunidades. La educación es una praxis ética y política, esto hace imposible su neutralidad, el silencio es cómplice de quien agrede y violenta a la comunidad, por eso se hace preocupante el silencio de la academia en este momento donde se buscan caminos, alternativas y propuestas desde todos los sectores. Acompañar el movimiento ciudadano, donde participan los movimientos estudiantiles es una responsabilidad pedagógica coherente con el ser de las IES, sobre todo cuando se ha amenazado la autonomía universitaria permitiendo el ingreso de la fuerza pública  al campus universitario en la Universidad del Valle.
En esta misma línea es necesario reflexionar acerca de los colegios privados que con el afán comercial mantienen una lógica rígida. En ocasiones parece que por complacer el afán eficientista de las familias, se pierde el ejercicio crítico y reflexivo de la praxis pedagógica. Por esto se hace necesario superar las visiones reducidas y simplistas de la comprensión de lo político que consideran que la escuela es un campo apolítico o neutral, cuando no hay espacio más democrático donde se debata políticamente que la reflexión pedagógica y en espacial desde los más pequeños, aunque algunos que se benefician de la injusticia, consideren esta reflexión de adoctrinamiento.
Lo cierto es que muchas escuelas se han trasladado a la calle, maestros, maestras, estudiantes junto a sus familias hoy hacen más grande y visible este río que camina en la construcción de una nueva sociedad. Por eso es fundamental y relevante que sigamos unidos en esta gran movilización social que camina hacia construcción de una paz estable y duradera.
-.
0
500
El boom por los conciertos que ha enriquecido a los 3 amigos dueños de Tuboleta

El boom por los conciertos que ha enriquecido a los 3 amigos dueños de Tuboleta

Lesbianas, tríos y nalgadas: cuando Verónica Orozco escandalizaba la tv colombiana

Lesbianas, tríos y nalgadas: cuando Verónica Orozco escandalizaba la tv colombiana

El día que la policía masacró a estudiantes dentro de la Universidad Nacional

El día que la policía masacró a estudiantes dentro de la Universidad Nacional

Carlos Suarez, el general que destapó los falsos positivos y terminó descabezado

Carlos Suarez, el general que destapó los falsos positivos y terminó descabezado

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus