Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Acompañando el baile de las Farc

Este texto cuenta como fue la celebración de fin de año en un campamento de las Farc

Por: Oscar Castaño Valencia
Enero 11, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Acompañando el baile de las Farc

 

Junto a un equipo periodístico de AFP llegamos al Campamento del Frente 34 de las Farc el 30 de diciembre del año que recién termina, queríamos acompañar la última despedida de año de hombres y mujeres que han hecho la guerra en este país, el último abrazo que tendrían como guerrilleros y ser testigos de todos los preparativos para ese acontecimiento histórico.

También queríamos conocer cuáles eran sus sueños y sus esperanzas para el año que inicia y en el que, muy pronto, dejarán sus armas para reconstruir sus proyectos de vida.

Viajamos hasta Quibdó en avión y luego en panga por el río Atrato hasta la desembocadura del río Arquía donde nos recogió otra embarcación más pequeña y apropiada para las aguas poco profundas de ese río.

En el recorrido, a lado y lado se ven caseríos de gente humilde, con muchas necesidades, con una ausencia casi total de un Estado que le ha dado, por décadas la espalda a esta hermosa región de la geografía nacional y se empieza a conocer la explicación de que la guerra se haya apoderado de ese territorio de la forma como lo ha hecho.

Al llegar al campamento del Frente 34 conocemos los rostros de los 130 guerrilleros, de ese Frente, que esperan la llegada del nuevo año, hombres y mujeres cargados de historias amargas, pero también de esperanzas para que el proceso siga adelante, para que el país les cumpla, para poner fin a una confrontación que ha causado mucho dolor y muertes.

El 31 de diciembre desde muy temprano empezaron las actividades de la celebración. Una charla en la que el Comandante “Melkin” le daba instrucciones a los guerrilleros sobre el comportamiento durante los festejos y repartía las diferentes responsabilidades a la tropa; “se recogería el armamento de todos los que no estuvieran de guardia, habría carne asada con yuca y chicharrones en la tarde y noche y habría licor de forma controlada, a través de unos cupones que podrían ser cambiados por cerveza, ron o brandy. La mitad de la guerrillerada festejaría, la otra mitad haría labores militares de vigilancia y control”.

Luego a los “cambuches” y cada persona se dispuso a organizarse; entregar el armamento, baño en el río, arreglo del cabello, arreglo de la ropa que iban a lucir, embetunada de zapatos y por supuesto, el maquillaje que unas mujeres le ayudaban a hacer a otras.

En el salón de conferencias se empezó a instalar un equipo enorme que después del medio día empezó a sonar a todo volumen con música que invitaba a la fiesta y la respuesta no se hizo esperar, el salón empezó a llenarse de hombres, de mujeres, de niños que veían a sus padres después de varios años y que, por primera vez, autorizaban la reunificación familiar.

Mientras la música se escuchaba, el comandante del Frente 34, Pedro Baracutao nos permitió hacerle varias preguntas en su “cambuche”, nos contó como fue su infancia en Acandí, como a los doce años su papá mató a su mamá y como fueron sus tíos maternos los que le dieron abrigo y educación.

También nos habló sobre su ingreso a la Farc a finales de 1989 como guerrillero raso y como fue escalando en la organización de la mano de “Isaías Trujillo”, hoy Comandante del Bloque “Efraín Guzmán”, sus heridas en la guerra y sus esperanzas para el futuro.

“Lo primero que quiero es encontrarme con mis familiares, llevo 28 años que no los veo, tengo mucha familia que no conozco y a quienes quiero decirles que aquí estoy y luego ver qué papel debo cumplir en el nuevo partido y por supuesto, cómo voy a reconstruir mi proyecto de vida, como persona, como colombiano”.

Para concluir, después de media hora de conversación, le preguntamos si tenía algún mensaje para el país y esto fue lo que expresó: “La guerra es inhumana y por eso tenemos que acabarla. Colombia necesita la unidad y necesitamos poder construir un país donde los niños puedan sonreír, así tengamos diferencias debemos buscar la reconciliación, para dejar de matarnos los unos a los otros porque los muertos que pone el conflicto son los más desprotegidos de este país. Tenemos que unirnos, tenemos que buscar cómo entre todos podemos construir la sociedad del futuro para las nuevas generaciones”.

Antes de salir del Campamento vimos como las imágenes que habíamos enviado a la Agencia AFP estaban siendo usadas por RCN para cuestionar la celebración que habían hecho los guerrilleros y el anuncio del Gobernador de Antioquia, Luis Pérez, de visitar algunos de los campamentos.

Frente a la noticia dada por RCN y el escándalo desatado, es necesario decir que el equipo periodístico de la Agencia AFP y Oriéntese Televisión que estuvimos en Vegaez, acompañando el último abrazo guerrillero de año nuevo, fuimos testigos que las armas estuvieron guardadas y custodiadas durante toda la celebración, que solo fueron devueltas el día 2 de enero y que los menores eran los hijos de los guerrilleros que llegaron al campamento para celebrar con ellos.

Valdría la pena preguntarle a RCN porque fue el único medio que busco cuestionar el festejo y que intereses tiene con una línea editorial incendiaria frente al proceso con las Farc?

Y me permito una sola reflexión: “¿No es eso lo que esperamos de la reincorporación a la vida civil de quienes hicieron la guerra, que vivan como todos los colombianos? Todos en este país celebramos en familia el año nuevo, los guerrilleros también tienen derecho a hacerlo”.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
739

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La Bella Y La Bestia y la censura homofóbica del siglo XXI

La Bella Y La Bestia y la censura homofóbica del siglo XXI

"La película, en realidad, a lo que obliga es a quitarse la lentes de cine homosexual porque este ya puede transitar lugares comunes e inhabitados"
Señor Alcalde, en Planadas: así no se juega a la democracia

Señor Alcalde, en Planadas: así no se juega a la democracia

"Necesitamos garantías en la participación y en el ejercicio pleno de nuestros derechos como ciudadanos"
Soy otra afectada por los fondos privados de pensión

Soy otra afectada por los fondos privados de pensión

"Me sentí muy conmovida al leer la columna La estafa de los fondos privados de pensión, publicada el 28 de febrero en el periódico El Espectador"
Carta abierta a Alejandro Gaviria, Ministro de Salud

Carta abierta a Alejandro Gaviria, Ministro de Salud

"Señor Ministro, la Situación de La Guajira es muy compleja, tiene usted un reto personal muy grande, pero cuenta con muchos guajiros fieles servidores"