¿Debe Colombia sumarse a los países que sancionan a los órganos de propaganda de Rusia?

La Comisión Europea pidió a Google suspender las cuentas de medios rusos. Si Colombia se suma a la restricción, no debe atentar contra la libertad de expresión

Por: Omar Yezid Barrera
febrero 28, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¿Debe Colombia sumarse a los países que sancionan a los órganos de propaganda de Rusia?
Fotos: Flickr/Wikimedia

Hace algunas horas la Comisión Europea ha pedido a Google y YouTube que suspendan las cuentas de RT (antigua Russia Today), Sputnik, Izvestia y la casa matriz de las dos últimas la agencia noticiosa estatal Ria Novosti, entre otros medios relacionados con el gobierno ruso, para cumplir con parte del paquete de sanciones que la Unión Europea ha impuesto a Rusia por la invasión a Ucrania. Así ha informado la Swissinfo, medio noticioso de Suiza.

La Comisión Europea ha enfatizado en la necesidad urgente de tomar medidas enérgicas para contrarrestar la desinformación patrocinada por el Estado ruso y cumplir con sanciones y medidas contra los órganos de propaganda del Kremlin, dijeron a la agencia EFE fuentes comunitarias.

Cabe recordar que la libertad de expresión, que abarca la libertad de prensa, uno de los más apreciados valores del mundo libre, no incluye la propaganda de guerra, mucho menos aquella que justifica actos como una invasión, o que disfraza acciones que podrían ser consideradas eventualmente como crímenes de guerra.

Para la Unión Europea, RT y Sputnik son esencialmente tentáculos de la maquinaria de guerra de un Estado agresor, y en el pasado han sido órganos de propaganda mediante los cuales Rusia ha buscado afectar a otras naciones, incluyendo a Colombia.

RT y Sputnik han promovido una línea editorial apegada al libreto del Kremlin y los órganos de seguridad e inteligencia de la Federación Rusa, y han sido usados para inmiscuirse indebidamente en asuntos internos de otros países, bajo el paraguas de la libertad de expresión, algo que en la misma Rusia no sería posible, donde medios opositores han sido perseguidos, y comunicadores críticos al régimen incluso han sido asesinados, como ocurrió con Anna Politkóvskaya.

En caso de que Colombia quiera sumarse a las sanciones contra los órganos de propaganda de Rusia, el gobierno deberá considerar que las sanciones no se interpreten como retaliaciones por las acciones políticas y de propaganda ejercidas por esos medios en el pasado, sino que deben ser acciones legales que prevengan acciones futuras que generen conflicto social, propaguen mentiras, justifiquen acciones de guerra, incluyendo las violatorias de los derechos humanos o incluso que sean usadas para tomar retaliaciones contra Colombia por su alineamiento con el mundo Occidental y su solidaridad con Ucrania. Y mucho menos, deberán dar paso a considerarse como límites a la libertad de expresión e información.

Los límites a la libertad de expresión no deberían ser generados por medidas de control preventivo, como bien ha resuelto el Estado colombiano en su tolerancia a los medios rusos e incluso a Telesur, los cuales por años han abusado de la libertad de expresión y minado al Estado y la Sociedad colombiana, en ocasiones difundiendo noticias parcializadas o propagando información sesgada, sirviendo a la conflictividad política y la polarización en el país.

En la actualidad, RT en español se transmite en Colombia a través de varios operadores de cable, entre ellos ETB y Claro; los operadores de internet, por otra parte, permiten el acceso a los portales de RT y Sputnik en español normalmente.

Cabe aclarar que la legislación internacional contempla precedentes jurídicos para restringir la libre información en caso de que se afecte la seguridad nacional, la integridad territorial, la seguridad pública, la defensa del orden y la prevención del delito, como afirma el artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

En cuanto a la jurisprudencia colombiana, la Corte Constitucional fue clara en establecer que “el derecho a informar llega hasta el punto en el cual principie a invadirse la esfera del derecho de la persona y la comunidad, no ya únicamente a recibir las informaciones sino a que ellas sean veraces e imparciales” (Corte Constitucional, Sala de lo Contencioso Administrativo, T-1248380, 2007).

Precisamente, la veracidad y la imparcialidad en la información es algo que los órganos de propaganda afiliados a Rusia garantizan, y por tanto, sería legal que el Estado colombiano en solidaridad con la invadida nación ucraniana y por la seguridad nacional de Colombia restrinja las operaciones de RT, Sputnik e Izvestia, no solo a través de la red pública de internet sino bloqueando su señal a través de los operadores de cable nacionales.

-.
0
800
Las ventajas de vivir en Bogotá: conseguir neveras desde 700 mil pesos

Las ventajas de vivir en Bogotá: conseguir neveras desde 700 mil pesos

La cápsula que reemplaza a la incómoda colonoscopia

La cápsula que reemplaza a la incómoda colonoscopia

Los once hijos de Fidel Castro regados por el mundo

Los once hijos de Fidel Castro regados por el mundo

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus