Opinión

Mezquinos

Descalifican la compasión, subvaloran la solidaridad, dirigen su dedo acusador a quien no hace otra cosa que intentar ponerse en los zapatos de la víctima

Por:
noviembre 23, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Me cuesta recordar cuándo fue la última vez que presencié una explosión de mezquindad tan descomunal como la que ha inundado las redes sociales desde el pasado fin de semana.

¿Qué hacen poniendo la bandera de Francia en el perfil de Facebook si no han puesto la bandera de Siria? ¿Por qué se solidarizan con los muertos de París si en Colombia tenemos los nuestros? ¿Qué es lo que les escandaliza de la matanza en la capital francesa si acá tenemos nuestras masacres?

Los responsablesde semejante bullying cibernético solo podrían estar diciendo una de dos cosas: que los muertos de las naciones pobres u oprimidas son más importantes que los de las naciones desarrolladas o que todas las víctimas, vengan de donde vengan, son dignas del mismo duelo que, o se experimenta por todos o no es digno de ser experimentado por ninguno.

Sobre quienes plantean el primero de los dos argumentos —si es que existen— no diré palabra alguna porque la estupidez de su postura no lo merece.
Sobre los segundos, que intuyo mayoría, diré que su enfoque merece dos adjetivos: pueril y mezquino.

¿Te solidarizas con Francia?
¡No puedes hacerlo sin solidarizarte antes con Siria!
¿Y cómo te puedes solidarizar con Siria si no lo has hecho antes con las víctimas de Boko Haram?

Lo pueril: la afirmación de que la solidaridad con las víctimas de Francia solo es admisible si está precedida por la solidaridad frente a otras víctimas(dígase de Siria, de Colombia o de Afganistán), es igual a decir que existe una conmiseración que se constituye en prerrequisito de otra.

Para demostrar lo fútil de la postura basta desarrollar in extensis el argumento que propone: ¿Te solidarizas con Francia? ¡No puedes hacerlo sin solidarizarte antes con Siria! Pero entonces, ¿cómo te puedes solidarizar con Siria si antes no lo haz hecho con las víctimas de Boko Haram en Nigeria? ¿Y cómo haces eso sin antes llorar a los 43 desaparecidos de Ayotzinapa? ¿Y cómo es posible sumarse al dolor de los mexicanos sin antes poner la bandera turca en tu Facebook en honor a los últimos muertos en Ankara? ¿Y cómo sumarte a ellos si no has hecho tuyas previamente las víctimas de la Mara Salvatrucha en El Salvador? ¿Y cómo puede ser posible eso sin antes llorar a los muertos de la masacre en el Complejo de Alemão de Río de Janeiro? Pero ¿ya te solidarizaste antes con los afectados por la masacre de la Cantuta en Perú? ¡Porque si no lo has hecho, eres un cretino incoherente!

Además, en su seudoargumentación a favor de la igualdad de las víctimas, terminan precisamente otorgándole a un grupo de ellas la categoría de damnificados tipo B: los que solo merecen la conmiseración si quien se las otorga se ha solidarizado previamente con un grupo diferente de víctimas. Eso es lo mezquino. Que descalifican la compasión, que subvaloran la solidaridad, que dirigen su dedo acusador a quien no hace otra cosa que intentar ponerse en los zapatos de la víctima. ¡Mezquino! ¡Mil veces mezquino!

A quienes así piensan y desde su activa ventana virtual, dirigía su pirotecnia la escritora Carolina Sanín el pasado 20 de noviembre: “Que se queden con su insensibilidad, sintiendo nada por nadie, que a mí la paciencia y el celo pedagógico también se me acaban. ¿Quién educa a esta caterva de zombis que con argumentos supuestamente colectivistas deciden no pensar nada, no mirar nada, no hacer nada y no reconocer ni la grandeza ni el dolor de nadie?”

-Publicidad-
0
1647
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Sobre mi despedida de Las2Orillas

Usted lo ha dicho, don Juan

La razón por la que avanza el Sí

¿Traición? ¿En serio, General Bedoya?

Gramática elemental a propósito de la pregunta del plebiscito

También prefiero a Uribe que a Timochenko. Por eso votaré Sí

Un dulce argumento trivial para votar por el Sí

Niños, sexo, colegios