¿Qué hacer ante el inminente peligro sobre el agua, naturaleza y vida?

¿Qué hacer ante el inminente peligro sobre el agua, naturaleza y vida?

La Constitución Política está en mora de constituirse en la Constitución del agua, vida y naturaleza; y en esa materia nos llevan ventaja Ecuador y Bolivia

Por: Jorge Enrique Benavides A.
noviembre 25, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¿Qué hacer ante el inminente peligro sobre el agua, naturaleza y vida?

Sobre lo fundamental prevalece lo vital- agua, vida y naturaleza- lo dicen los científicos, que pronostican cambios irreversibles y el inminente cambio climático: si no hay conciencia y se actúa, todo desencadena en desequilibrio imposible detener y restablecer; cuando todavía estamos a tiempo de actuar.

Para entonces toda la humanidad, los Estados y los gobiernos deben necesariamente priorizar lo vital, como lo advierte la preocupación en el peregrinaje del gobierno a los Estados del planeta. Es inminente, el agua dulce se acaba y la vida en la naturaleza se extingue lentamente; estamos en mora y se prenden alarmas mundiales y las próximas generaciones - acaso tres, y una cuarta y última, la raza negra capaz de soportar el calentamiento global en el fin de los tiempos del hombre, cuando los testigos serán insectos y bacterias que sobrevivan en el polvo de los desiertos.

Ya estamos asistiendo a la desidia y falta de conciencia; ojalá, no sea apocalíptico el anuncio del desplome del Arco inspirador del Morro de poesía, literatura y canto de Payan, Arias y Cortez de tanta y tantísima belleza costera; ayer levantado erguido y triunfante más allá del Puente y antesala de las Noches de Bocagrande del singular encanto de la perla del Pacífico y más temprano que tarde, registremos el ineluctable hundimiento de la cuna del fútbol nacional así, como lo que ahora es el vestigio de la punta de la torre que sobresale en el mar de mi hermoso San Juan, la tierra del Sanjuanino Rendon.

Este anuncio es para Nariño, Colombia y el Mundo de mirar impávidos a media noche y como testigo la luna, desmoronar para siempre el inspirador arco natural de piedra con la fragilidad del calicanto y la furia del mar donde empiezan las inmensas cuevas subterráneas que se extiende por todo Tumaco y su ineluctable despedida.

Entonces, es cuando lo fundamental del género discursivo de planeación y economía debe necesariamente ceder prioritariamente a lo vital; tres variables razón de ser de la humanidad están en inminente riesgo agua, vida y naturaleza ¿qué deben hacer los gobiernos y el Estado?

Al respecto, si bien son muy importantes los estudios avanzados del destacado y connotado economista el señor Dr Jesús Martinez Betancort en materia de planeación y economía a tenerse en cuenta en los diálogos vinculantes desde los Vientos del Sur, considero que el gobierno debe priorizar y presentar al congreso para incluir en la Constitución un título Especial en la Constitución con mensaje de urgencia el: ESTADO DE EMERGENCIA AMBIENTAL.

Este compromiso de Estado y gobierno debe priorizarse para ser ejemplo mundial y en este orden desde ya deben dirigirse los recursos donde sea primero, el agua, vida y naturaleza y por ende, en materia de diálogos vinculantes debe ser tema transversal donde lo vital se sobrepone a lo fundamental aparte del control de la minga del pueblo a la corrupción por encima de la misma ley y los organismos del estado.

La Constitución política está en mora de constituirse en la Constitución del agua, vida y naturaleza y en esa materia llevan ventaja Ecuador y Bolivia donde ya no solamente debe ser: En nombre del pueblo sino en nombre del pueblo y la madre Naturaleza como sujetos principales de todos los derechos, principios y valores.

Seguiremos con este tema, desde el punto de vista constitucional aclarando que la actual Constitución aborda únicamente el Emergencia Económica (art 215) donde únicamente se aborda tangencialmente lo vital desde la ecología y si bien hay suficiente jurisprudencia del tribunal constitucional Colombiano; la misma es materia de esencia en la adición del título y capítulo constitucional sobre el ESTADO DE EMERGENCIA AMBIENTAL para volver a soñar las estaciones del año de la primavera y el otoño, porque entre sol y lluvia, la vida, el agua y la naturaleza se extingue en el planeta con terribles catástrofes ambientales que acaban con las obras de cemento.

Atentamente.

Jorge Enrique Benavides Ascuntar.
Coondor Sabedor del Sur de los Andes.

Magister derecho constitucional.
Especialista derecho Administrativo, docencia Universitaria y D. Procesal Penal.
Exdefensor del Pueblo Regional Nariño.
Exprocurador judicial ante el Tribunal Judicial.
Fue profesor de la ESAP, Universidades Cooperativa, Santiago de Cali; San Buenaventura y la Universidad libre en Cali.
Escritor del Derecho Constitucional Indígena con artículos de investigación y ha publicado el libro: "Derecho Constitucional indígena en el pueblo de los Pastos".

 

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
El imposible moderno: en búsqueda del tiempo libre

El imposible moderno: en búsqueda del tiempo libre

Nota Ciudadana
Ciberseguridad en Colombia: avances y medidas para combatir las amenazas digitales

Ciberseguridad en Colombia: avances y medidas para combatir las amenazas digitales

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--