De la serie 'Asesinos en serie colombianos', parte 1: El "Monstruo de Monserrate"

De la serie 'Asesinos en serie colombianos', parte 1: El "Monstruo de Monserrate"

Estudió ingeniería Industrial. Luego de ello, su madre murió de forma repentina y contribuyó con su aislamiento y al mayor consumo de sustancias psicoactivas

Por: Dustin Tahisin Gómez Rodríguez
mayo 16, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
De la serie 'Asesinos en serie colombianos', parte 1: El

Los asesinos en serie son individuos en promedio hombres que matan, eliminan por lo menos a tres personas en intervalos de tiempo. Desde la historia de la humanidad han existido estos personajes, aunque desde mediados del siglo XX y los avances de la psicología como la psiquiatría se ha tratado de estudiarlos dado que, aunque hay algunas simetrías hay diferentes tipos de conducta del acto criminal. Los asesinos en serie en promedio tienen una multiplicidad de impulsos psicológicos que van desde el poder y la compulsión sexual. Muchos de ellos tienen características de inadaptabilidad como inutilidad, otros han sentido humillación, abusos cuando eran niños, pobreza, nivel de escolaridad bajo, venganza etc.

En la historia occidental se tiene antecedentes por ejemplo del aristócrata Gilles de Rais en el siglo XV que secuestraba niños y los atacaba sexualmente o la reconocida narrativa de Jack Ripper a finales del siglo XIX en el Reino Unido etc. Para el presente escrito me voy a focalizar en algunos asesinos en serie   colombianos que además de ser seres despreciables que a mi juicio no tienen ninguna redención llevarlos a la cárcel, en virtud que las disciplinas que estudian este fenómeno han demostrado que estos individuos jamás se “curan” tienen facetas que concuerdan con los procesos históricos, geográficos, ambientales de la cultura colombiana. El primero de ellos es el “Monstruo de Monserrate” que perpetró sus actos en la capital, en Bogotá, prosigo con el “Monstruo de los Andes”, el “Sádico del Charquito” y el “Doctor Mata” en diferentes entregas.

El “Monstruo de Monserrate”

Freddy Armando Valencia, alias el “Monstruo de Monserrate” nació en Bogotá el 5 de junio de 1982. Antes de los seis años como muchos en Colombia su papá lo abandonó junto con su mamá y su hermana. Entre sus primeros rasgos de su personalidad se caracterizaba por ser introvertido y solitario. Se destacó en Matemáticas, Trigonometría y Educación Física. En el año 1995 inició prácticas de karate y artes marciales que utilizaría más tarde para controlar a sus víctimas. Fue un niño y adolescente disciplinado, solitario y rabioso. Desde los 18 años comenzó la ingesta de sustancias psicóticas con lo cual abandonó las artes marciales. El consumo de estas sustancias, su personalidad retraída como   violenta con él y los suyos como el despecho en el año 2001 por la única novia que tuvo construyeron a este individuo.

Inició estudios en la Universidad Inca de Colombia en ingeniería Industrial, aunque esta institución niega esta afirmación. Luego de ello su madre murió  de forma repentina y contribuyó con su  aislamiento  y al mayor consumo de sustancias psicoactivas. Se podría decir que luego de este suceso comenzó a vivir en la calle solo acrecentó la ingesta aún de sustancias psicoactivas. En los años 2004 y 2005 el “Monstruo de Monserrate” quiso rehabilitarse según la Secretaria de Integración Social. Sin embargo, luego de varios meses volvió a las calles.

Según lo consultado no se sabe exactamente cuando inicio sus accionar delictivo, pero se asume que fue después del año 2012, dado que en ese año construyó su cambuche en las inmediaciones de la avenida circunvalar. Su modus operandi, si me permiten el término, era el de ir a la “Calle de Bronx”, escoger una muchacha adicta, ofrecerle comida, drogas, ropa etc. Posterior a ello, pedirles tener sexo y cuando estaba en el cambuche y si estaba drogado o medio drogado las estrangulaba, asfixiaba y sepultaba a sus víctimas debajo del cambuche o al lado, es decir, dormía con sus cadáveres a unos centímetros de tierra de separación. Es más, las once víctimas halladas formaban una cuadricula que según los psicólogos forenses era como si las coleccionara, las ordenara.

Las mujeres que fueron asesinadas en promedio eran jóvenes que su entorno inmediato no las extrañaban. Jóvenes que la sociedad de consumo les pasó factura y en consecuencia nadie preguntaría si desaparecerían. Al “Monstruos de Monserrate” lo cogieron las autoridades de chiripazo, de suerte, pues sencillamente por esos terrenos hay personas que además de dormir en cambuches cerca hay espacios individuos que trotan con sus animales de compañía y esto fue un detonador. Un perro le llevo una especie de mano a su compañero humano y ella se asustó, buscó a un policía, se realizo el proceso de búsqueda y lo capturaron.

Fuentes

Cruz, E. (2023). Los monstruos en Colombia sí existen. Editorial Penguin Random House.

Ressler, R. (1992). Asesinos en serie. Editorial Ariel.

Serrano. (2014). Asesinos en serie: definición, tipologías y estudios sobre esta temática. Gac. int. cienc. Forense. Número 10. Enero-marzo.

Salado, P. (2015). Asesinos seriales. Etiología de sus crímenes y perfilación. Trabajo de grado. Facultad de derecho. Universidad del País Vasco

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Caricatura: Miedo a la verdad

Caricatura: Miedo a la verdad

Nota Ciudadana
Festival gratuito para incentivar turismo en Ciudad Bolívar se llevará a cabo este fin de semana

Festival gratuito para incentivar turismo en Ciudad Bolívar se llevará a cabo este fin de semana

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus