Gustavo Petro no es Saulo de Tarso… ¡No tengan miedo!

“Hoy usted y yo estamos en la obligación de ser Bernabé, y darle la mano a aquellos que por años se han convertido en nuestros ‘enemigos'”

Por: JUAN CAMILO BOLAÑOS OREJUELA
Junio 13, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Gustavo Petro no es Saulo de Tarso… ¡No tengan miedo!
Foto: Las2orillas

Aunque mi formación académica durante los últimos años ha girado en torno a la Ciencia Política, es también cierto que hace más de doce años soy seguidor de Jesucristo. Por eso hoy no hablo como politólogo, sino estrictamente como cristiano.

En este sentido, vamos a comenzar tal como inicia todo acto al que estamos acostumbrados los cristianos: “los invito a que leamos un pequeño pasaje de la palabra de Dios”.

El libro de Hechos capítulo ocho, versículo tres dice: “Y Saulo asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la cárcel”. Esta es la historia de un temible hombre que se dedicaba a perseguir a los cristianos y hacerles la vida de cuadritos, o más bien de rayitas porque los metía a la cárcel.

Apenas es lógico que toda la iglesia de ese tiempo le tuviera un miedo colosal a Saulo; sin embargo, como ustedes lo saben este hombre tuvo un encuentro cara a cara con Dios. Y en el mismo libro de Hechos se relata el momento en que el Señor increpa a este hombre y le pregunta:¿por qué me persigues? Esta increíble escena cambia la vida de Saulo, al punto de cambiarle el nombre a “Pablo”… el apóstol que más escribió en la Biblia.

Pero esperen, la historia no fue tan fácil; no es tan sencillo ser perseguidor de la iglesia y al otro día levantarse siendo un seguidor de Jesucristo. ¡Claro que no! ¿Saben por qué? Porque la gente tenía miedo. Ese miedo que no les permitía creer en el cambio de este perseguidor, o ese miedo que no les deja entender a los colombianos que el proceso de paz es detener la muerte de soldados y guerrilleros, a cambio de una solución dialogada a un conflicto que lleva más de medio siglo.

Gracias a Dios Pablo encontró a un amigo que le dio la mano, ese amigo se llamaba Bernabé. Dice el capítulo nueve de Hechos:

“Cuando llegó a Jerusalén (aquí está refiriéndose a Pablo), trataba de juntarse con los discípulos; pero todos le tenían miedo, no creyendo que fuese discípulo. Entonces Bernabé, tomándole, lo trajo a los apóstoles, y les contó cómo Saulo había visto en el camino al Señor, el cual le había hablado, y cómo en Damasco había hablado valerosamente en el nombre de Jesús”.

Bernabé tuvo la valentía de volverse amigo de un “experseguidor” y  llevarlo de la mano ante la iglesia y decirles “no tengan miedo”.

Petro y Duque tienen propuestas muy particulares sobre el proceso de paz, de lo que estoy seguro es que nosotros los cristianos estamos llamados a amar a nuestros enemigos. Incluso aquellos “enemigos” que los medios de comunicación tradicionales nos han hecho creer que lo son.

Hermano y hermana en Cristo, hoy usted y yo estamos en la obligación de ser Bernabé, y darle la mano a aquellos que por años se han convertido en nuestros “enemigos”; no tiremos a la basura los años de negociación con la guerrilla. Por el contrario, persigamos un proyecto político que tiene como fundamento la negociación y no la guerra.

Estoy seguro que Petro no es Saulo de Tarso, él no perseguirá la iglesia, por eso me llamo Juan Camilo y quiero que Gustavo Petro sea mi presidente.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
1344

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El país que sigue sin ser

El país que sigue sin ser

Nota Ciudadana
Colombia, el país del corrupto corazón

Colombia, el país del corrupto corazón

Nota Ciudadana
Un periplo a Costa Verde

Un periplo a Costa Verde

Nota Ciudadana
Cuál es el origen de los asesinatos de líderes sociales en norte del Cauca

Cuál es el origen de los asesinatos de líderes sociales en norte del Cauca