A 10 años de 'La Vida de Adèle'. ¿Cómo ha envejecido la película que marcó historia en Cannes?

A 10 años de 'La Vida de Adèle'. ¿Cómo ha envejecido la película que marcó historia en Cannes?

La Vida de Adèle es una representación artística muy humana, demasiado humana, y en esa, su cotidiana humanidad, reside su grandeza y legado para la posteridad

Por: Fredy Alexander Chaverra Colorado
diciembre 26, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
A 10 años de 'La Vida de Adèle'. ¿Cómo ha envejecido la película que marcó historia en Cannes?

El 26 de mayo de 2013 un jurado multicultural, presidio por Stiven Spielberg, tomó una decisión sin precedentes en el Festival Internacional de Cine de Cannes, por primera y única vez en la historia del certamen, el jurado le otorgó la mayor distinción a un director y a dos actrices. Tanto Abdellatif Kechiche como Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux se llevaron la Palma de Oro por La Vida de Adèle. Una película dramática-romántica imposible de comprender sin la armonía y talento de sus protagonistas.

Pero no todo fueron sonrisas y buenos tratos en la alfombra de Cannes, ya que la película llegó al Festival revestida de cierta polémica, no necesariamente por la intensidad de sus escenas sexuales, sino por acusaciones de un backstage repleto de malos tratos y abusos. Una polémica que nunca se ha desligado del análisis de una obra maestra del séptimo arte que con el tiempo se ha convertido, desde su perspectiva estética y musical, en una de las películas más importantes del cine LGTBIQ+ (cosechó 89 galardones en la temporada de premios).

Ahora bien, sin restarle importancia a la polémica -que a la postre terminó por hundir la carrera como director de Kechiche-, sí tiene mucho sentido revisitar la propuesta estética y las motivaciones cotidianas que se construyen en las tres horas de metraje de La Vida de Adèle. No me cabe la menor duda de que la sensibilidad del mundo ha cambiado muchísimo en los últimos años, y tal vez, si de especular se trata, hoy día la película no se haría de la misma forma como se hizo hace una década.

En principio, resulta necesario apelar a lo sencillo: La Vida de Adèle es una película sobre el amor. Ni más, ni menos.

Su mensaje trasciende a la experiencia particular de Emma y Adèle y se torna de dimensiones universales porque revela las complejidades del sentido cotidiano del amor. Cuando Adèle amplía su percepción del mundo y descubre la sensibilidad de Emma -la representación del azul como un color cálido- se inicia en las entregas, renuncias y desgarramientos tan propios de un primer amor; o si acaso, de un amor tan extraordinariamente revelador como doloroso.

Y ese es un mensaje de la película que todavía se mantiene vigente, no en relación a la supuesta bisexualidad o infidelidad de Adèle, sino en la perspectiva de comprender las condiciones humanas que permiten el encuentro existencial de dos sensibilidades antagónicas en una experiencia intima. Más allá del retrato de un amor lésbico, es la escenificación de un amor brutal y desgarrador que también podría retratar los avatares de una pareja homosexual o heterosexual, o más bien, el encuentro de dos seres que se aman y que, cuando ya se han amado demasiado, solo les queda luchar para no odiarse.

Las escenas de sexo entre Emma y Adèle -que sirvieron para alentar la polémica en su tiempo- operan como el catalizador físico de un poderoso descubrimiento erótico-afectivo; la armonía poética entre la juventud y la experiencia, pero su intensidad va cediendo en su calidez conforme las estaciones avanzan y el cabello de Emma pierde su tonalidad. Son escenas muy largas, que, dirigidas hasta el más mínimo detalle por un obsesivo Kechiche, no se pueden apreciar con la misma ingenuidad tras la revelación de las mismas actrices de que fueron grabadas en sesiones extenuantes y muy abusivas.

Por lo demás, los factores que alientan el viaje personal de Adèle hacia el océano de sus emociones -y escuchó I Follow Rivers en este preciso instante- se encuentran mediados por la discriminación, el rechazo social, la confusión, la incertidumbre sobre el futuro, la precariedad laboral y la confrontación espiritual contra el clasismo. Temas todos vigentes y que son abordados desde la película en su inabarcable profundidad.

La Vida de Adèle es una representación artística muy humana, demasiado humana, y en esa, su cotidiana humanidad, reside su grandeza y legado para la posteridad. ¡Enhorabuena por sus diez años!

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
En el Caribe comes o pagas energía

En el Caribe comes o pagas energía

Nota Ciudadana
Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--