Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Ni el capitalismo ni el comunismo

“Ni el capitalismo ni el comunismo son los mejores caminos, pues ambos han sido enemigos de lo humano y de la naturaleza”

Por: David Sáenz Guerrero
Julio 17, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Ni el capitalismo ni el comunismo

Es entendible el miedo de las personas que creen que el país se va a convertir en comunista. Ya todos sabemos que este régimen fracasó, así que su pesadilla es comprensible. Este sistema no solamente naufragó por su reduccionismo frente a lo que el ser humano podía alcanzar, sino porque incumplieron los preceptos más importantes: que la vida y la libertad de las personas son sagradas. No obstante, el sistema capitalista tampoco se salva de tan grandes equivocaciones, pues en primera medida tiene a gran parte de la población mundial sumida en la pobreza y en la enfermedad, ambas antesalas de la muerte. En segundo plano, porque, aunque en apariencia utiliza un lenguaje y unas prácticas más moderadas para relacionarse con sus opositores (todos aquellos que se atreven a pensar y a cuestionar su proceder), también aniquilan y le hacen sentir a la gente que viven en un gran campo de concentración. Esto es evidente cuando impera la uniformidad y donde no hay espacio verdadero para la intimidad.

Así, pues, ninguno de estos dos sistemas es el más eficaz, ni sostenible, ni mucho menos humano, sin embargo, ¿quiénes alimentan y fortalecen estos sistemas? Es sencilla la respuesta: somos nosotros mismos, la mayoría de los ciudadanos. No obstante, nosotros también tenemos la manera de cambiar este destino, sólo tenemos que empoderarnos de nuestra responsabilidad política, pues todos juntos podemos crear algo en donde le apostemos al respeto por la vida de todos los seres humanos y por la vida del planeta. Nosotros somos los proles a quienes se refiere George Orwell en su obra 1984: “si pudieran darse cuenta de su propia fuerza, no necesitarían conspirar. Les bastaría con encabritarse como un caballo que se sacude las moscas. Si quisieran podrían destrozar el Partido mañana por la mañana”. El partido, en este caso, es todo sistema político, económico y social que no respete la sacralidad de la vida del ser humano y del planeta.

Ahora bien, si entendemos el miedo de las personas hacia el proceso de paz (porque como ya todos sabemos que les han hecho creer en la gran falacia de que el país se convertirá en comunista), podremos entablar un diálogo con ellos y hacerles entender que la realidad del país es precisamente la contraria: cada día los ricos son más ricos, las multinacionales vienen a este país y le extraen sus recursos a la Tierra como si ésta fuera una cosa, y el sector privado crece cada día más. Por ejemplo, pensemos en las instituciones de educación superior del país que son, en su mayoría, de carácter privado en comparación con las estatales. Alguna vez encontré en uno de esos memes que abundan en las redes sociales algo que decía: “¿Entregarle el país a las Farc? Pero qué le vamos a entregar si el dueño del país es Sarmiento Ángulo”.

Así mismo, podríamos invitarlos a que construyamos un país diferente, uno en el que todos tengamos las mismas posibilidades para desarrollar nuestras capacidades humanas y, además, uno en el que estemos reconciliados con la naturaleza: esa que nos cuida y nos protege al ser nuestra casa común. Ni el capitalismo ni el comunismo son los mejores caminos, pues ambos han sido enemigos de lo humano y de la naturaleza. Esta ha de ser nuestra primera razón para empezar a crear algo diferente.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
575

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Yoga y capitalismo

Publicidad   Publicidad   El capitalismo salvaje pareciera no tener salida, que ya todo está dicho y hecho, que está agonizando como modelo antihumano y antinaturaleza. Pareciera morirse, ser destinado a la ruina. Pero mágicamente ha sobrevivido con su capitalismo verde, con todas esas ventas de productos o ideas que dicen que tal camiseta o […]
Las últimas basuras a arrojar

Las últimas basuras a arrojar

El fanatismo, la amenaza y la propensión a la violencia tienen que ir a parar a la isla Henderson, que acumula la mayor densidad de basura del planeta
Revolución, una manera de superar la condición de la sociedad burguesa

Revolución, una manera de superar la condición de la sociedad burguesa

"La burguesía elevó como ideal el hombre individualista y no es nada fácil erradicar el individualismo del hombre que se ha cimentado durante siglos"

Conejo: así será todo

Veamos, paso por paso, las lecciones que sin querer nos dieron en vivo y en directo los bandidos de las Farc