Los hermanos Robayo empezaron con Kokoriko, ahora pisan duro en el negocio de comida

Los hermanos Robayo empezaron con Kokoriko, ahora pisan duro en el negocio de comida

El primer exitoso asadero de pollo nació en Cali hace 50 años y ahora manejan Andrés Carne de Res, los helados Mimo’s, Alfredo y las cervecerías Palos de Moguer

Por:
mayo 09, 2023
Los hermanos Robayo empezaron con Kokoriko, ahora pisan duro en el negocio de comida

No fue fácil para los hermanos Robayo Ferro recuperarse de la trágica muerte de Antonio, uno de los cuatro inseparables hermanos Robayo Ferro, dueños de Kokoriko. Era el estratega de los negocios, capaz de aterrizar las ideas de sus hermanos en números reales y fue tristemente uno de las 36 personas que murieron en con la bomba que las Farc pusieron en el Club El Nogal el 7 de febrero de 2003. Tenía 64 años y falleció junto a su esposa Dora Izquierdo.

Lea también: La jugada con la que Pollo Frisby aplastará a Kokoriko

Antonio era accionista de una decena de empresas en las que siempre se movían los cuatro hermanos, lideradas casi todas por Eduardo, el hombre de las ideas, el más emprendedor y arriesgado de la familia Robayo Ferro, quien terminó teniendo negocios en todos los frentes.

Eduardo inicio con cacharrerías y locales de joyas de fantasía. También se metió en el negocio de importación de mercancía para vender al por mayor. A finales de la década de los años 60, con el fin de invertir, probar otros negocios y buen capital en el bolsillo, se metió en el negocio de comida.

En 1969, junto a sus dos socios, Noé Cardona y Emilio Jordán, crearon la empresa avícola Avesco. De allí nació el primer restaurante de venta de pollo asado, que era un plato de lujo de los colombianos y un poco más costoso que la carne roja en ese momento. Ese primer local se llamó La Colonia y lo abrieron en Chapinero, un barrio céntrico de Bogotá.

El primer restaurante de nombre Kokoriko, el cual los los Robayo abrieron tras el éxito de La Colonia en Bogotá, se inauguró en Cali en 1971. El éxito de este restaurante, que ya era solamente de la familia Robayo, los llevó a poner otros en diversas ciudades. Eduardo y su hermano Antonio se metieron de lleno en la empresa y se convirtieron en los reyes del pollo asado.

Durante muchos años, la empresa fue número uno en ventas de pollo preparado, lugar que ocupa ahora la marca Frisby. Años después, entraron al negocio Augusto y Luis Carlos, los otros dos hermanos Robayo y formaron el grupo empresarial Superior.

En el grupo Superior integraron Kokoriko, punta de lanza para comprar otras marcas y crear un conglomerado empresarial de peso que llegó a tener 25 líneas de negocio, siempre lideradas por la familia Robayo, que se volvió poderosa dentro de la economía nacional.

La familia boyacense multiplicó su riqueza con Kokoriko. Dos décadas después de abierto el primer local, ya tenían más de 100 asaderos de pollo en el país y reportaban ventas de $50 mil millones.

A finales de los años 80 compraron Diners Club Colombia y el negocio de su novedosa tarjeta de Crédito por $4.500 millones de la época. Diners terminó convirtiéndose en el Banco Superior que en 2004 fue comprado por Davivienda, que desde el comienzo respaladó la tarjeta de crédito.

Con el buen resultado del Banco, quisieron ahondar en el sector y en 1991 se hicieron con el 27% de Granahorrar. Años más tarde, en 1994, se metieron al negocio de Cesantías, Pensiones y Seguros y se convirtieron en socios del Fondo de Pensiones Horizonte. En el ese mismo 1994, por $1.600 millone, se hicieron con el 20% de AeroRepública.

Mientras los negocios se iban diversificando y otros llegaban a su fin, los hermanos siguieron saltando de marca en marca y teniendo a sus cientos de kokorikos como los reyes del grupo empresarial. Aunque una tercera parte se la vendieron al Fondo de Inversión Más, los Robayo siempre han mantenido el control mayoritario de la compañía de pollos que ‘no tiene presa mala’.

En 2000, Kokoriko adquirió la marca de Helados Mimo´s y así crearon el grupo Conboca, luego compraron la marca Palos de Moguer, que está en el negocio de las cervezas artesanales, y el restaurante de comida Italiana Alfredo.

En 2016, el grupo de los hermanos Robayo se unió a Andrés Jaramillo y su famoso restaurante Andrés Carne de Res. Bajo esta unión crearon el Grupo IGA, manejado por fondos de Inversión, pero liderados por los Robayo, que con la transacción se hicieron con un buen pedazo del restaurante cárnico que sigue siendo mayoritariamente de Jaramillo y su familia.

El objetivo de la alianza, más allá de fortalecer las dos marcas, fue competir con mucha más fuerza y alcanzar en ventas al Grupo Nutresa, dueña de hamburguesas El Corral; al grupo mexicano Alsea, que maneja Burger King y Domino’s Pizza y la pollería Frisby, de Alfredo Hoyos y Liliana Restrepo, quienes hoy mandan en este mercado.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
¿Por qué voló en mil pedazos la Ley estatutaria de educación?

¿Por qué voló en mil pedazos la Ley estatutaria de educación?

Unos daneses se metieron a La Guajira y llevan 4 años produciendo energía con los vientos

Unos daneses se metieron a La Guajira y llevan 4 años produciendo energía con los vientos

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--