Tocayos y compadres: coincidencias y similitudes del presidente guerrillero y el papa más progresista

Tocayos y compadres: coincidencias y similitudes del presidente guerrillero y el papa más progresista

Escuchar al presidente hablar de sus coincidencias ideológicas y religiosas con Francisco sorprende a colombianos, y a nivel mundial

Por: Martín López González
enero 25, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Tocayos y compadres: coincidencias y similitudes del presidente guerrillero y el papa más progresista
Fotografía: Canva

Escuchar al presidente Petro en rueda de prensa al finalizar su más reciente encuentro con el papa Francisco, hablar de sus coincidencias políticas, ideológicas y religiosas es algo que sorprende no solo a los colombianos, sino a muchas personas a nivel mundial.

Tal impresión se debe a la influencia de la prensa hegemónica, y más específicamente de la colombiana, donde lo menos que se dice de Petro, sobre todo en época de campañas proselitistas, es de ser guerrillero, ateo, comunista, castrochavista; casi la representación misma del demonio.  

El presidente Petro citó las dos últimas encíclicas papales: la “Laudato si”, sobre la ecología, y la “Fratelli tutti”, sobre la fraternidad y la paz universal. Las palabras del papa en torno al primer tema: “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar”. Por su parte Petro también lo advierte en todos los foros del calentamiento global y los efectos de este. Ambos lamentan la destrucción y desaparición de animales y vegetales; que al planear obras no se tiene en cuenta cómo afectan los ecosistemas.

En el segundo tema adhieren cien por ciento. El camino hacia la paz no implica homogeneizar la sociedad, pero sí permite trabajar juntos. Es necesario tratar de identificar bien los problemas que atraviesa una sociedad para aceptar que existen diferentes maneras de mirar las dificultades y de resolverlas. El camino hacia una mejor convivencia implica reconocer la posibilidad de que el otro aporte una perspectiva legítima, al menos en parte. Algo que pueda ser rescatado, aun cuando se haya equivocado o haya actuado mal. Uno y otro dice lo mismo con palabras diferentes.

Las sanas políticas que propone el Papa Francisco consisten en promover el bien de todos y facilitar el desarrollo de todas las esferas de la vida social y comunitaria. Es una invitación a tener un corazón abierto que sea capaz de albergar la fraternidad y la amistad social como vehículos para la reconfiguración de un mundo nuevo y de estructuras sociales y políticas más humanas y justas donde nadie quede excluido. A esto es lo que el presidente Petro llama justicia social y ambiental y son ejes del Plan de Desarrollo Colombia Potencia Mundial de la Vida.

Tanto en las plegarias del papa como los discursos del presidente no hay punto final en la construcción de la paz social de un país; es una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos. Trabajo que pide no decaer en el esfuerzo por construir la unidad de las naciones y, a pesar de los obstáculos, diferencias y distintos enfoques sobre la manera de lograr la convivencia pacífica, persistir en la lucha para favorecer la cultura del encuentro, que exige ubicar en el centro de toda acción política, social y económica, a la persona, su altísima dignidad, y el respeto por el bien común.

Son bien conocidos los intentos y la lucha de Gustavo Petro Urrego en esos dos campos de las encíclicas papales en su periplo político como congresista y ahora como presidente de la República. La revista estadounidense Time, una de las publicaciones más importantes y prestigiosas del mundo, seleccionó al presidente de Colombia, Gustavo Petro, como uno de los 100 personajes más influyentes del 2023. Por todo el lobby y la diplomacia realizada en foros mundiales y regionales en contra de las guerras intestinas e internacionales y la lucha contra la inminente hecatombe climática. 

El papa Francisco, de origen argentino, ha sido percibido como más progresista en comparación con algunos de sus predecesores. Ha abordado cuestiones sociales, económicas y medioambientales de manera más directa y ha adoptado un enfoque más accesible y cercano a la gente.  El papa Benedicto XVI, de nombre Joseph Ratzinger, fue criticado por algunas de sus declaraciones, principalmente relacionadas con su juventud en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente en su papel como papa abogó por una visión más conservadora en términos de doctrina y moral católica.

Si a Benedicto XVI se le asociaba con el nazismo y a Hitler por sus declaraciones; al argentino Francisco hay que vincularlo con el izquierdismo. Mientras el primero defendió abiertamente la Inquisición y era seguidor de sus métodos, el segundo ha cambiado la imagen de la Iglesia católica, devastada por los escándalos, con una revolución pacífica marcada por un lenguaje directo y sencillo, para adaptar al mundo moderno a una institución anquilosada.

Las siguientes palabras fueron expresadas por el Che Guevara, argentino como Francisco en 1965: “No se trata de cuántos kilogramos de carne se come o de cuántas veces por año pueda ir alguien a pasearse por la playa, ni de cuántas bellezas que vienen del exterior puedan comprarse con los salarios actuales. Se trata, precisamente, de que el individuo se sienta más pleno, con mucha más riqueza interior y con mucha más responsabilidad".  Son casi idénticas a las del Papa Francisco "El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada”.

Eran frecuentes en boca de Ernesto José Guevara las frases alusivas a identificarse y luchar por los desposeídos, denunciar la corrupción, impulsar la movilización social en búsqueda de la equidad para compensar las brechas sociales. Siempre hacía énfasis en proyectar la economía hacia el ser humano, no hacia el mercado y que estaría dispuesto a entregar su vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica.

Pues, el papa Francisco en su segunda visita a América Latina en 2015, casi con las mismas palabras, habló de utopía, proezas libertarias, justicia social, deuda del Estado con la familia y de fe revolucionaria.  Y de devolverle al pueblo la tierra concentrada en el 80% en solo el 2% de la población. Qué coincidencia, fueron Ecuador, Bolivia y Paraguay los países que estuvieron también en el recorrido que el Che Guevara hizo en su viaje rumbo a la Sierra Maestra en Cuba.   

Cuando el médico argentino Ernesto José Guevara, a sus 31 años y Fidel Castro triunfaron en la revolución cubana y se convirtieron en el ejemplo y liderazgo para los jóvenes de América Latina, Jorge Mario Bergoglio de 23 años andaba en los caminos de la formación intelectual, que incluía estudios de humanidades, filosofía y teología. Un año más tarde en 1960 nacería Gustavo Petro en la Costa Caribe. Es muy probable que el “guerrillero heroico” haya influenciado a su paisano sacerdote como pasó más tarde con el hoy presidente de la República de Colombia. ¿Será la filosofía guevarista lo que unen al papa Francisco y a Gustavo Petro?  

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Talento Visible:

Talento Visible: "¿Y vos por qué creés que no puedo ser gerente?"

Nota Ciudadana
Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--