Se va el director del Dane. ¿Y los contratistas qué?

En el Dane, los contratistas se postulan a diferentes convocatorias cuyos contratos duran alrededor de tres o cuatro meses, y es toda una burocracia esperar el pago

Por: Diana Carolina Abril Giraldo
julio 21, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Se va el director del Dane. ¿Y los contratistas qué?
Foto: Archivo

Bien por la labor del director del Dane, pero lástima que se sigan presentando injusticias en contra de los contratistas que trabajan en diferentes encuestas de la entidad, y que de cierto modo hacen posible la presentación de resultados ante el Gobierno, las diferentes entidades que necesitan de los datos y de la ciudadanía en general que se quiere informar de cómo va estadísticamente el país.

Lo que sucede en el Dane es que los contratistas se postulan a diferentes convocatorias cuyos contratos duran alrededor de tres o cuatro meses y es toda una burocracia esperar el pago de los honorarios, cuando por la ineptitud de algunos funcionarios, problemas en tesorería, falta de instrucción del diligenciamiento de cuentas de cobro, falta de claridad en las inducciones, problemas en el funcionamiento de los aplicativos, revisión ineficaz de los datos enviados por las empresas o demoras en la revisión de los envíos, la encuesta resulte ser un desastre.

Se trata de una realidad que viven no solo en el Dane, sino muchas entidades del Gobierno. Contratistas trabajando por años en la misma entidad con contratos que exigen el cumplimiento de mil requisitos, y que, en ocasiones, el obtener un contrato, más que ser una solución, termina convirtiéndose en un problema. Muchas veces, incluso, se cumplen factores determinantes de un contrato de trabajo realidad que según el artículo 23 del Código Sustantivo del Trabajo, debe cumplir tres requisitos: el servicio debe ser prestado personalmente por el mismo trabajador (prestación personal del servicio); en la ejecución del servicio debe presentarse una continuada subordinación del trabajador frente al empleador; Recibir una remuneración por la prestación personal del servicio.

En mi caso, presté servicios para una encuesta de inversión en investigación y desarrollo como monitora, así como lo hicieron otros compañeros más y a algunos nos prorrogaron el contrato por la ineficiencia de sus aplicativos y operativos: al revisar la plataforma Secop percibí que la justificación de la renovación era porque a pesar de haber hecho la gestión, no se había logrado que las empresas rindieran la información, sin embargo, una vez emitida la póliza, me di cuenta de que el incumplimiento fue por parte del contratista, es decir, por culpa mía.

Varios monitores trabajamos por quince días o por un mes más sin recibir ninguna clase de honorarios. Otros, lo hicieron con la promesa de recibir honorarios, pero tampoco les pagan, en algunos casos, pretenden que a estas alturas del partido visiten empresas teniendo en cuenta que ya terminaron los contratos y que ya la ARL no los cubre. En mi caso, seguí haciendo gestión hasta el 30 de junio, sin percibir ingresos, y aún no me pagan mayo ni siquiera, que se supone hace parte de un contrato que ya está ejecutado, según las obligaciones de este en casi un 100 %; es más, no me han permitido enviar la cuenta de cobro, pues se escudan en que deben revisar las entregas que se hicieron a través de un aplicativo por parte de las empresas que me correspondieron, incluso así, no han revisado ni el uno por ciento y si así lo hiciesen, alguna excusa encontrarán para no hacer el pago, y más cuando lean esta nota.

Asimismo, tuve que asumir la seguridad social de junio, sin estar recibiendo honorarios ni ingresos significativos, teniendo en cuenta que solo fue un contrato de cinco meses, incluyendo la prórroga. Lo que hace el Dane con relación a algunas encuestas en contra de los contratistas, es injusto. Había dejado unos años de trabajar para ellos, pero me vi en la necesidad con el propósito de poder cubrir mis gastos y deudas. No obstante, fue un desperdicio, pues sé que en muchas oportunidades acuden a triquiñuelas para retrasar los pagos o no pagar lo pactado en un contrato y se aferran a los tiempos de ellos, como si el de nosotros, como contratistas, no valiera.

Para terminar, sé que esto sucede en muchas encuestas más, porque he trabajado para varias y los testimonios —similares al mío—, abundan, pero, por ahora, esa encuesta es de la que he sido víctima. En ese sentido, muchos contratistas están en una situación semejante a la mía, pero les da temor denunciar, porque, de pronto, por ese hecho, tengan problemas para volver a convocarse y de un modo u otro los veten.

Es triste y decepcionante trabajar para una entidad en la que su director sale con la cabeza en alto sin darse cuenta de este grave problema que perjudica, de manera directa al contratista, que es la base para que la entidad funcione, pero que, a pesar de las objeciones de muchos a través de correos electrónicos y en los pasillos de la entidad, su líder no se percate de lo que al interior de ella sucede. Ojalá que el nuevo director que nombren más que centrarse en las estadísticas que a diario se dan, lo haga en el capital humano que coadyuva para que la información sobre el proceso estadístico se pueda dar de manera correcta.

-.
0
1100
La compinchería de Verónica Alcocer con su amiga catalana

La compinchería de Verónica Alcocer con su amiga catalana

Harina Haz de oros, la reina para amasar pan

Harina Haz de oros, la reina para amasar pan

Un carro rojo que cae al vacío: ¿quién iba adentro? El nuevo misterio del Salto del Tequendama

Un carro rojo que cae al vacío: ¿quién iba adentro? El nuevo misterio del Salto del Tequendama

Jennifer López y Ricky Martin, los vecinos de Shakira en el lujoso sector de Miami donde se va a vivir

Jennifer López y Ricky Martin, los vecinos de Shakira en el lujoso sector de Miami donde se va a vivir

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus