Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

El ama de casa paisa que es sensación en Twitter

Rosa Moreno descubrió las redes sociales a los 67 años y lo que trina le llega a los influyentes del país

Por:
marzo 04, 2016
El ama de casa paisa que es sensación en Twitter

Rosa Moreno empezó a darse cuenta que era un éxito en Twitter cuando, en la celebración de su cumpleaños número 66, el citófono de su apartamento empezó a chillar con inclemencia. Desde abajo el portero le avisaba que la columnista del Colombiano Ana Cristina Restrepo, quería felicitarla. Extrañada, le dijo al portero que la dejara seguir. Una vez abrió la puerta de su apartamento la periodista la abrazó, le explicó que un amigo en común le había dado la dirección y le repitió una y otra vez que lo primero que hacía, cada vez que se levantaba, era leer sus trinos para tomarle el pulso al país.

Cuando abrió su cuenta de Twitter en el 2010 nunca pensó que, por sus trinos, podía convertirse en una de las personas más influyentes del país. Hija de dos maestros de escuela amantes de la zarzuela y de la ópera, Rosa pasó una infancia solitaria y feliz en el barrio Robledo de Medellín rodeada del Tom Sawyer de Mark Twain, de El conde de Montecristo de Alejandro Dumas y de enciclopedias por las que viajaba al país que siempre a anhelado conocer: Francia.

Enamorada de los libros se casó en 1966 con el poeta Federico Villegas Barrientos, 20 años mayor que ella. En las noches estrelladas su esposo le recitaba los poemas de Barba Jacob y Gonzalo Arango, dos de los poquitos antioqueños que ella admira. Los hijos llegarían pronto y la necesidad de ayudarle a Federico con los gastos de la casa hizo que se terminara su sueño de estudiar en la Universidad de Antioquia Medicina. Se dedicó con éxito a la venta inmobiliaria y dejó guardados, en un cajón, los libros que tanto amaba. Hace 17 años, agotada de tanto no ser ella, decidió dejar el trabajo que tanto detestaba para recluirse en la casa que tiene cerca al parque Bolívar a leer y a volverse a llenar de las cosas que más le importaban.

En el 2010, cansada de los chismes de Facebook, decide abrir Twitter por consejo de las amigas de sus hijas que le decían que con la chispa de su lengua, capaz de encender un velorio, la brevedad y contundencia del twitter le vendría de maravilla. Vaya que tenían razón. En su primer año alcanzó a tener 7 mil seguidores y uno de sus truinos, dedicado a Álvaro Uribe cuando recién dejaba la presidencia, la hizo popular casi de inmediato: “Yo entiendo a Uribe, a mí también me dio muy duro cuando se me terminó el periodo”.

Seis años después de abrirlo Doña Rosa Moreno no se da por enterada que la gran mayoría de los 50 mil seguidores que tiene en Twitter es gente 50 años menor que ella. Para lograr esta sintonía con los jóvenes le ha bastado con su rutina diaria: levantarse a las cinco de la mañana, prepararle el desayuno a las dos nietas universitarias que viven con ella, leer los periódicos del mundo de siete a nueve de la mañana, atender a Federico que, a sus 87 años, ya no puede ver y apenas puede caminar y, a eso de las diez de la mañana, esperar que la musa baje de los cielos y la ilumine, un milagro que suele ocurrir todos los días.

Doña Rosa cree que el único político coherente y que resiste la fuerza de un archivo es Jorge Robledo. No sabe si el partido Verde es azul o rojo y, por más que se esfuerza, no logra entender cuál es la ideología de Cambio Radical, cree que con la detención de Santiago Uribe se está haciendo justicia y que la política colombiana, en general, está prostituída “Donde se ha visto que los candidatos sean los que busquen a los partidos y no al revés”.

Cuando Doña Rosa viene a Bogotá no descansa. Sus fans no paran de hacerle invitaciones. Todos coinciden, después de conocerla, que Rosa Moreno es todavía más interesante en persona que en Twitter. Por eso a su casa en Medellín no paran de llegarle libros, ramos de flores y dulces de los lugares más exóticos de Colombia.

Encerrada en su casa, con los avatares de un ama de casa común y corriente, Doña Rosa sigue, inocente, disparando dardos contra la clase política tradicional, los enemigos de la paz y el orgullo paisa.

Publicidad
0
47832
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Malia, la hija de Obama que dejó Washington para internarse en Bolivia

Malia, la hija de Obama que dejó Washington para internarse en Bolivia

Desde el pueblo de Tiquipaya en las alturas de los Andes siguió por una pequeña televisión el triunfo de Donald Trump
Los jóvenes abogados que le permitieron a Carolina Sanín derrotar a Los Andes

Los jóvenes abogados que le permitieron a Carolina Sanín derrotar a Los Andes

Detrás de la tutela que le devolvió a la profesora la posibilidad de regresar a su cátedra están los abogados, también Uniandinos, Tatiana Uribe, Sebastian y Alejandro Lanz
VIDEO: Lady Tabares se destapa, “A Cristina no la conoci en la cárcel”

VIDEO: Lady Tabares se destapa, “A Cristina no la conoci en la cárcel”

La vendedora de rosas se aburrió de las especulaciones mediáticas y habló en libertad desde su casa en Medellín, después de su matrimonio con Cristina
Maning, el soldado de Wikileaks que salió libre vuelto mujer

Maning, el soldado de Wikileaks que salió libre vuelto mujer

Condenado a 35 años por la filtración a Wikileaks secretos del Dpto. del Estado logró la libertad gracias al perdón de Obama, salió convertido en Chelsea