Viviendo lejos de Colombia, entre nietos y fútbol, así son ahora los días de Carlos Antonio Vélez

Viviendo lejos de Colombia, entre nietos y fútbol, así son ahora los días de Carlos Antonio Vélez

Desde la pandemia se fue a vivir con su esposa a Perú y más allá del odioso personaje es un abuelo abnegado y un amante fervoroso de la Fórmula Uno

Por:
agosto 29, 2023
Viviendo lejos de Colombia, entre nietos y fútbol, así son ahora los días de Carlos Antonio Vélez

Le gusta provocar. Una hora antes de que arranque Palabras Mayores, su programa en RCN radio, se reúne con el equipo y empiezan a bosquejar el Consejo editorial. Lluvia de temas. La gran pregunta detrás lo obsesiona desde hace 50 años cuando arrancó con esto del periodismo deportivo y prefirió irse a ver la despedida de Pelé a seguir estudiando derecho: ¿Cómo nos mantenemos vigentes? Y sí, siempre lo logran.

Dos veces por semana, en Twitter, Carlos Antonio Vélez es tendencia. Ya sea porque dice algo políticamente incorrecto sobre James como afirmar que fue goleador de un Mundial por accidente “como sucedió en 1994 con el ruso Oleg Salenko”. A Carlos Antonio lo pueden odiar, pero nadie puede decir que es un cobarde.

La pasión arrancó con su papá, cuando lo llevaba al Estadio en Manizales a ver al Deportes Caldas hace 60 años. Por eso, se reconoce como un hincha de ese equipo. Eso sí, tiene carnet de otro equipo blanco, el Real Madrid. Esa es también la única diferencia que tiene con uno de los amores de su vida, su nieto Antonio, que es hincha del Barcelona. Es un abuelo ejemplar.

Poco a poco ha venido soltando cosas que lo amarraban como eso de estar anclado a un noticiero en televisión todos los días a las siete de la noche. La invisibilidad de la radio le conviene y así puede hacer algo que quiso desde hace tiempo: devolverle a su esposa un poco de lo que alguna vez le dio.

La historia se remonta a 1976 cuando Techy Marroquín, una arequipeña de pura cepa, dejó sus estudios de Sicología para irse con un periodista colombiano que ni siquiera tenía 30 años. Tuvieron dos hijos: la abogada Paola Vélez y Luis Carlos, el célebre periodista que además es su mejor amigo.

 - Viviendo lejos de Colombia, entre nietos y fútbol, así son ahora los días de Carlos Antonio Vélez

¿Dónde vive Carlos Antonio Vélez?

En 2018, Carlos Antonio y Techy compraron un apartamento en Miraflores, el tradicional barrio limeño donde pasan largas temporadas. Desde su estudio, mirando al Pacífico, hace Palabras Mayores. En Lima disfruta la comida que tanto le gusta y la visita de amigos como Juan Carlos Oblitas o Julio César Uribe, gente del fútbol con quienes puede conversar largo sobre sus pasiones. Incluso, está estudiando tercer año de Dirección Técnica en la academia Johan Cruyff que tiene sede en la capital peruana.

En los noventa, Efraín Pachón, el célebre dirigente deportivo, lo llamó al Hotel Intercontinental de Cali para hacerle una propuesta: dirigir el Deportivo Pereira. Era conocido y estaba actualizado en tácticas de juego, que llevaron a que lo consideraran para ese difícil cargo. Sin pensarlo, Carlos Antonio le recomendó a Pachón el nombre de un jugador que acababa de retirarse, pero sabía mucho del juego y se trataba de Luis Fernando Suárez.

En Bogotá guarda tesoros. Tiene una caja entera con casetes de VHS que le grababan desde Cúcuta cuando en los años ochenta desde allí le grababan los partidos del Nápoles que pasaban en Radio Caracas Televisión, mucho tiempo antes de que ESPN y Direct TV acapararan todo el fútbol internacional.

Carlos Antonio siempre ha tenido la capacidad para estar al día. Hace cuarenta años, mucho antes del Internet, le pagaba a la señora que hacía el aseo en los aviones internacionales que llegaban a aeropuerto El Dorado para recoger todos los periódicos que los pasajeros dejaban en sus vuelos desde Europa. Era un cartaparcio de donde sacaba todas las chivas que daba en sus programas de televisión y radio.

Pero no todo en la vida es fútbol. Uno de sus secretos mejor guardados y que reveló hace poco en un programa de Internet es que es hincha de la Fórmula Uno. Incluso, uno de sus maestros de vida es Fernando Alonso, quien a sus 42 años ha sabido mantenerse vigente en una disciplina tan dura como la carpa máxima del automovilismo. Cuando dice que es fanático de la Formula Uno es porque ve los entrenamientos libres, la clasificación, la carrera el domingo y este año estuvo en el Gran Premio de Miami.

Cree que los tres mejores jugadores de la historia del fútbol colombiano son el Tino Asprilla, Willington Ortiz y Falcao. James está muy lejos de ese top 3 y no le da pena decir que no es fan del fútbol femenino. Él no se quiere subir a ese bus de la victoria. En realidad, al único bus que se ha subido es al de su causa. Sus colegas lo respetan, pero le tienen distancia.

Él, al único que le profesa admiración, es a Ubeimar Muñoz Ceballos, el gran comentarista valluno que toda su vida ejerció en Medellín. Carlos Antonio, a sus 70 años y desde hace rato, está por encima del bien y del mal. Lo único que le importa es mantenerse vigente. Y vaya si lo está. Nada más entren a las tendencias de Twitter, les apuesto que encontrarán su nombre.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
El camino de Andrea Guerrero, la periodista consentida de RCN que llegó a la presidencia de Win Sports

El camino de Andrea Guerrero, la periodista consentida de RCN que llegó a la presidencia de Win Sports

Quién es el ingeniero y político que hace 12 años compró al Bucaramanga y hoy puede ser campeón

Quién es el ingeniero y político que hace 12 años compró al Bucaramanga y hoy puede ser campeón

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--