El lado oscuro del reinado Nacional de la Belleza

¿La historia del concurso ha estado ligada a personajes del narcotráfico?

Por: Fabio Andrés Olarte Artunduaga.
Noviembre 14, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El lado oscuro del reinado Nacional de la Belleza
eluniversal.com

Ernesto Carlos Martero fue la persona que, hace 80 años, decidió fundar el Concurso Nacional de Belleza de Colombia como una institución en el país. Una competencia en la que supuestamente se elige a la mujer más linda de toda la nación, como si lo agraciado del físico humano estuviese estandarizado, pero que en realidad lo único que nos muestra es una de las tantas caras perversas de la mentalidad colombiana. Por estos días el morbo, como casi todo el año, está en el ambiente de nuestra sociedad.

En Cartagena, bajo la mira de cientos de lentes de periodistas enfermos de vanidad, deben desembarcar cada vez que nuestro calendario señala el mes número 11, un montón de muchachitas que “representan” a cada uno de los departamentos, y a los distritos especiales de Bogotá y a la ciudad local, en el espectacular evento. Y utilizo las comillas en la palabra “representan”, porque yo (al igual que muchos) no me siento representado por un busto grande, unas piernas hermosas y una sonrisa angelical. Pero es un show que le gusta a la mayoría del pueblo, no vamos a negarlo. Por eso todos los departamentos han tenido, al menos, una representación en el concurso a lo largo de su historia. Y por si algo malo hacía falta, es un evento que desde hace años es propiedad de uno de los tumores malignos que posee Colombia: RCN.

Y cosas para criticar tiene decenas la corporación que dirige Raimundo Ángulo. Pero lo que más molesta es ver cómo ese concurso se convirtió en una prueba fuerza de personajes oscuros del país. Es un juego de poder en cada departamento, el hecho de llevar a una de sus niñas al desgraciado evento en la capital de Bolívar. Un juego de poder que continúa en Cartagena, donde narcotraficantes, empresarios y políticos ven a las mujeres como un producto que se subasta. ¿Quieren que hagamos memoria? Está bien.

En 1991 la señorita Colombia: Maribel Gutiérrez, quien había ganado la corona a finales de 1990, renunció a su título por querer contraer matrimonio con la persona que pagó todos los gastos de la participación de la, entonces, representante del Atlántico en el reinado. Él, uno de los narcotraficantes más poderosos del Cartel de la Costa, le pudo dar más que lo que le ofrecía el concurso que había ganado Maribel. Alias “el mico Duran” se daba el lujo de llevarse todas las noches a la cama a la mujer más linda del país. Lujo que, por supuesto, le duró muy poco; el hombre fue asesinado en octubre de 1992. Pero Gutiérrez no es la única que se dejó seducir por el dinero ilegal. En 1996, mientras Colombia seguía con su vida miserable, la Virreina Nacional: Zolima Bechara, recibía sumas importantes de dinero giradas por un capo del tráfico de estupefacientes a quien ella, muy amablemente, visitaba en una de las prisiones del país. Y de este tipo de casos está repleta la historia del concurso.

Lo más grave es el morbo que despierta la competencia en la mente del colombiano. Desde el tipo que se masturba pensando en la señorita Valle o Antioquia, que vio caminar hace pocos minutos en traje de baño, hasta las obesas que ven la velada de elección y coronación para burlarse de las respuestas de las “tontas lindas” que aparecen en pantalla; todo se mueve por y para las mentes enfermas colombianas. ¿Habrá mucha gente en Colombia que ya olvidó el famoso “Yo pienso que el hombre se complementa al hombre. Mujer con mujer. Hombre con hombre. Del mismo modo y en el sentido contrario”? Lo dudo. Solo hay que ver cómo, los habitantes de ese circo, se reían ayer de la respuesta de la señorita Huila que, probablemente, nerviosa confundió la biografía de Nelson Mandela. Todo el país se está burlando todavía de ella, por ser tan bruta. Algo realmente paradójico. Colombia se ríe de alguien por una respuesta estúpida, mientras el planeta entero se burla de nosotros por ocupar el lugar que ocupamos en las pruebas PISA.

El día en que el negocio de Ángulo, y unos pocos, se acabe, ese día, seguramente, vamos a ser un país mejor; pero sé que eso no se va a dar en un futuro inmediato. No se va a dar porque sigue siendo comprado por las retinas de los colombianos. Sigue siendo rentable para imperios como el Hilton por la cantidad de consumidores que, como yo en este momento, le prestan atención a un evento del que algún día vamos a sentir vergüenza, tal y como ahora sentimos vergüenza de que en la historia humana haya existido la esclavitud.

@andresolarte

#DESPIERTACOLOMBIA.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
27491

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
“Si oímos malas noticias es porque somos mala gente”

“Si oímos malas noticias es porque somos mala gente”

Nota Ciudadana
Los huecos en la educación colombiana

Los huecos en la educación colombiana

El Reinado Nacional de la Belleza no tiene quién lo televise

El Reinado Nacional de la Belleza no tiene quién lo televise

Nota Ciudadana
Se murió el Reinado Nacional de la Belleza y a nadie le importó

Se murió el Reinado Nacional de la Belleza y a nadie le importó