La mala hora de Conconcreto, el emporio que fundó la familia Aristizábal

El fuerte impulso de la última década en cabeza de Juan Luis Aristizabal que los llevó a la Bolsa se ha visto golpeado. La crisis de Hidroituango ha pesado

Por:
Agosto 12, 2018
La mala hora de Conconcreto, el emporio que fundó la familia Aristizábal

La crisis le reventó a Juan Luis Aristizábal Velez, el representante de la segunda generación de la familia Aristizábal Correa, hijo de Darío y quien desde el 2000 es el presidente de la constructora. A  principios de los años 60 Darío Aristizabal Correa y otros cinco arquitectos se unieron para producir losas de concreto para soluciones de vivienda unifamiliar. No pasó mucho tiempos antes de que Aristizabal se quedara con el control de la empresa y fue entonces cuando invitó a su hermano menor J. Mario, ingeniero civil de la Facultad de Minas, a Luis Jorge Aristizábal quien llegó con experiencia en firmas de Ingeniería y al ingeniero Esteban Restrepo Moreno. Rápidamente vieron el potencial para  crear una pequeña constructora, a partir de sus losas que eran una buena alternativa para los edificios con altura que recién empezaban a construirse.

Darío se dedicó a su empresa de construcción Aristizabal Fajardo Vélez mientras Jota Mario, como se le conoce, asumió el liderazgo de Conconcreto durante 32 años. Las primeras décadas estuvieron concentradas en la construcción de edificaciones y viviendas de donde resultó la filial Industrial Conconcreto productora de los agregados, prefabricados y estructuras necesarias para la construcción. En los años 80s, Jota Mario entraron en forma al negocio de  infraestructura con obras viales en Medellín y para dar el salto a la conquista del mercado nacional se arriesgó con varias consorcios con firmas extranjeras. No faltaron los premios y reconocimientos de la mano de la consolidación empresarial.

Mario, asumió la dirección desde la junta directiva y le entregó el mando en 1995 del día a Carlos Arturo Ángel, quién después de cinco años le entregó la posta a Juan Luis Aristizábal, el primogénito de Darío, con experiencia en el sector y quien había dirigido la línea de vivienda en la propia Conconcreto. Con él llegó la entrada a la Bolsa de Colombia logrando las capitalizaciones necesarias para los nuevos retos. La primera emisión, después de la renuncia al derecho de preferencia a sus accionistas fue en 2010; la acción se cotizó en $ 1.315. Luego vino una segunda emisión, por el 19,9 % en 2012, para financiar su plan de expansión, a un precio de $ 1.350 por acción. La solidez patrimonial finalmente se consiguió en 2015 cuando la constructora francesa Vinci SA, líder en el mundo en construcción y concesiones, adquirió un 20 % de la compañía, por un valor de $ 1.276 acción ($ 280 mil millones de pesos en total) que le permitió a la empresa participar en los proyectos de alianza públicos privadas – APP, que lanzó el gobierno.

La Constructora francesa Vinci se quedó con el 20% de la compañía y le dio la fortaleza para entrar a la competencia de las APP

El crecimiento empresarial de Conconcreto en los últimos dos años fue notable con ventas en el 2017 por  $ 1,6 billones de pesos, gracias a las inversiones en vías, puentes y vivienda, alcanzando una utilidad neta de $ 78.211 millones. El portafolio de proyectos total de la constructora a cierre de junio de 2018 es de $ 2.3 billones, donde un 70 % es en proyectos de infraestructura y el 30 % en proyectos de edificación.

Sin embargo no todo es motivo celebración. En el 2018 empezaron las dificultades legales  con el campanazo de la Superintendencia de Industria y Comercio – SIC que le impuso en el 2017  una multa por $368 millones de pesos  por el incumplimiento el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas (Retie), específicamente en la construcción del Hotel Estelar Cartagena de Indias. La empresa por el momento interpuso los recursos de Ley.

Otro de sus dolores de cabeza del Presidente Aristizábal es el proceso licitatorio para el tercer carril de la vía Bogotá-Girardot. Existe la  posibilidad de que la SIC interponga una multa de hasta $ 78.000 millones por “posible omisión de acatar en debida forma, las solicitudes de información efectuadas por dicha entidad, sus órdenes o instrucciones”, por prácticas restrictivas de la competencia. La investigación surgió de una visita de inspección de la SIC realizada en septiembre del 2016. El golpe financiero seria fuerte, equivalente a las  utilidades del  2017. El proceso está en etapa de indagación preliminar.

 

El proceso licitatorio del tercer carril de la via Bogota-Girardot se les convirtió en un verdadero dolor de cabeza con denuncias del propio vicepresidente Vargas Lleras 

Este mismo proceso Licitatorio de Tercer Carril Bogotá-Giradot, se encuentra en la lupa de la Fiscalía, que adelanta una investigación por el delito de colusión, es decir supuestamente haber realizado acuerdos anticompetitivos para direccionar dicha licitación pública, tanto al presidente de Conconcreto Juan Luis Aristizabal, como al expresidente de Conalvías, Andrés Jaramillo (preso desde febrero de 2017 por cargos de interés indebido y peculado por apropiación en el carrusel de la contratación en Bogotá).

La Agencia Nacional de Infraestructura – ANI, entregó en agosto de 2016 la construcción de la obra mediante Asociación Público Privada – APP, al consorcio Estructura Plural Vías a Girardot, conformado por las empresas Constructora Conconcreto (75 %) e Industrial Conconcreto (25 %), por un monto $ 2.4 billones de pesos. La Fiscalía investiga si Estructura Plural se alió con su competidor, Concesionaria Vías del Desarrollo (conformada por Benton SAS y China Gezhouba Group Company) para quedarse con el contrato.

Fue el propio vicepresidente German Vargas Lleras quien prendió las alarmas. Según su denuncia, el consorcio chino presentó una oferta el 68,8% más baja del valor propuesto:  “Esta propuesta generó una presión a la baja sobre el valor medio, lo cual pudo resultar ser determinante para favorecer a Estructura Plural Vías a Girardot”. En la actualidad, mediante una reconfiguración societaria, esta concesión a 30 años, esta a cargo del contratista Vía 40 Express conformado en un 25 % de Constructora Conconcreto, un 25 % de Industrial Conconcreto y un 50 % de la francesa Vinci Highways.

En la Bolsa las cosas no han ido tan bien. La acción se ha desvalorizado más de un 33 % en un año, golpeada en buena medida por la crisis de Hidroituango que tiene un retraso de casi tres años y un muy posible sobrecosto. Conconcreto forma parte del Consorcio CCC con un 35 % (los brasileños Camargo Correa con el 55 %, y Coninsa Ramón H con el 10%).  Aunque los ingresos disminuyeron un 30 % en el primer semestre de 2018 vs 2017, el Presidente Juan Luis Aristizábal dio un parte de tranquilidad en la presentación de los resultados del primer semestre del 2018.

A pesar de estos inconvenientes, Juan Luis Aristizábal, mira hacia delante con optimismo. Reveló que quiere participar en la licitación para la construcción del proyecto RegioTram que servirá de conector por vía férrea entre Bogotá y los municipios aledaños en el occidente de Cundinamarca como Funza, Mosquera, Facatativá y Madrid. Ese proyecto estaría en funcionamiento en 2022 y su licitación con un presupuesto estimado de $ 1.5 billones debería salir en los próximos meses y Conconcreto espera estar ahí en la primera fila.

Publicidad
0
25758
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Hidroituango, la mega represa antioqueña en la mira de la Fiscalía

Hidroituango, la mega represa antioqueña en la mira de la Fiscalía

Nota Ciudadana
¿El tercer carril de la carretera Bogotá-Girardot será un dolor de muela?

¿El tercer carril de la carretera Bogotá-Girardot será un dolor de muela?

Conconcreto y Solarte, ambos con investigaciones en la Fiscalía, se quedaron con el Túnel de la Linea

Conconcreto y Solarte, ambos con investigaciones en la Fiscalía, se quedaron con el Túnel de la Linea