Arroz con mango
Opinión

Arroz con mango

Horror diría nuestro paladar, pues eso es lo que estamos viviendo en la campaña presidencial y del Congreso: confusión, caos, lío, lenguaje soez, y el ridículo

Por:
febrero 22, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

Esta es una expresión costeña, que quienes crecimos en esta parte del país la usamos en su verdadero sentido: lío, confusión, desorden caos, porque además, habrá algo menos apetitoso que en vez de disfrutar un deliciosos mango lo combinemos con algo también delicioso como el arroz, ese sin el cual es difícil sobrevivir. Horror diría nuestro paladar. Pues bien, precisamente por eso es que esta expresión se ajusta a lo que estamos viviendo en esta campaña presidencial y además en la de Congreso. Y empecemos a señalar lo que obviamente disgusta, molesta y finalmente preocupa.

Primero el lenguaje. Se suponía que nosotros los colombianos nos orgullecíamos de hablar un buen español, pero como ya lo han mencionado muchos jamás habíamos escuchado tanto término soez por parte de quienes se suponen son nuestros líderes o quieren llegar a serlo. La moda es la grosería, la vulgaridad, los insultos, la falta de respeto. Aunque en el lenguaje coloquial todos usamos expresiones fuertes, había una regla de oro que impedía que lo hiciéramos en público. Sin embargo, ahora esas palabras de grueso calibre ya son parte de los esloganes de varias campañas. Y me perdonan, pero algunas de mujeres, no muchas por fortuna.

_______________________________________________________________________________

La moda es la grosería, la vulgaridad, los insultos, la falta de respeto

________________________________________________________________________________

El disfraz. La pérdida del sentido del ridículo es otra de las características de esta contienda electoral. Me perdonan, pero esos bailes ridículos de personas que aspiran llegar a la primera magistratura no les traerán votos, entre otras porque acaban de enterrar esa dignidad que ya este presidente se ha encargado de mancillar con sus permanentes salidas de tono. El famosos Tik Tok para acallar escándalos sinceramente creo que es ofensivo y con seguridad no logra su cometido, sino que demuestra la mala interpretación de lo moderno cuando no de una juventud que no cae como muchos creen en el ridículo.

Todo esto es convierte esta campaña en un arroz con mango: confusión porque lo anterior se agrega al espectáculo que están dando las coaliciones. Se están matado entre ellos, son solo se ponen zancadillas, sino que lejos de unión lo que hay es una cruel competencia con instrumentos de mala leche para deslegitimar a quienes deberían ser sus colegas. Y esto sucede porque esos arreglos han sido por votos y no por ideales compartidos. Lo único que se observa es que en vez de sustituir los desacreditados políticos la gente ha vuelto a ellos porque las coaliciones han resultado peores, lo que ya es mucho decir. Ese es el arroz con mango de la política actual que lo grave es que traerá graves consecuencias para el país. Mucha gente esta desalentada, no quiere votar por nadie pero sabe que su deber es hacerlo. No provoca leer nada de lo que dicen precisamente porque poco dicen. En fin, la única esperanza es que cuando queden unos pocos esos si compitiendo de verdad por la presidencia se pongan serios y empiecen a convencer a un país desganado, cansado, sin norte y que lo único que no quiere es que esta presidencia se repita en los próximos cuatro años. Pero para lograr eso se necesita que el arroz con mango no sea el símbolo de esta campaña.

E-mail [email protected]

@CeciliaLopezM

 

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Sancocho sí, pero costeño

Sancocho sí, pero costeño

Hoy los nadie son alguien

Hoy los nadie son alguien

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus