Sin garantía y con Tapia

Tapia en Centros Poblados, nuevas alianzas y separaciones electorales, la ley de garantías y el regreso de la revista 'Cambio', entre otros temas de la semana

Por: Giancarlo Silva Gómez
septiembre 27, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Sin garantía y con Tapia
Fotos: Leonel Cordero

Como en un engranaje perverso sin fin, esta semana que termina nos deja una estela de sinsabores y pone en cierne temas que de seguro ocuparán la agenda de la entrante.

El tema del contrato de Centros Poblados del MinTic está pasando de un novelón de comarca a un best seller de talla orbital y para ello acude a la participación estelar de un viejo conocido de las películas del género de cleptocracia: Emilio Tapia, tristemente célebre por su participación en el carrusel de la contratación en Bogotá, nos muestra una vez más que la fragilidad institucional le confiere patente de corso a estos personajes para hacer del erario su caja menor. ¡Pero ni una palabra de cómo y cuándo regresa el dinero abudineado!

A falta de más de ocho meses para la elección de presidente, el descrédito de los partidos políticos es tal que Alejandro Gaviria no sale con el trapo rojo como turbante y Fico Gutiérrez denuesta del aval del Centro Democrático para evitar verse mezclado con la impopularidad de Babe, el cerdito valiente, entre otros ejemplos. Y como respuesta democrática a semejante pérdida de respaldo institucional, en los últimos cuatro meses, 31 personas han decidido inscribir su candidatura por firmas con el respaldo de comités o grupos significativos de personas para iniciar campaña desde antes de tiempo y desmarcarse de los partidos políticos. Pero me asalta una duda: el mal uso de esta figura, ¿será culpa de Jhon Hitler, de judas, del grupo que se llama “eliminemos las ratas políticas marcando aquí” o del hecho de que solo dos mujeres formen parte de este abanico? ¡Amanecerá y veremos!

En un acto político soberbio que demuestra el profundo desprecio de este sainete de gobierno con la comunidad, en descarado asocio con las bancadas serviles y obedientes en el Congreso, se guindó un orangután en la reforma tributaria recientemente aprobada, que permite la celebración de convenios administrativos durante el término de la ley de garantías, so pretexto de favorecer la reactivación económica. Lo peor no es esto. Esta afrenta contra la democracia fue urdida a sabiendas de que se cae en la Corte Constitucional, pero cuando esto ocurra ya han pasado las elecciones y el daño es irreparable. ¡La maquinaria está aceitada!

El regreso de la revista Cambio se presenta como un hálito de aire fresco que aporta al equilibrio periodístico, llevado a tropezones al inframundo por la revista Semana, que desde la dirección de Vicky se ha convertido en un medio pregonero de la propaganda gubernamental. Es titánica la labor que emprende este medio de navegar entre la objetividad y la independencia mientras recluta lo más granado del periodismo nacional para hacer una apuesta osada, inteligente y democrática que permita sacar a la información de la cárcel en que pretende meterla nuestro gobierno sectario y censurador. ¡Con Daniel Coronell de por medio este es un regreso que ilusiona!

Pero aún con perdón de mis lectores me debo referir al paso de James al fútbol catarí por una suma estratosférica, que le permitirá una vez se adapte a la cultura, acceder a la vida nocturna y pagarle una asesoría a Luisito Comunica para mejorar sus videos en Twitch. Siguiendo en el fútbol me arrugó el corazón ver al “Pipa” de Ávila detenido por narcotráfico en Italia, poniendo sobre el tapete esa reprochable combinación de fútbol y narcotráfico que tiene a más de un deportista tras las rejas.

A guisa de coda: esta semana fue colgada en Netflix la versión cinematográfica de la gran obra de Héctor Abad Faciolince El olvido que seremos, inspirada en el libro de igual nombre en el cual el autor se desnuda en cuerpo, alma y recuerdos para traernos de manera magistral un capítulo negro y triste de nuestra historia moderna. ¡Imperdible esta historia ora a través del libro, ora por la película, ora por ambos!

-.
0
200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los controvertidos personajes a los que Silvetre Dangond les ha prendido las parrandas

Los controvertidos personajes a los que Silvetre Dangond les ha prendido las parrandas

Justicia Especial sin Procuraduría

La peinada que le pegó Julian Roman a Alejandro Gaviria

La peinada que le pegó Julian Roman a Alejandro Gaviria

Alto en el camino