El eterno retorno de lo mismo: Estado colombiano, asesino por omisión

Permitir que asesinen a los excombatientes de las Farc significa repetir eternamente la historia fallida de los procesos de paz en Colombia

Por: David Sáenz Guerrero
Mayo 24, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El eterno retorno de lo mismo: Estado colombiano, asesino por omisión
Foto: El Espectador

Tal vez el logro más importante de Colombia en los últimos 50 años ha sido el Acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla más antigua de América Latina, las Farc. El acuerdo tuvo el apoyo de la comunidad internacional, de organizaciones de derechos humanos, de la Iglesia católica, entre otros. Líderes como Barack Obama hicieron público el apoyo al proceso. El papa Francisco se reunió con las víctimas en Villavicencio para invitar al país a dar el paso a la reconciliación. En otras palabras, todo el mundo creyó en el proceso de paz, menos los colombianos.

A pesar de la incredulidad en el proceso de paz, fruto de la desconfianza que la ciudadanía le tenía a las Farc, quien ha incumplido a la fecha el acuerdo ha sido el Estado. Lo anterior permite pensar que la historia de Colombia es cíclica y que, por más que creamos que avanzamos, seguimos estancados en las promesas de paz incumplidas. Es decir, es como si olvidáramos que en otros momentos de la historia ya se había intentado hacer la paz con las guerrillas y esta fracasó porque mataron a los excombatientes. Recordemos a Carlos Pizarro, a Jaime Pardo Leal, a Bernardo Jaramillo Ossa, y a los más de cinco mil militantes que se convirtieron en la fuerza política de la Unión Patriótica y, cuyo proyecto político no se consolidó, porque los desaparecieron, y para colmo, de frente a todos los colombianos. Este último hecho debió llamar la atención de todo el país, exigiendo por todos los medios que la vida de los excombatientes se respetara, pero no fue así, pues el país se mostró indiferente y personificó perfectamente las palabras de Gramsci, quien odiaba a los indiferentes y decía enfáticamente que, la indiferencia es el peso muerto de la historia.

Ahora bien, la historia se sigue repitiendo. Tristemente nada ha cambiado. El Canal 1 publicó esta semana que Cristian Bellaizac Riasco, exintegrante de las Farc, ha sido asesinado en el Valle del Cauca. En la publicación también se pone de relieve que, en lo que va corrido del año, son ya 60 integrantes del movimiento asesinados en el 2018. Se suponía que en quien no se debería confiar era en la guerrilla, pero no, es en el gobierno, que no está brindando las garantías para que se respete la vida los excombatientes y lo pactado en la Habana.

Por otra parte, es necesario recordar que los excombatientes fueron víctimas en el pasado y siguen siéndolo, pues ¿dónde estuvo el Estado para protegerlos desde su niñez de la atrocidad de la guerra y del fusil?,

No quisiera imaginarme lo decepcionados que se encuentran los compañeros de Cristian Bellaizac. Han de estar angustiados pensando en que su vida corre peligro. Tal vez han de estar arrepentidos de haber entregado sus armas, y seguramente, están muy preocupados ante las elecciones del domingo. Por ejemplo, si en este momento, en que el presidente Santos, el Nobel de Paz, sigue en el poder, y los están matando, ¿qué podrán esperar de su situación si un hombre como Iván Duque llega a ser presidente, quien en reiteradas ocasiones ha vociferado que hará trizas del proceso de paz?

Quisiera hacer una analogía con la situación de Estados Unidos. Antes de que subiera Trump al poder, difícilmente, un norteamericano se atrevía a discriminar a un latino en lugares públicos. Actualmente, con Trump —quien legitimó un discurso racista— cualquiera humilla y maltrata a los latinos en Estados Unidos. Ahora bien, si gana un presidente en Colombia que ha sido apoyado por quien representó la política del odio durante ocho años hacia las Farc, todo el que sienta desdén hacia los integrantes de este nuevo grupo político avalará sus muertes. Aunque de cierta manera ya se está haciendo, pues la ciudadanía no demuestra el dolor y la preocupación para salvar el proceso de paz.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
382

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
VIDEO: El momento de pánico de Timochenko en la firma del acuerdo de paz

VIDEO: El momento de pánico de Timochenko en la firma del acuerdo de paz

La soledad de Frank Pearl en los diálogos con el ELN

La soledad de Frank Pearl en los diálogos con el ELN

La misión de observación del proceso de paz de la OEA busca protección al indultado de las Farc

La misión de observación del proceso de paz de la OEA busca protección al indultado de las Farc

La tensión entre el Centro Democrático y el gobierno tiene foco: Rangel y De La Calle

La tensión entre el Centro Democrático y el gobierno tiene foco: Rangel y De La Calle