¿Por qué el papa Francisco visita Villavicencio?

"Hay que ir a la periferia, ir a las regiones a construir un país que reconozca la riqueza cultural y la haga parte del proyecto constructor de una nación"

Por: David Sáenz Guerrero
septiembre 07, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Por qué el papa Francisco visita Villavicencio?
Foto: EFE

Seguramente muchos se preguntarán por qué el papa Francisco visitará Villavicencio. ¿Acaso no sería más común que un líder religioso visitara santuarios como el de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá u otros Santuarios significativos para los creyentes?, ¿acaso hay algún nuevo templo gigantesco en la ciudad de Villavicencio que los católicos no conocen y el papa viene a bendecir? La verdad es que no hay ningún templo moderno esperando la bendición del papa. Entonces, ¿qué lo trae por un territorio testigo de todo tipo de barbaries y a la vez espejo de innumerables atrocidades cometidas en otras regiones del país?

La respuesta es sencilla y profunda (así como él): lo atraen las víctimas. En una columna del periódico El Tiempo, publicada el 17 de agosto, Francisco de Roux lo afirmó así: El papa “quiere mezclarse con las víctimas de todos los victimarios en Villavicencio”. El columnista (sacerdote Jesuita) también trae a colación una cita de La Alegría del Evangelio (carta del papa Francisco), en la cual se habla sobre la necesidad de acompañar a las personas en sus sufrimientos.

Acompañar a la gente en sus sufrimientos significa ayudarlos a reconciliarse con su historia, con su vida y con el otro, eso otro quien en muchas ocasiones fue verdugo e infame. Igualmente significa ayudar a la persona a reconstruir los lazos de amistad que rasgó la violencia. En esto es evidente la coherencia del papa Francisco con el evangelio. Sería conveniente recordar las enseñanzas de Jesús al respecto: “Si al presentar tu ofrenda en el altar te acuerdas entonces de que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda allí, delante del altar, y vete primero a reconciliarte con tu hermano; luego vuelves y presentas tu ofrenda” (Mateo 5:23-24). Estas palabras de Jesús las acoge Francisco, pues él sabe que en Colombia necesitamos reconciliarnos, crear unos nuevos vínculos, unos más humanos y fraternos, unos en donde pasemos de ser víctimas a ser constructores y agentes activos de una sociedad justa y pacífica. Asimismo, una en donde le demos prioridad a la vida del otro y a su dignidad antes de presentar una ofrenda en el altar.

Por otra parte, el hecho de que el papa visite Villavicencio envía varios mensajes a todos los colombianos. En primer lugar, no puede desligarse la espiritualidad cristiana de la reconciliación con el otro. Por otra parte, hay que ir a la periferia, ir a las regiones a construir un país que reconozca la riqueza cultural y la haga parte del proyecto constructor de una nación pacífica, tolerante, solidaria, creativa y ética. Y, por último, nos enseña que lo más importante siempre es la vida, la dignidad, no un templo, ni la religiosidad.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
4762

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
No soy creyente, pero doy el primer paso con Francisco

No soy creyente, pero doy el primer paso con Francisco

Nota Ciudadana
Papa Francisco, parece como si fuera un milagro

Papa Francisco, parece como si fuera un milagro

Nota Ciudadana
Se fue el papa, ¿ahora qué?

Se fue el papa, ¿ahora qué?

Nota Ciudadana
¿Qué tiene de bueno la visita del papa?

¿Qué tiene de bueno la visita del papa?