Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Sarmiento Angulo y su emporio vial

El mayor banquero y el más rico de Colombia es también el mayor inversionista en concesiones y construcción de carreteras, entre ellas la del enredo de Odebrecht

Por:
enero 16, 2017
Sarmiento Angulo y su emporio vial

El hombre más rico de Colombia y quien ocupa el puesto 83 en la lista de Forbes, vio en el negocio de la construcción de carreteras una oportunidad de oro para ampliar sus negocios cuyo corazón ha sido el sector financiero. Entendió que el tema de la infraestructura, además de la experticia técnica en ingeniería, requiere de una macro financiación para lo cual su herramienta financiera a través de los bancos del Grupo Aval resultaban un plus para el negocio.

El conglomerado de Sarmiento Angulo logró cuatro concesiones del programa vial 4G, que significarían inversiones por  $8,5 billones, con lo cual decidieron una reingeniería en Corficolombiana, una empresa que está en la bolsa pero controlada accionariamente por Sarmiento Angulo, para lograr economías de escala y gestionar más eficazmente las nueve concesiones que completan con estas últimas. La decisión fue poner en cabeza de la firma Proindesa, creada hace algunos años para la estructuración de proyectos de infraestructura y que hace parte del grupo de compañías subordinadas a Corficolombiana,

El gerente general, Luis Enrique Quintero de la Hoz, un ingeniero civil de la Javeriana con master en Goergia Tec y experiencia en el sector de la infraestructura, tiene a su cargo la responsabilidad de esta línea de negocios del Grupo Sarmiento que tiene un valor cercano a los $11 billones y cuya coordinación inició a mediados del año pasado.

Las concesiones que empezó a manejar Proindesa, fueron producto de una estrategia empresarial que le permitió a Sarmiento Angulo ir aumentando su participación y quedándose con sociedades de concesión de carreteras como fue el caso de Proyectos de  infraestructura S.A –PISA y  su músculo financiero le permitió quedarse con buenos negocios que ahora forman parte de su portafolio como es el caso de:

La vía Bogotá – Villavicencio.
La vía Los Alpes – Villeta y Chuguacal- Cambao
La vía Fontibón-Facatativá-Los Alpes
La vía Buga-Tuluá-La Paila-La Victoria

Con este camino por delante decidió incursionar, y con mucho éxito en las licitaciones para la construcción de las vías, entre ellas los corredores 4G:

Yopal – Villavicencio
La vía Mulaló-Loboguerrero
La vía Puerto Salgar – San Roque (Odebrecht 62% / Sarmiento: 33 % / CSS Constructores 5%)
La vía Ocaña – Gamarra  (Sarmiento 33% / Odebrecht 62% / CA Solarte 5%)
Conexión Pacífico 1  (Sarmiento 60% y Florentino Pérez  40%  Una de las más costosas: 1.8 billones)

Estas nuevas adjudicaciones dentro del más ambicioso programa de infraestructura, pusieron a Luis Carlos Sarmiento Angulo en el primer lugar del negocio de vial en el país con una inversión a ejecutar de $5.97 billones. Seguido de lejos por la española Sacyr, Carlos Alberto Solarte CASS constructores y Mario Huertas quien va asociado con la costarricense Constructora Meco.

Publicidad
0
26477
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿De quién son los medios en Colombia?

¿De quién son los medios en Colombia?

Luis C. Sarmiento, Carlos Ardila y Alejandro Santodomingo controlan el 57 % de la televisión, radio e internet
“Con renovación del CAN privados se beneficiarán de predios públicos”, dice el Concejo de Bogotá

“Con renovación del CAN privados se beneficiarán de predios públicos”, dice el Concejo de Bogotá

El gran beneficiario del proyecto de renovación de esta céntrica área de la capital sería Luis Carlos Sarmiento como lo explica Sergio Fernández.
“La mitomanía de Arias alcanza niveles delirantes”

“La mitomanía de Arias alcanza niveles delirantes”

La respuesta del Grupo Aval a Wilson Arias

Reforma tributaria para La Organización

En esta reforma se continúa con estas prácticas clientelistas, todas diseñadas para capar impuestos. Es indignante cómo el Estado está al servicio de los intereses de los dueños del país