Después de tantas luchas, ¿sigue la inequidad entre hombres y mujeres en lo laboral?

Después de tantas luchas, ¿sigue la inequidad entre hombres y mujeres en lo laboral?

La tasa de desempleo para las mujeres en Colombia es del 13,9 %, mientras que la participación laboral es del 52,5 %. ¿Qué falta para alcanzar la equidad?

Por: ismael suárez_córdoba -
marzo 10, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Después de tantas luchas, ¿sigue la inequidad entre hombres y mujeres en lo laboral?
Foto: Flickr

En la sociedad actual existen sesgos inconscientes y brechas culturales de género, que según el contexto y siendo el más frecuente el de afinidad, limitan el tipo de actividades, de trabajos y de derechos que pueden con igualdad y equidad realizar las mujeres, restringiéndoles el acceso a nuevas oportunidades, donde sus habilidades pueden ser aprovechadas o formadas de manera óptima y en condiciones dignas.

Esta situación también conduce a la autodiscriminación, afectando las diferencias de ingreso entre hombres y mujeres, promoviendo el empobrecimiento y generando diversas dimensiones que evidencian la persistencia de tendencias negativas en su contra. Tal como lo publica el informe sobre el estado de la desigualdad de género en el mundo, del Foro Económico Mundial.

Sesgos de género en cuya resistencia hay mucho de tradición o de norma cultural, que determinan roles sociales y trabajos, que también persisten en el mercado laboral permeando a las empresas, a falta de una formación adecuada de sus dirigentes que permita su plena identificación y el desarrollo de nuevos patrones culturales. Así, se requiere dentro de cada organización la integración de un equipo multidisciplinario, que identifique techos de cristal y formule planes de acción encaminados a asegurar el compromiso por la igualdad, la implementación de acciones y el cierre de brechas. Lo anterior con el fin de lograr transformar en procesos más justos las estructuras internas de trabajo y de gestión de recursos humanos (por ejemplo, con base a certificaciones de equidad de género existentes).

Tales sistemas de certificación, además, promueven los derechos económicos y la igualdad de oportunidades, que el Área Práctica de Género del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, está impulsando en la región: en Costa Rica, país pionero, con el Sistema de Gestión SIGEG de 2002. Seguido de México con el Modelo de Equidad MEG, en 2003. Después Brasil, con el Sello Pro Equidad de Género de 2005. Chile en 2009, con el 'Sello Iguala', Programa de Buenas Prácticas Laborales con Equidad de Género. Argentina, con el Modelo de Equidad de Género MEGA 2009. Uruguay, con el Modelo de Gestión de Calidad con Equidad de Género de 2010. Colombia en 2013, Certificación de Calidad Equipares, mediante sello del Ministerio de Trabajo y de la Presidencia de la República que busca mejorar las condiciones de ingresos económicos y de permanencia de las mujeres en el mercado laboral.

Siendo este el único camino para eliminar creencias culturales que limitan el desempeño laboral de las mujeres, tal como lo determinan las iniciativas conjuntas de la OIT, la entidad para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres de la ONU, y el PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo). Género y división sexual del trabajo, que surgen de la conceptualización rígida del trabajador y que en la región se ha institucionalizado, existiendo aún por ley algunas tareas vedadas tales como:

a). En varios países es posible distinguir regulaciones que tienen efectos negativos sobre el pleno goce de la autonomía económica de las mujeres, mediante leyes abiertamente discriminatorias para el acceso al crédito, o para el uso de insumos para la producción propia.

b). Igualmente, para el desempeño de ciertos tipos de trabajo: destilación de alcoholes, trabajos subterráneos, manipulación o elaboración de explosivos, fabricación de materiales inflamables o cáusticos, tala y pulimento de vidrio o de metales, carga o descarga de navíos por medio de grúas, maquinistas de equipos peligrosos, operarias de sierras circulares.

Mujeres que forman parte de una fuerza laboral creciente, siendo de hecho hoy mayoría en términos totales. En lo cual se debe promover dentro de todas las empresas, una organización con perspectiva de género que capacite a todas las personas en diversidad e inclusión con el propósito de lograr el cierre de brechas en todos los niveles. Puesto que, en la mayoría de los casos, las empresas se estarían perdiendo la oportunidad de desarrollar un poco más del 50 % del talento humano de sus compañías. Y dado que solo con educación se vencen los prejuicios, que por lo general limitan el desarrollo de las personas y el avance de las organizaciones.

Alcance de la igualdad de género que en el mundo no es un proceso a corto plazo, y que requiere de una fuerte voluntad política y del esfuerzo concertado por parte de los Gobiernos, la sociedad civil y las organizaciones internacionales. En el que las reformas legales y regulatorias pueden desempeñar un papel fundamental y ser un importante primer paso. Panorama de compromisos y responsabilidades, que se sumaría a la evidencia que en el mundo haya cada vez más un mayor equilibrio laboral entre mujeres y hombres (cuyo aumento del promedio global pasó en 10 años al 70% en 131 economías). Siendo en Colombia la tasa de desempleo para las mujeres del 13,9 %, mientras la participación laboral del 52,5 %.

Aspectos que contribuyen a una sensible mejora de la productividad, favoreciendo la innovación y facilitando la adaptación de las empresas al mundo globalizado. Convirtiéndose al mismo tiempo en un factor que facilita la dinamización económica y productiva de los países: «Si las mujeres tuvieran igualdad de oportunidades para desarrollar todo su potencial, el mundo no solo sería más justo, sino también más próspero. Cambio que está ocurriendo, pero no lo suficientemente rápido, ya que a 2700 millones de mujeres se les sigue limitando legalmente el acceso a los mismos empleos que los hombres». Kristina Georgieva, presidenta del Grupo Banco Mundial.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Conozca las diferencias entre la prima de servicios y la prima extralegal para evitar confusiones

Conozca las diferencias entre la prima de servicios y la prima extralegal para evitar confusiones

Nota Ciudadana
El entretenimiento y su histórico aporte al PIB en los últimos años: ¿a qué se debe el boom en Colombia?

El entretenimiento y su histórico aporte al PIB en los últimos años: ¿a qué se debe el boom en Colombia?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--