El expresidente Figueres y el exministro Chaves compiten por la presidencia de Costa Rica

Con el.peso de una gran abstencion en primera vuelta y la guerra sucia como sello de la campaña, de define hoy entre dos economistas la suerte de los ticos

Por:
abril 03, 2022
El expresidente Figueres y el exministro Chaves compiten por la presidencia de Costa Rica

Entre escándalos y acusaciones, palabras como corrupción y acoso sexual a la orden del día, la financiación electoral bajo la lupa, la guerra sucia se tomó los últimos días de la campaña electoral de Costa Rica en la segunda vuelta. El Talón de Aquiles de los candidatos  y las encuestas dieron cuenta de cómo parecieron influenciar la intención de voto de los electores por José María Figueres y Rodrigo Chaves el 3 de abril. Los escándalos opacaron las propuestas.

Figueres tiene una enorme tradición política; Chávez, una carrera de tres décadas en el Banco Mundial. Figueres quiere repetir porque ya fue presidente entre 1994 y 1998, y tiene detrás el histórico Partido de Liberación Nacional (PLN), el más tradicional de Costa Rica. Chaves dejó su puesto de seis meses como ministro de Hacienda del actual presidente Carlos Alvarado y encontró cupo de candidato en un partido de nuevo cuño, el Partido Progreso Social Democrático, que nació en 2018. Fue el gran palo electoral de la primera vuelta que se dirimió entre 25 aspirantes.

 

José María Figueres ganó la primera vuelta ampliamente, pero la tendencia parece haber revertido

En una elección en la que 40 % de los electores se quedó en casa, Figueres le tomó once puntos de ventaja a Chaves. Hoy los sondeos parecen haber revertido la situación, algunos dan empate técnico 43,3 % Chaves, 38,1 % Figueres, otro dan ganador hasta por diez puntos a Chaves, como los realizados por las universidades Nacional (UNA) y de Costa Rica (UCR).

Los puntos a favor de Figueres están en la experiencia, o quizá los viejos figueristas de “don Pepe”, dicen en San José. Don Pepe, José María Figueres Ferrer, es el padre del candidato y emblema de la política costarricense. Cuando en 1948 ganó la última revolución armada de Costa Rica, fundó la Segunda República y abolió el Ejército, uno de los hechos más relevantes a nivel internacional. También fundó el PLN, partido miembro de la Internacional Socialista – no obstante, algunos politólogos lo sitúan hoy en el centro- y ganó dos elecciones.

En la hacienda familiar La Lucha, con su madre, la danesa-estadounidense Karen Olsen el candidato que quiere repetir creció con el enorme peso de su apellido antes de irse a la Academia Militar West Point donde se graduó de ingeniero industrial. El presidente Óscar Arias, premio nobel de Paz, fue quien le dio la mano para ingresar a la política y lo llevó al gabinete de su primera administración (1986) como ministro de Comercio Exterior, y después de Agricultura y Ganadería.

El bicho de la política le ha picado toda la vida. Tan pronto volvió de Harvard de obtener un título en administración pública decidió que lo suyo era ser presidente. Cuatro años después de morir su padre, en 1994 llegó al Palacio Presidencial con 39 años, el número 42 de los mandatarios costarricenses, y el más joven del continente por aquel entonces.

De su presidencia se rescata la visión de futuro abriendo el país a la tecnología y el ecoturismo. Llevó a Intel en 1996, mientras se oían críticas a la liberalización de la banca y la reducción de las instituciones del estado. Tenía 43 años cuando se le llamaba expresidente, y partía a ser director del Foro Económico de Davos del que saldría siete años después inmerso en lo que se llamó el escándalo ICE-Alcatel por una supuesta “consultoría” con tufo a tráfico de influencias para ganar contratos con una compañía estatal.

Este es el gran lunar que en esta campaña trató de minimizar aduciendo que nunca fue llamado a juicio, y que el caso fue archivado. Sin embargo, el episodio quedó en la memoria y sigue siendo un factor a la hora de darle el voto al expresidente, como indica la encuesta de UCR en la que el 47 % de los encuestados dijo que ese asunto influye "mucho" en su decisión.  Al parecer, la acusación le restó impacto a su discurso centrado en bajar el desempleo y abolir la extracción de petróleo y gas en Costa Rica.

Rodrigo Chaves, el exministro economista  se acerca fácil a la gente con su estilo desabrochado

Rodrigo Chaves, doctor en Economía de la Universidad de Ohio, 30 años en el Banco Mundial y seis meses de funcionario público. De estar en el quinto puesto en las encuestas más serias de la primera vuelta se trepó al segundo puesto en el balotaje arremetiendo contra los partidos tradicionales y el manejo de la economía en favor “de unos pocos empresarios” y la falta de agallas para depurar las instituciones del Estado.

Sus maneras más burdas y el uso de términos de raigambre popular lo acercó al electorado como abanderado del malestar popular con los partidos políticos y el funcionamiento del Estado. Ese electorado es el que bien conoce su mano derecha, la periodista de origen peruano Pilar Cisneros, famosa por su discurso agrio contra la clase política que por años lanzó desde el principal noticiero del país.

Si el talón de Aquiles de Figueres se llama Alcatel, el de Chaves se llama “acoso sexual”. Del Banco Mundial salió por conducta impropia en seis mujeres y muchos creen que su regreso al país se debió a buscar “escampadero” en la tormenta. Ha tenido que explicar el origen y funcionamiento de un fideicomiso de unos 135.000 dólares que operó entre febrero y septiembre de 2021 y que se dice que utilizó para gastos de campaña, lo cual sería ilegal.

Una serie de videos en su contra ha sido el plato fuerte de los escándalos de los días anteriores a los comicios, uno sobre pedofilia, y otro que muestra a personas lanzándose de un edificio en alusión a la frase de Figueres que votar por Chaves es "un salto al vacío". El candidato del PLN ha negado cualquier responsabilidad en el video que encendió la controversia entre los costarricenses.

A Chaves se le etiqueta en la derecha, pero sin la certeza que pueda dar solo tres años en un partido recién formado. Él finca su gran fortaleza en el conocimiento económico y en su discurso de “ley y orden”, que parece haber “pegado”. El domingo las urnas dirán qué tanto.

 

-.
0
1200
Isabel Cristina Zuleta hizo de Hidroituango su causa y ahora está con los mineros de Antioquia

Isabel Cristina Zuleta hizo de Hidroituango su causa y ahora está con los mineros de Antioquia

Diomedes Díaz volvió a hacer el milagro

Diomedes Díaz volvió a hacer el milagro

El mejor colegio del país, La Quinta del Puente, cerrado por falta de alumnos

El mejor colegio del país, La Quinta del Puente, cerrado por falta de alumnos

La sombra de Petro: el escolta que lo cuida desde hace 10 años

La sombra de Petro: el escolta que lo cuida desde hace 10 años

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus