Los genios detrás de Booklick: la revolución de los libros universitarios

Sacarle fotocopias a los libros quedó en el pasado con esta iniciativa. Más de 1,2 millones de estudiantes la consolidan como una sólida y rentable startup

Por:
noviembre 08, 2019
Los genios detrás de Booklick: la revolución de los libros universitarios

En una época donde lo importante es identificar quién sabe o dónde encontrar la información, más el Know-who que el Know-how, el emprendimiento Booklick responde a esta necesidad. Una plataforma electrónica que genera comunidad alrededor del contenido y conocimiento académico. Hoy con 49 instituciones inscritas y 1,2 millones de estudiantes en Colombia, Booklick es una sólida y rentable start-up.

No ha sido fácil llegar a este estado. Hace cinco años, cuatro estudiantes de la Universidad de Los Andes, Julio Alviz, Federico Platin, David Mesa y Daniel Garzón se cuestionaban el por qué en esta época tecnológica, con documentos y libros electrónicos, los estudiantes  seguían recurriendo a fotocopias para su material de clases. Buscando fotocopiadoras baratas por el barrio la Candelaria cuya calidad permitiera leerlas y rogando para no tener luego problemas de derechos de autor.

La idea inicial del emprendimiento era un sitio en Internet que tuviera todo el material académico necesario para los programas académicos, y ofrecerlo mediante un modelo de suscripción que les evitara tener que comprar libros que casi siempre solo serían útiles durante un semestre. Se ofrecería el servicio mediante un modelo de suscripción, similar a Netflix con las películas o Spotify con la música. Los primeros tres años fueron dedicados a este modelo de negocio.

Consiguieron recursos de familiares y de amigos y arrancaron. Golpearon editorial por editorial en Latinoamérica y España, con un objetivo similar a las actuales plataformas de streaming (Netflix, HBO, Amazon Prime), garantizar una buena oferta para que los clientes pagaran la suscripción. Consiguieron armar una base de 180.000 libros y  un millón de papers. Participaron en el programa de aceleración de Apps.co durante 6 meses, luego aplicaron a Start-up Chile y se fueron a vivir a este país 8 meses. Un trabajo y convivencia de 24 horas x 7 días a la semana, a la que sobrevivió la amistad, más no la idea.

Estando en Chile, descubrieron que independientemente del volumen de libros ofrecidos, los estudiantes no estaban dispuestos a pagar por un material académico que podían conseguir en la biblioteca. Las universidades ya cuentan con acuerdos editoriales que les permiten ofrecer a sus estudiantes gran parte del contenido existente en el mercado. Los estudiantes llegan a los libros o artículos no por buscadores en Internet, sino por la recomendación de sus compañeros y profesores. Había entonces dos factores que no habían considerado, el material no es necesario conseguirlo sino idear la forma de acceder al existente en cada universidad y que el valor esta en la generación de comunidad. El negocio cambió, o pivoteo, como se dice en el sector.

El modelo a seguir no era Netflix, sino Facebook. Facebook debe su imperio a ser el primero que entendió el potencial de internet para satisfacer la necesidad de la gente por crear comunidad. Las diferentes plataformas que Facebook ha ido vinculando, como WhatsApp e Instagram logran satisfacer diferentes formatos de comunicación de intereses. Booklick le apuesta a ser la principal red social de aprendizaje, a juntar personas con intereses académicos comunes, al deseo de  compartir y recomendar material bibliográfico, apuntes académicos, artículos y vídeos. A consolidar una red social de aprendizaje alrededor de conocimiento y contenido.

El cliente económico son ahora las universidades, que ofrecen a su comunidad, la plataforma como el mecanismo de acceso al contenido que existe y produce la institución. En Booklick se centralizan las notas de clase, los artículos, los libros y las revistas periódicas. Existen dos versiones de la plataforma. La premium, que opera a través de  internet y permite acceder a todo el contenido de las bibliotecas y de los profesores, así como pertenecer a la comunidad académica de la misma institución. Y la versión Deluxe, que permite acceder a través de dispositivos móviles al contenido no solo de la universidad vinculada sino de todas las instituciones adheridas a Booklick, lo que permite a los usuarios pertenecer a una intercomunidad de varias instituciones educativas.

En ambos modelos se crean comunidades que interactúan a través de la plataforma recomendando libros, documentos o resolviendo dudas y aportando conocimiento. Un modelo que ya logró llamar la atención de la multinacional EBSCO Information Services, una de las 10 empresas privadas más grandes del área de Boston, líder en clasificación de  bibliotecas, con administración de suscripciones para más de 360.000 publicaciones periódicas y acceso en línea a más de 800.000 libros electrónicos, que atraídos por el concepto de comunidad académica de Booklick, se encuentra analizando posibilidades conjuntas de negocio.

Booklick que opera desde Bogotá, cuenta con 12 empleados adicionales a los fundadores, principalmente programadores y del área comercial. La empresa solo ha realizado una ronda de inversión, pues no son partidarios de levantar dinero para quemarlo, recuerdan con angustia la presión de responder con resultados a los familiares que creyeron en ellos durante los primeros años. Su objetivo es garantizar el ser rentables operativamente, algo que ya han conseguido, y que les permitirá lograr los retos planteados para el 2020: entrar a España, México y USA.

 

-Publicidad-
0
5521
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Siesa, un éxito empresarial que nació en un computador

Siesa, un éxito empresarial que nació en un computador

El secreto de Calzatodo que lo ha hecho crecer en la era digital

El secreto de Calzatodo que lo ha hecho crecer en la era digital